INVITA A PARTICIPAR EN ‘INTER-CRES’ UN FORO “INFORMAL” Y “COMPLEMENTARIO”

David Casarejos: “El Consejo General necesita bastante cambio para agilizar el nivel de trabajo”

| 05 Julio 2017 - 14:31 h.
David Casarejos.
David Casarejos.

El inicio del VII Mandato del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) contó con muchas caras nuevas y con nuevas colectividades de españoles representadas. Una de esas colectividades es la que corresponde a la demarcación consular de Edimburgo que por primera vez formó un Consejo de Residentes en el Exterior (CRE) y cuyo representante en el Pleno fue David Casarejos.

Pregunta. Una vez acabado el Consejo, ¿qué valoración puede hacer del mismo?

Respuesta. No tenía ni idea cómo funcionaban los Consejos Generales porque nunca antes habíamos tenido un CRE en el norte de Reino Unido y este Pleno ha tenido mucha más actividad de lo que yo pensaba en principio.

Ciertamente, todos se han congratulado del número de gente joven y gente nueva que se ha incorporado y yo aún así creo que he visto que hay ciertas maneras y ciertas formas de trabajar que pueden ser mejoradas. Creo que en los próximos cuatro años podemos trabajar en ciertas dinámicas mejores de trabajo. Desde la Comisión ya hemos estado viendo como tratar de trabajar desde diferentes ángulos.

El Consejo General es un organismo que ha funcionado durante muchos años de una manera muy establecida y con poco cambio y que necesita bastante cambio para agilizar el nivel de trabajo.

P. ¿Por qué se constituye el CRE de la demarcación de Edimburgo?

R. Este CRE nace de la voluntad de un montón de gente de un número bastante grande de organizaciones diferentes que ya existían. La prehistoria de este CRE viene desde hace cinco años cuando a mí me proponen la posibilidad de formar un CRE. Esta aventura duró semanas, hasta que vimos todo el tema burocrático y cómo se tenía que constituir legalmente un CRE y vimos la imposibilidad de llegar a tener todos los apoyos que se necesitan para montarlo.

Hay que decir que cinco años atrás las redes sociales no eran lo que son ahora mismo, ahora están mucho más activas, hay muchos más grupos de españoles en multitud de ciudades de Reino Unido y esto nos ha ayudado a sacar esta propuesta adelante.

El tema del Brexit ha sido una casualidad inmensa por dos razones. La primera es que cuando empezamos a trabajar en este proyecto en abril/marzo del año anterior no contemplábamos mucho el tema del Brexit porque era algo que no urgía, no estábamos en la posición que estamos ahora mismo. Y luego, una vez que sale el Brexit da mucho más enfoque a cómo vamos a trabajar.

El primer programa era muy abstracto y probablemente con un 90% de lo que tienen otros CRE del mundo: sanidad y educación –centrados en las aulas ALCE tratando de copiar el modelo de nuestras compañeras en Dublín– y cuando sale el Brexit adelante, ante el asombro y la indignación de la comunidad española, da una forma brutal a la campaña y al programa. El Brexit escala posiciones y pasa de ser el número cinco del programa a ser el número uno.

El Brexit ha tenido una influencia masiva. Hay eventos que, en vez de llamarles reunión sobre el CRE les llamamos ‘Reunión sobre el Brexit: CRE como herramienta de defensa’ y entonces empezamos a ver más atención por parte de la población española, empiezan a venir a reuniones y empezamos a conseguir avales.

P. ¿El tema del Brexit llevó a un incremento en la participación de las elecciones al CRE?

R. Hay una participación muy baja a pesar de todo. No se incrementa la participación respecto a otros sitios. Es bastante penoso ver que se consiguen más avales que votos. Una vez que se consiguen los avales para dos listas y ven que el tema legal lo has superado y va a haber un CRE formado, hay una relajación, que se suma a una gran dificultad por el sistema de voto. No todo el mundo puede desplazarse hasta Edimburgo y no todo el mundo va a rogar el voto.

Esto se extiende a consejeros propios de las listas que se les olvida votar. Yo creo que es complicado conseguir un mayor número de votos pero si hubiera la posibilidad de voto electrónico este se agilizaría. Si a alguien le interesa y leyera un artículo en facebook y pudiera mandar el voto desde el sillón de su casa se multiplicaría por 10 el número de gente que accedería a apoyarnos. Lo vemos en que ya hemos superado los 500 seguidores en facebook y tenemos videos compartidos con participaciones nuestras con más de 8.000 visionados en Youtube. Esto quiere decir que a la gente le interesa en realidad. Otra cosa es que los que dan a ‘like’ en facebook luego se comprometan más y den el paso hacia delante.

El CRE es un movimiento apartidista que tiene gente de partidos nacionalistas, no nacionalistas y partidos mayoritarios y no mayoritarios. Nosotros estamos tratando de darle un impulso para intentar implicar a más gente. Un CRE, con el nivel de trabajo que nosotros queremos crear, no puede funcionar con 15 personas. Un CRE de la magnitud de trabajo que nosotros queremos tener en Reino Unido tiene que alcanzar las 60 personas. Nosotros somos un CRE que nos reunimos todas las semanas a través de sky, somos un CRE muy fuerte en reuniones telemáticas usando diferentes tecnologías como el Telegram para organizar reuniones y ha sido parte de la manera que estamos llegando también al exterior, fuera de nuestro CRE porque una de nuestras propuestas que ha llegado fuera es el proyecto de los ‘Inter-CREs’.

P. ¿Qué tipo de emigración hay actualmente en Reino Unido?

R. En principio, la emigración en Reino Unido fue en los años 60, sobre todo centrada en zonas portuarias, y todavía hay ciertas comunidades españolas allí. No son tan grandes en tamaño como en Suiza o Alemania, porque mucha gente se volvió para casa.

La nueva emigración yo la divido en dos partes: Una parte es emigración económica pura y dura o con ánimos de aprender inglés y van con una fecha de caducidad y pensando en dos o tres años máximo. Y luego hay una gran parte de la población que son profesionales cualificados que ya van buscando asentar su carrera. Han tenido o no cierto éxito profesional en España pero quieren llegar a un sitio en el que se les tenga en cuenta y que tengan posibilidades reales de asentarse con sus familias. Esto se ve en sectores como veterinarios, farmacéuticos, doctores y se extiende a todos los lados como arquitectos y economistas.

En nuestro CRE, de los primeros diez candidatos ninguno estamos por encima de los 50 y, probablemente ocho, están por debajo de los 40.

Es un CRE más o menos joven y eso marca la manera en que hemos trabajado para tratar de conseguir avales. Somos diferentes a como funcionaban las olas de emigración anteriores que contaban con centros. La juventud que emigra ahora no crea este tipo de instituciones como tal. Sí que van a sus clubes donde ponen música latina pero no hay locales que aúnen a toda la población.

Nosotros hemos atraído a través de los medios sociales actuales, y probablemente el 90% de la gente que nos ha apoyado sea este tipo de público.

P. ¿Cómo nace el proyecto de ‘Inter-CREs’?

R. Este proyecto nace porque cuando empezamos a hablar del Consejo General nadie tiene experiencia, nadie tiene amigos que hayan estado en un Consejo General y no tenemos nada de información. Empezamos a hablar con otros grupos que nos contactan a través de facebook y empezamos a proponer una posible reunión para aprender más sobre este Consejo General.

La primera reunión la organizamos mi compañero Manuel Cerezo, de Manchester, y yo y tras mirar mucha información en internet nos damos cuenta de que hay bastante información generada por Ángel Capellán, un señor en Nueva York que ha venido muchos años aquí. Nosotros no le conocemos pero contactamos con él para pedirle una reunión en la que explique a nuestro CRE el funcionamiento y las ventajas del Consejo.

Cuando organizamos esta reunión interna para nosotros, invitamos a tres o cuatro CRE que conocíamos y estaban interesados en sumarse. Dos semanas después este grupo había subido a ocho o nueve CRE. Más CRE de fuera que se van enterando por el boca a boca se interesan y tenemos una sesión larga con Ángel Capellán porque tiene mucha información. Al final, le preguntamos si él cree que este tipo de foros agilizarían el trabajo del Consejo General y nos invita y empuja a tratar de contactar a más CRE.

A partir de ese momento mandamos correos electrónicos a muchos más CRE, incluso que no conocíamos, hay un proceso de boca a boca, y ahora mismo creo que estamos todos los CRE de Europa, así como el de Australia y los de Estados Unidos, y los compañeros de países latinoamericanos están preguntando acerca de esto.

Ha habido una confusión con la creación de este foro. Esto nace de nuestro grupo, que somos apartidistas, y ciertamente a veces hay desconfianza de gente que desconoce la propuesta y puede buscar asociaciones indebidas.

Yo, en mi primera intervención en el Consejo, invite a todo el mundo a que entre. Nosotros no preguntamos el color político, preguntamos que estén interesados en formar parte activa de un foro informal, absolutamente informal, y que puede ser complementario con las líneas de trabajo que vamos a hacer aquí [CGCEE].

Puede ser complementario que no sustitutivo. No va a cambiar las líneas de acción ni queremos cambiar el formato pero sí creemos que puede ayudar a agilizar de manera brutal el trabajo de día a día de ciertas comisiones para poder discutir antes de la reunión ciertos temas.

Es un canal de comunicación que es muy interesante y que puede aportar mucho en los próximos cuatro años. Evidentemente es voluntario.

A mí me gustaría que antes de criticar sin haber venido, que la gente pida el acta, que es pública, y ahí pueden conocer lo que se discute en este foro y así ver si se les interesa intervenir o no.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca