LA CUANTÍA ANULADA EN AMBOS CASOS ASCIENDE A UN TOTAL DE 12.201 EUROS

El Tribunal Económico de Galicia anula las multas de Hacienda a dos retornados al no apreciar “ánimo de defraudar”

| 25 de marzo de 2021, 14:39

La batalla de los pensionistas retornados a los que Hacienda reclama multas por no haber incluido en la declaración de la renta el cobro de pensiones del extranjero comienza a ganarse también en los tribunales. Al menos así ha quedado demostrado en Galicia, donde el Tribunal Económico-Administrativo Regional de esta Comunidad (Tearg) dictó el pasado diciembre una sentencia en esa dirección anulando las sanciones impuestas a dos retornados, un hombre de Ourense y una mujer de Vigo, que recurrieron el pago de la multa que les fue impuesta por la Agencia Tributaria por eludir informar de las percepciones extranjeras.

El tribunal considera al respecto que la actuación de los afectados “nunca fue dolosa ni con ánimo de defraudar” y la atribuye más a “un error involuntario que a la negligencia o culpabilidad que le imputa la oficina” tributaria. Justifica la atribución a la conducta mostrada por los reclamantes desde que se les exigió el pago de las multas, que “aceptaron inmediatamente su error” y abonaron “las cantidades resultantes de la liquidación”.

El importe total anulado en estos dos casos asciende a 12.201 euros. 2.324 corresponden a la mujer, a la que se cobró dicha cantidad por no hacer constar la prestación del cobro de su pensión de Alemania en las declaraciones de 2014 y 2015. El ente dependiente del Ministerio de Hacienda considera en este caso que la Agencia Tributaria no acreditó “suficientemente la culpabilidad” de la presunta infractora. Los 9.877 euros restantes se los embolsa un vecino de Pereiro de Aguiar (Ourense), al que se le habían requerido por no declarar la pensión de invalidez abonada en Suiza entre 2010 y 2015. El tribunal reconoce que se trató de una incapacidad reconocida también en España por la Seguridad Social como permanente y absoluta, que queda exenta del IRPF.

 

Una batalla que comenzó en 2013

La Agencia Tributaria comenzó en mayo de 2013 a reclamar a retornados de toda España las cantidades adeudadas por eludir en la declaración de Hacienda el cobro de pensiones del extranjero, y con efecto retroactivo de cuatro años atrás. Ello suscitó protestas y reclamaciones por parte de los afectados, que obligaron al Gobierno a abrir un periodo de solicitud para que les fueran reintegradas las cantidades que les fueron requeridas en concepto de multas y que muchos de ellos ya habían abonado en respuesta a las reclamaciones de la Administración. Hacienda llegó a enviar 650.000 cartas de solicitudes de anulación de esas cantidades y, en 2015, se vio obligada a condonar a los afectados las sanciones, intereses y recargos que les había cobrado por no haber liquidado el impuesto en ejercicios anteriores.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca