SE INTEGRARÁ EN LA OFICINA DE ACCIÓN HUMANITARIA DE LA AGENCIA DE EXTERIORES

La Federación de Sociedades Españolas despidió a Ricardo Santos

| 30 Julio 2012 - 12:42 h.
Directivos de la Federación entregan un presente a Santos y a su esposa, en la cena de despedida.
Directivos de la Federación entregan un presente a Santos y a su esposa, en la cena de despedida.

Medio centenar de directivos y amigos se reunieron en el restaurante ‘El Reno’ para agasajar y despedir al cónsul adjunto Ricardo Santos, quien, tras cumplir un período de tres años en el Consulado General de Buenos Aires y 9 años en el exterior, regresará en los próximos días a Madrid. En España, Santos se integrará en la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia de Exteriores como jefe de la Unidad de Evaluación y Prevención, para cumplir en la Península una estancia mínima de 2 años y máxima de 8 años.

Durante el encuentro, que organizó la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, su presidente, Pedro Bello, y el secretario general, Daniel Vigo, destacaron su “gran capacidad de trabajo y profundo conocimiento”, así como su “buena predisposición” para escuchar e intentar resolver las situaciones que se fueron presentando. Coincidiendo con esta valoración, el cónsul general, Pablo Barrios, y la presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Buenos Aires, María Teresa Michelón, destacaron que a lo largo de su estancia en el país encontraron en él no sólo a un “profesional capaz y comprometido con su trabajo”, sino a una persona que sabía “escuchar” y que siempre estuvo “bien predispuesta” a la hora de resolver los problemas que se iban presentando.
Por su parte, Santos señaló que los últimos tres años en Buenos Aires, “han sido una experiencia magnífica”. Tras recordar que se trata de la demarcación consular con el mayor número de españoles residentes en el exterior, con más de 300.000 españoles inscriptos en el registro consular, dijo que atravesaron momentos delicados con la entrada en vigor de la disposición adicional séptima de la Ley de Memoria Histórica; normativa por la cual unos 80.000 nietos de españoles pudieron recuperar la nacionalidad.
“Si bien es verdad que hay muchos expedientes pendientes de resolución y mucha documentación por presentar por parte de los interesados, creo que ha sido una oportunidad fantástica para que muchos de los descendientes de quienes emigraron durante o después de la guerra civil española pudieran reivindicar ese derecho que consideraban suyo: poder hacerse españoles”.
Otro reto, apuntó, fue la modificación del voto en el exterior, que, entre otras cosas, introdujo el voto rogado. “Algo –planteó– no fue muy aceptado por la colectividad española”. El diplomático apuntó, en este sentido, que desde los consulados se hizo el mejor esfuerzo para que saliera todo bien, aunque reconoció que, lamentablemente, el porcentaje de voto del exterior disminuyó radicalmente desde un 40% tradicional de participación, a un 5%.
Por otra parte, añadió que la supresión del voto municipal “fue otro de los temas delicados en estos últimos años”. Por último, desde un punto de vista personal, valoró su paso por Argentina como “una experiencia fantástica” que le ha permitido, dijo, “aprender muchísimo”. “Estar en contacto con la colectividad española más numerosa en el exterior es algo por lo que un diplomático español tiene que pasar”, concluyó Santos.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca