EL DIRECTOR GENERAL DE MIGRACIONES, EL EMBAJADOR Y SANTIAGO CAMBA ELOGIARON A LA INSTITUCIÓN EN SU 95º ANIVERSARIO

Miras entrega la Medalla de Oro de la Emigración a Casa de Galicia de Uruguay

| 18 Octubre 2012 - 18:39 h.

Casa de Galicia festejó sus 95 años en una celebración que contó con la presencia del director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal; el secretario xeral de Emigración de la Xunta de Galicia, Santiago Camba; el embajador de España, Roberto Varela; el cónsul, Eduardo de Quesada; el consejero laboral, Andrés González Murga, autoridades uruguayas, directivos de las instituciones de la colectividad, trabajadores de la mutualista y allegados a la misma.

Noventa y cinco años no se cumplen todos los días. A la alegría de los festejos hay que agregarle que se cumplen cargados de novedades y distinciones que fortalecen aún más a la institución.

Al  dirigirse a los presentes, Miras Portugal señaló que “esta Casa de Galicia es un ejemplo para la España de hoy en día”, en alusión a cómo ha podido resurgir en momentos tan difíciles como los que atravesó, para luego informar que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, había concedido la Medalla de Oro de la Emigración a Casa de Galicia, afirmando que “la tiene bien merecida; a seguir trabajando”.

El secretario xeral de Emigración, Santiago Camba, resaltó el pundonor y la fuerza que pusieron una serie de personas para que Casa de Galicia resurgiera, agradeciendo a José Arijón y a Manuel Ramos, presidentes que sacaron a flote a la institución en momentos de crisis, junto “al equipo directivo y profesionales estupendos para que hoy Casa de Galicia siga siendo un orgullo para todos los gallegos”, dijo.

El encargado de dar la medalla a un muy emocionado Manuel Ramos fue el embajador de España, Roberto Varela, quien, a su vez, resaltó el compromiso que había asumido Casa de Galicia con el Hogar Español. Al recibir la medalla, Manuel Ramos señaló que “recibo la medalla con honor, con orgullo, en nombre de toda la gente de Casa de Galicia, de todos los gallegos y de todos los centros gallegos en Uruguay”.

Casa de Galicia fundada en 1917 ha transcurrido sus años de vida con buenos y malos momentos que ha sabido sobrellevar, como la crisis del año 2002 que la afectó tan seriamente que muchos ponían en duda su continuidad como institución. Los presididos por Manuel Ramos supieron llevar el barco a buen puerto con la colaboración de los empleados, acreedores, autoridades españolas y nacionales.

El gerente de la institución, José Mouriño, reseñó las obras y cambio de tecnología que viene llevando adelante Casa de Galicia, renovando el servicio de diálisis con nuevos aparatos, cambiando el tomógrafo y el angiógrafo y realizando obras en el sanatorio para remodelar algunos servicios y mejorando las policlínicas zonales.

 

Hogar Español firmó convenio con Casa de Galicia y la Asociación Española

 La celebración no quedaría ahí. La guinda la puso el convenio que firmaron Benito Grande, presidente del Hogar Español; Manuel Ramos y José María García, presidentes de Casa de Galicia y la Asociación Española; por el que el Hogar ofrece el uso de salas de sus instalaciones para ser usadas en un número de 20 por la Asociación Española y 10 por Casa de Galicia, pudiendo incrementarse el número en caso de ser necesario. Esto dará otro empuje a los directivos del Hogar, que, de esta manera, verán reducido el déficit de la institución.

Para el presidente, Benito Grande, la firma de este convenio “es un hecho que sobresale en la historia del Hogar. El Hogar Español necesita ingresos para poder sobrellevar los gastos de 170 residentes que probablemente lleguen a 200 a fin de año y que hoy tienen un costo muy elevado”.

Miras Portugal, presente en la firma del convenio, informó de que se había girado una partida de dinero, dando instrucciones a la Consejería Laboral para que fuera volcada en el Hogar Español y los más necesitados. En otro orden, señaló que por actitudes como la firma del convenio entre estas instituciones se ha iniciado un proceso para conceder una medalla de oro de la emigración a la Asociación Española, resaltando que “son muy pocas las que hay, son muy pocas las que se dan, pero no todo los sitios se llaman Uruguay, se llaman la Española o Casa de Galicia”, indicó, bajo el aplauso de los presentes en la firma.

Finalmente, el presidente de la Asociación Española, José María García, expresó su deseo de que este convenio sirva a las tres instituciones y “que sea la primera semilla en la unión de la colectividad”. Así se espera que suceda y que dé el respiro necesario en las economías del buque insignia de la colectividad, como lo es el Hogar Español.

Por todo lo expuesto fue una celebración que tuvo todos los condimentos para ser recordada no sólo por los integrantes de Casa de Galicia sino de toda la colectividad.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca