La opinión de

El cine mudo y el ‘Cinetófono’ de Edison

“El ‘Cinetófono’ de Edison fue sencillamente un gramófono oculto detrás de la pantalla del cine y sincronizado con el proyector por medio de cuerdas y poleas. Cuando la cuerda patinaba, la película perdía la sincronización. Si la cuerda se rompía, cesaba del todo el sonido. Fue esto una adaptación de un anterior artificio de Edison, construido antes de 1900”, asevera el cinéfilo Jesús Basáñez Arrese en su libro Rodolfo Valentino. En el 25º aniversario de su muerte, Bilbao agosto de 1951.

La ‘Guía’ de Compostela, 1932, de Xosé Filgueira Valverde

He aquí conmigo –iniciado ya el ‘Año Santo 2021’– una de las obras fundamentales de Galicia: Santiago de Compostela. Guía de sus monumentos e itinerarios, cuyo imborrable autor es el insigne catedrático de Literatura y director del Museo de Pontevedra Don Xosé Fernando Filgueira Valverde. La primera edición tuvo lugar en 1932. Ésta que tengo ante mis ojos corresponde a la Imprenta-Editorial ‘Moret’, calle Galera, 48, A Coruña, 1950. El libro, de pequeño formato –al final, acompañado de un plano de época de Compostela–, nos obsequia con hermosas ilustraciones. “Entre las fotografías que ilustran esta ‘Guía’ –leemos en la página postrera del texto– figuran muchas debidas a J. Limia, quien, por primera vez, realizó y coleccionó con criterio artístico visiones fotográficas de Compostela. Porto y Cía., Editores S. L. ha querido recogerlas tanto por su valor documental como por rendir homenaje al nombre, demasiado olvidado, de su Autor”.

Técnicas de rodaje y decorados en los inicios del “cinema”

“Uno de los más notables inventos realizados también en aquel entonces fue un mejoramiento escenográfico que ahorra caucho, combustible, automóviles, películas, trabajo y tiempo. Este dispositivo, que ganó el premio académico de la Industria Cinematográfica, era la ilusión del mar, del cielo y de las nubes en un estudio, haciendo innecesario que la Compañía se traslade de lugar en busca de escenarios propios y reales”, nos hace recordar el cinéfilo Jesús Basañez Arrese en su libro Rodolfo Valentino. En el 25º Aniversario de su muerte, Bilbao, agosto de 1951.

‘A Virxe da Rocha’ de Baiona: las publicaciones de la época

‘A Virxe de Baiona’, cuya autoría se debe al impar arquitecto porriñés Antonio Palacios Ramilo, no fue inaugurada hasta septiembre de 1930, unos meses después de haber fallecido Don Laureano Salgado. Resonó allí la ‘Marcha de Infantes’, según las crónicas de la época, “con gran entusiasmo y vivas”. A lo largo de las alcaldías de Aurelio Rey Alar –desde 1949 hasta 1951– y de José Pereira Troncoso –de 1951 a 1965– la comarca logró el máximo protagonismo merced a la creación de novísimos espacios.

Los ‘trucos’ cinematográficos y la estela de los hermanos Lumière

“Se aplican también con éxito los trucos que ofrece la cámara oscura. La colocación de la máquina puede proporcionar uno muy ingenioso; dispuesto el operador en el techo y pintado en el suelo el decorado de una fachada, por ejemplo, podrá impresionarse el escalo de esta última sin que para el actor represente más esfuerzo que el de gatear por el pavimento en lugar de encaramarse verticalmente, que es la impresión que da al proyectar la cinta”, comenta el cinéfilo Jesús Basañez Arrese en su libro Rodolfo Valentino. En el 25º aniversario de su muerte, Bilbao, agosto de 1951.

‘A Virxe da Rocha’: Antonio Palacios y memoria fotográfica

‘A Virxe da Rocha’ fue, a no dudar, una obra con “marca personal” del inolvidable arquitecto porriñés Antonio Palacios. Revisor de las obras en 1911 –o en 1925, entre otras inspecciones–, el célebre arquitecto Palacios Ramilo –nacido en 1874 y fallecido en 1945– albergaba la esperanza de que su monumento se convirtiese en “uno de los mayores atractivos para el turismo y nuevo elemento de belleza a la risueña villa”.

‘A Virxe da Rocha’, un símbolo de la Real Villa de Baiona

Estamos delante de ‘A Virxe da Rocha’ que, según define el historiador Anxo Rodríguez Lemos, no representa sino la “Estatua da Liberdade” gallega. Diseñada por un empresario nacido en Caldas de Reis y alzada en el monte de San Roque por el célebre arquitecto de la villa de O Porriño Don Antonio Palacios, “A Virxe da Rocha” de Baiona fue un monumento en construcción a lo largo de veinte años.

‘Rodolfo Valentino’, obra de 1951, de Jesús Basañez Arrese

“Nuestra labor es mucho más modesta: se trata, sencillamente, de recoger en un volumen un puñado de fotografías y, junto con algunos datos de sabor anecdótico y vario, exponer algunas consideraciones personales que nos ha sugerido su memoria. Todo ello con motivo de cumplirse ahora el veinticinco aniversario de su fallecimiento, acaecido, como se sabe, en Nueva York el 23 de agosto de 1926”, escribe en su ‘Prefacio’ Jesús Basañez Arrese en su libro Rodolfo Valentino, Bilbao, agosto, 1951.

‘El Camino de Santiago’, obra de 1954, de Luis Barreiro

“Inmensos fueron los bienes tanto de orden espiritual como temporal que la peregrinación a Santiago produjo a lo largo de la Edad Media. Los compendia de magnífica manera el Papa, felizmente reinante, cuando dice que ‘la peregrinación aceleró y profundizó el ritmo de la historia, sirvió de crisol a la elaboración de las ciencias y de las artes, desparramó por el mundo un anhelo de purificación y esparció por todas partes aquellas ansias de pacificación y de fraternal unión de los espíritus que han sido y seguirán siendo siempre la única y segura base de la paz’.

La ‘Revista Policial del Perú’: Centenario del General San Martín

“Año del Libertador General San Martín. El General don José de San Martín, Libertador del Perú, murió el 17 de agosto de 1850 en Boulogne-sur-Mer, Francia. Sus restos fueron repatriados a Argentina, en 1880, descansando desde entonces en un mausoleo, en el interior de la Catedral de Buenos Aires”, estoy leyendo en la Revista Policial del Perú, julio-agosto de 1950. Año XIX, nº 206. Año del Libertador General San Martín. Ministerio de Gobierno y Policía. Servicio de Prensa y Publicaciones Técnicas de la Policía.

El Castillo de Soutomaior, entre la historia y la leyenda

Henos ante el Castillo de Soutomaior. Este conjunto arquitectónico –mitad fortaleza medieval, mitad palacio neogótico del siglo XIX– está constituido por dos torres unidas por un edificio habitable y un patio de armas, abrazados por una doble muralla. ¿Cuál es su génesis? Su origen se halla vinculado con la señera figura de Paio Méndez Sorrede, quien vivió en el siglo XII durante el reinado de Alfonso VII. Una vez concebida como edificación fortificada de índole militar y defensiva, hasta el siglo XV va evolucionando de modo coherente de torre de defensa hacia una fortaleza con doble recinto amurallado.

La casa de Caracas y el ambiente familiar de los Bolívar

“La familia era, pues, típica del criollo rico que describe, por ejemplo, Humboldt; apta a sacarle provecho a la economía del país y también a figurar en público bien de decorada con uniformes, títulos y veneras”, señala el brillante historiador español Salvador de Madariaga Rojo en su singular obra Bolívar, editorial España-Calpe, Madrid, 1951, y Madrid, 1975, segunda edición. Es preciso recordar que el padre de Don Juan Vicente, Don Juan de Bolívar Villegas –Teniente General de los ejércitos españoles– había depositado en el Monasterio de Montserrat veintidós mil ducados para comprar uno de los dos títulos de Castilla otorgados a los monjes por el rey “para que pudiese atender y subvenir a los gastos de los reparos y reedificación”.

Islas Cíes: flora y fauna terrestre

Nos hallamos en las Islas Cíes, hermosas guardianas de la espaciosa y esplendente Ría de Vigo. Otoñalmente nos saludan las tres ballenas varadas: isla de Monteagudo, isla de Faro, isla de San Martín. Tres seductoras sirenas del océano Atlántico. La presente cobertura, desde la perspectiva vegetal, de las Islas Cíes pone de relieve un progresivo estado de alteración, a causa de la actividad humana acá mismo desarrollada a lo largo del tiempo. Indudablemente, el “medio forestal” es el que exhibe el mayor grado de “transformación”. La superficie arbórea autóctona –constituida por el “cerquiño”, esto es, el “Quercus Pyrenaica”– queda reducida a muy pocos y pequeños núcleos aislados, en tanto que especies exóticas –como el pino o el eucalipto– ocupan casi la cuarta parte de la superficie del Parque Natural.

Historia y riqueza submarina de las Islas Cíes

Estamos en las islas Cíes, en plena Ría de Vigo, expectantes ante el anhelado título de “Patrimonio de la Humanidad” que otorga la UNESCO, árbitro de la Cultura europea. Si ahora deseamos continuar con el sabor de su Historia, habrá que evocar cómo durante la primera mitad del siglo XIX llega a ser pacífica la situación, tras las pertinaces incursiones de corsarios y piratas en las viejas “Illas Siccas”, esto es, “Islas Secas”, de abolengo latino. La sombra de Francis Drake –el pirata inglés– era ya un pretérito de saqueo y devastación en las aguas atlánticas.

El hogar familiar de los Bolívar en Venezuela

“Tanto la estirpe paterna como la materna, los Bolívares como los Palacios, aportaban a la familia del Libertador tradiciones de riqueza, de bienestar y de poder social. Ni un solo momento desde que llega a Venezuela Simón de Bolívar en 1587 se eclipsan los antepasados del Libertador de los círculos dirigentes del país; y casi siempre había por lo menos uno en el Cabildo. El 17 de septiembre de 1593 se concede a Simón II, hijo de Simón I, la encomienda de los indios de Quiriquire en el valle de San Mateo, hacienda que será residencia favorita de los Bolívar hasta los días del Libertador”, escribe el insigne historiador y reconocido escritor, tanto en poesía como en prosa, Salvador de Madariaga Rojo en su insoslayable obra Bolívar, Editorial España-Calpe, S.A., Madrid, 1951; 2ª edición, Madrid, 1975.

Islas Cíes: geología e historia

Las Cíes albergan su génesis –entre otros procesos– en movimientos tectónicos –elevaciones y hundimientos de bloques– asociados al origen de las Rías Gallegas, acontecidos desde mediados del terciario o cuaternario, esto es, hace millones de años. El sustrato geológico está constituido, casi en su totalidad, por el granito de dos micas. Si consideramos el relieve de las islas, éstas nos ofrecen dos vertientes cuyas características morfológicas son diferentes. La vertiente occidental conforma la costa abrupta de las islas, donde la acción erosiva del mar da lugar a altos acantilados y cuevas, en lengua gallega denominadas “furnas”.