ROMÁN RODRÍGUEZ SE REUNIÓ CON LOS TRES RECTORES PARA EXPONER EL ACUERDO DE ESTABILIDAD PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS

La Xunta y las tres universidades públicas consensúan su mayor Plan de financiación

| 22 de noviembre de 2021, 11:21
13.Cultura-Roman y tres rectores
Román Rodríguez –2º por la izda.–, junto a los rectores de las tres universidades públicas gallegas.

La Xunta y los rectores de las tres universidades públicas presentaron las principales líneas del Plan de Financiación Universitaria de Galicia 2022-2026, un documento consensuado entre las partes que movilizará más de 3.200 millones de euros en el próximo quinquenio. El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, junto con los rectores de la Universidad de Santiago, Antonio López; de Vigo, Manuel Reigosa, y de A Coruña, Julio Abalde, explicaron en la presentación que los fondos diseñados suponen un 31% más que los inicialmente previstos para el plan en el período 2016-2020 (2.447 millones de euros).

“Con esta nueva hoja de ruta –señaló Román Rodríguez– buscamos tomar toda esa experiencia acumulada para seguir reforzando los objetivos estratégicos del Sistema Universitario de Galicia”. “No en vano, este plan supone que las universidades gallegas recibirán el mayor apoyo de la historia por parte de la Xunta de Galicia”, destacó.

Asimismo, el representante del Gobierno gallego señaló que las cuantías ya comprometidas en los presupuestos de 2022 para el plan ascienden a más de 468 millones de euros, un incremento del 5,4% respecto del actual año actual. Serán un total de casi 24 millones más que en 2021, de los que aproximadamente el 40% se corresponden con la evolución de la masa salarial o el PIB, entre otros conceptos, y los más de 14 millones restantes constituyen el nuevo Fondo de Estabilidad Financiera, Eficiencia y Mejora Estratégica.

Esta nueva partida, de fomento de actuaciones de mejoras en aspectos específicos de la actividad universitaria, se repartirá a partes iguales entre las universidades en el año 2022. A partir de 2023, para acceder al reparto, cada una de ellas deberá acreditar el cumplimiento de una serie de objetivos establecidos, por ejemplo contar con una contabilidad analítica publicada o reformar las titulaciones duplicadas o con poca demanda, entre otros. A mayores de las cuantías del plan, se evalúa la creación de un programa de inversiones en materia de infraestructuras en edificios singulares de las universidades, que contaría ya en 2021 con un adelanto de 4,5 millones vinculado a mejoras de eficiencia energética, y que se comenzará a impulsar a inicios de 2022.

Román Rodríguez quiso agradecer a los rectores de las tres universidades del Sistema Universitario de Galicia (SUG) “su compromiso, su capacidad de diálogo y su generosidad a la hora de sacar adelante un acuerdo tan relevante como es este nuevo Plan de financiación universitaria 2022-2026”, así como a la Consellería de Facenda, “por su implicación en esta negociación compartida”. “Un instrumento fundamental a la hora de blindar las aportaciones de las universidades a medio plazo, ya que garantiza su proyección estratégica a cinco años en materias centrales como son la viabilidad financiera, la contratación del personal y su posicionamiento o su especialización”, destacó.

“Estamos delante de un acuerdo de una gran trascendencia para las universidades gallegas pero por supuesto, por extensión, para el conjunto de la sociedad –incidió el conselleiro– teniendo en cuenta el papel central que estas instituciones ocupan en nuestra sociedad. “Un verdadero acuerdo que permitirá consolidar el papel de nuestras universidades como referente dentro y fuera de España y que demuestra que la capacidad de diálogo, la coordinación y la cooperación entre las administraciones públicas son la clave para conseguir acuerdos de país que nos hacen avanzar como sociedad”, destacó.

 

Estructura en dos fondos

La nueva estructura del Plan de Financiación Universitaria consolida y mejora el modelo dinámico y flexible del anterior plan y avanza en el reparto de fondos basado 100% en criterios/indicadores conocidos, contrastables y homogéneos. De este modo, las universidades conocen de antemano las reglas de reparto y los criterios que se tienen en cuenta , lo que les permite planificar estrategias para mejorar su financiación.

En cualquier caso, se mantiene la estructura en dos fondos diferenciados: financiación no condicionada y financiación de la investigación. El primero de ellos incluye seis subfondos: coste estándar, gasto corriente y mantenimiento de infraestructuras, complementos retributivos y compensación por matrículas, costes asociados al funcionamiento del Sistema Universitario de Galicia (Consejos Sociales, etc.), el nuevo Fondo de Estabilidad Financiera, Eficiencia y Mejora Estratégica y el Panel de Indicadores vinculado al cumplimiento de resultados en más de 40 ítems por parte de cada universidad.

El segundo fondo, de financiación de la investigación, cubrirá todas las acciones relativas al fomento de la I+D+i, la transferencia de conocimiento y la captación de talento en base a convocatorias de concurrencia competitiva (camo las de ayudas pre y posdoctorales o de investigador distinguido) y convenios.

 

Ejes de actuación

El nuevo plan de financiación centra las actuaciones en seis ejes considerados fundamentales para la mejora de los resultados del Sistema Universitario de Galicia, y que sustentan tanto el Panel de Indicadores del Fondo no Condicionado como los principios para el seguimiento social de los resultados del Plan. El primero de ellos será la financiación, para lo cual se tendrá en cuenta la determinación de la financiación global de las universidades, contabilizando todos los fondos que reciban fuera del plan, públicos y privados. Otro de los principales ejes es la internacionalización, para lo cual se promoverá el posicionamiento de las universidades gallegas en niveles competitivos a nivel global en los diferentes rankings. Al tiempo, en el marco del tercer eje, se impulsarán las relaciones universidad-empresa.

Entre los objetivos primordiales también figura la docencia innovadora, por lo que se promoverán nuevas metodologías docentes o el desarrollo de las competencias específicas para cada título. Todo acompañado de un desarrollo acelerado de las tecnologías facilitadoras del proceso formativo, una digitalización para el que este año la Xunta ya destinó 10 millones a las universidades. Otro de los ejes consiste en el impulso de la investigación avanzada, para lo cual se abordará un nuevo salto de calidad con un modelo propio de carrera investigadora, la consolidación de la red de los centros y el incremento de la captación de talento fuera de la universidad gallega.

Finalmente, se procurará una mayor sostenibilidad social y medioambiental de las universidades, generando continuo impacto positivo para conseguir una sociedad más justa y más proactiva con el cuidado del planeta y con la lucha contra el cambio climático.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca