EL CÓNSUL GENERAL ASEGURA QUE SE VA CON “TRISTEZA” Y QUE LE GUSTARÍA “SEGUIR VINCULADO” AL PAÍS

Jiménez Abascal dice que el Consulado en Venezuela es “sumamente eficiente”

| 04 Agosto 2012 - 13:36 h.
Aníbal Julio Jiménez Abascal vivió y trabajó durante los últimos cuatro años en Venezuela.
Aníbal Julio Jiménez Abascal vivió y trabajó durante los últimos cuatro años en Venezuela.

Aníbal Julio Jiménez Abascal, cónsul general de España en Caracas, dejó el país el pasado domingo 29 de julio, en donde vivió y trabajó los últimos cuatro años. Antes de su partida, el funcionario conversó con ‘Magazine Español’ e hizo un resumen de su trabajo y estancia en Venezuela.
La opinión general del diplomático es que “Venezuela es un país interesante y una nación muy importante para España”. Dentro de las dinámicas relaciones entre ambos países, el cónsul general destacó “la parte consular”, porque hay una presencia española enorme en todos los ámbitos, político, social, cultural, económico, hay españoles por todas las regiones del país, a eso se añade que en los últimos años mucha gente de Venezuela se ha ido a España y se ha hecho una comunidad hispano-venezolana en España y por tanto eso ha incidido en contactos, viajes e intereses comunes, es un país sumamente vivo en el tema consular”.
A pesar de la gran cantidad de ciudadanos españoles residenciados en Venezuela solo existe una Oficina Consular de Carrera en Caracas. “La comunidad está muy concentrada en la región centro-norte del país. Son unos 150.000 ó 160.000 entre la Gran Caracas, los estados Vargas, Carabobo y Aragua”.
El cónsul general saliente explica que trabajar con una única Oficina en un país tan grande y con gran volumen de trabajo “es posible gracias a las oficinas consulares honorarias, hay 16 oficinas en total y 14 operativas, eso permite que se atienda a la gente muy bien y se mantenga una calidad en el servicio”, aseguró.
En algunos índices el Consulado General de España en Caracas es el más grande del mundo, junto con Buenos Aires (Argentina). “Yo diría que el servicio consular nuestro se caracteriza por dos cosas, porque es completamente limpio, no hemos tenido ninguna irregularidad en los 4 años que yo he estado, y porque es sumamente eficiente; en algunos países los plazos de inscripción por nacimiento son superiores a un año, aquí en el Consulado General en Caracas los plazos son mínimos, por ejemplo, la inscripción de nacimiento es inferior a dos meses. Para mí es de los consulados más eficientes del mundo, eso se ha logrado porque hay una estructura sólida, un personal muy bueno, bien organizados, por tanto funciona muy bien”, reiteró.
Durante los últimos cuatro años Jiménez Abascal siguió de cerca el proceso de aplicación de la Ley de Memoria Histórica en el país. “Hemos tenido la Ley de Memoria Histórica, hemos hecho 16.000 nuevos españoles y con eso terminamos un ciclo en España de ampliación de la nacionalidad y quedan aún unos mil expedientes pendientes que no sabemos si procederán todos”, la aplicación de esta ley fue uno de los temas más importantes durante la gestión del saliente cónsul general.
En el caso de la asistencia, tema que comparte con la Consejería de Empleo y Seguridad Social, el Consulado General ha mantenido las ayudas “razonablemente bien, seguimos manteniendo los programas de ayudas asistenciales a los detenidos con un pequeño recorte, pero todavía hemos mantenido bastante bien el servicio, me temo que ese rubro va a tener algunos recortes en el futuro”. El programa de misiones al interior del país para la elaboración de pasaportes es otro programa que ha conseguido mantener en el Consulado General. “Ha sido a mi parecer el programa más popular que ha hecho el Consulado en las últimas décadas, de 32.000 pasaportes que vamos a dar, cerca de 7.000 se entregarán en las oficinas honorarias con las misiones ‘in situ’”, enumeró.
Durante la gestión de Jiménez Abascal se actualizó la red de consulados honorarios. “En Barinas hemos cambiado el titular, hemos abierto la nueva Oficina en Valencia (Carabobo) y cambiado a su titular, tenemos nuevo cónsul y nueva oficina en Puerto La Cruz (Anzoátegui), hemos nombrado cónsul en Barquisimeto (Lara); vicecónsul en San Juan de los Morros (Guárico), y estamos en fase de cambio en Mérida”, dijo, y destacó que estas modificaciones han ayudado a mantener el trabajo en el interior del país.
Fueron tres Consejos de Residentes Españoles (CRE) los que conoció el cónsul saliente. “En la primera elección en 2009 votaron cerca de 6.000 personas, y ya en 2011 un poco más de la mitad. El CRE en Venezuela tiene una especificidad única en el mundo, diría yo, y es que es un CRE de partidos políticos, y a pesar de estar dividido en partidos es un CRE muy cohesionado, solidario y con gente muy buena, afortunadamente están allí y espero que sigan colaborando”, auguró.
Recordó también que la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) ha cambiado la participación de las personas. “Los procesos electorales son claves, porque si la emigración no vota pierde su posibilidad de influir. En el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) tenemos casi 160.000 inscritos, y con el nuevo sistema de la LOREG hemos tenido las elecciones con voto rogado a las legislativas donde votaron 280 personas, y luego las asturianas y andaluzas en donde han votado una decena de personas. Quiere decir que con el procedimiento actual de la LOREG no se puede votar, porque el sistema de correo no funciona correctamente, entre otras cosas. Debe cambiarse el sistema o no habrá votos”, dijo.
La protección de los españoles y sus intereses es un tema que también lleva el Consulado General. “En Venezuela hay muchos españoles con intereses económicos y propiedades afectadas, hemos tenido dos años y medio en la época del ministro Miguel Ángel Moratinos en donde se ha podido avanzar algo en estos casos, se han indemnizado 20 fincas y algunas empresas, se han desocupado otras 10 ó 15 fincas y todo con gestiones de buena voluntad”, reveló.
Pero aún existen casos sin resolver, “tenemos dos grandes empresas que son Friosa y Agroisleña que están en un procedimiento complicado intentando conseguir una indemnización. Durante un tiempo hemos hecho un trabajo muy limitado de protección y hemos conseguido algunas cosas, durante el último año las cosas han estado paradas y tenemos dificultades de interlocución con las autoridades venezolanas”, puntualizó.
Jiménez Abascal quiso dejar en claro que “no ha habido un solo español que haya venido al Consulado a pedir ayuda por un asunto de su interés que no se le haya atendido, escuchado y se haya hecho todo lo posible por resolver su asunto”, aclaró.
Sobre Venezuela opinó que, “es un país maravilloso, con un clima y una naturaleza espectacular y la gente es buena, simpática y cariñosa, un elemento humano estupendo. A nosotros nos han recibido estupendamente bien, yo me lo he pasado estupendamente”, dijo.
Acerca del centenar de centros y asociaciones españolas en Venezuela, aseguró que “realizan un trabajo estupendo pero, al igual que las personas que emigraron durante la Guerra Civil española, se van envejeciendo, tienen un momento de inicio, expansión y luego se inicia el declive y las instituciones se hacen viejas. Debo decir que hay un relevo con hijos y nietos de españoles y creo que así se van a mantener bien, los centros nos ayudan muchísimo”, reconoció, al tiempo que pronosticó lo que podría ser el futuro de los centros. “Con el paso del tiempo los centros van a aglutinar a la representación del Estado y las comunidades autónomas en el interior de Venezuela, como el caso de los Consulados en Puerto La Cruz y Valencia, que ya están dentro de centros españoles”.
Como mensaje a sus coterráneos residentes en Venezuela dijo: “Me voy con una imagen muy positiva, Venezuela es un país encantador, en todas partes hay problemas, también los hay en España, es un país joven, disfruten de el todo lo que puedan y deseo que la situación se mejore y que puedan seguir contribuyendo y trabajando lo mejor posible”.
El hasta ahora jefe de la Oficina Consular de Carrera en Caracas asegura que volvería a Venezuela. “Yo me voy con una enorme pena, me voy porque me echan, cumplo mi período mínimo legal, me voy con mucha pena y me gustaría seguir vinculado a este gran país”, concluyó, a la vez que agradeció la labor informativa de ‘Magazine Español’ y del programa radial ‘Españoles en el Mundo’.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca