LA ALCALDESA ENTREGÓ UNA PLACA PARA COLOCAR EN LA ENTRADA DE LA ENTIDAD

Mosenses de las dos orillas asistieron al banquete del centenario de la Asociación Residentes de Mos en Buenos Aires

| 01 Mayo 2018 - 18:14 h.
La alcaldesa y la presidenta de la entidad encabezaron la mesa cabecera del banquete.
La alcaldesa y la presidenta de la entidad encabezaron la mesa cabecera del banquete.

La Asociación Galega de Residentes de Mos en Buenos Aires nacía un sábado 23 de febrero de 1918 en una precaria habitación, cuando un grupo de mosenses se unieron en una gesta de solidaridad social, cultural y recreativa que con el correr de los años dejó con sus obra una huella que es orgullo de los mosenses de los dos lados del atlántico.

Un siglo después, el sábado 29 de abril, la asociación celebró su primer centenario con un banquete que volvió a reunir a los mosenses de los dos lados del mar, ahora hijos, nietos y biznietos de aquello fundadores.

La celebración en la que participaron los mosenses de Buenos Aires y casi un centenar de mosenses de Galicia estuvo llena de gestos, de afectos compartidos, de viejos recuerdos y de nuevas amistades, de lazos indestructibles de familia, de proyectos de futuro.

Es que en esta fiesta, que los de acá prepararon durante meses, artesanalmente, con tanto esfuerzo y trabajo como cariño, no estuvieron solos. Los de allá, vecinos y Ayuntamiento de Mos también quisieron estar presentes.

Una comitiva de casi medio centenar de vecinos viajó a Buenos Aires. También vinieron, con el apoyo del Ayuntamiento, los conjuntos Vacaloura Vermella, Xulio Lorenzo y sus músicos y Javier Alonso Pérez ‘Chisco’ y su pareja de baile, Nati, para participar en la celebración y compartir, en el caso de los artistas, talleres de música y baile que se desarollarán hasta el próximo martes.

Del Ayuntamiento viajó una comitiva liderada por la alcaldesa, Nidia Arévalo Gómez, una de los pocos regidores que continuó en contacto con sus vecinos en Buenos Aires después de que se derogó el voto municipal en el exterior.

“Hoy es un día de muchísima emoción; un orgullo venir como alcaldesa aquí con la bandera de Mos representando a los 15 mil mosenses que viven allá y que le traemos a esta tierra las gracias por acoger a nuestros hermanos y vecinos y nuestra admiración por Argentina”, dijo la jefa del gobierno municipal en un breve discurso en el que también valoró la labor de la asociación, que hoy conduce su presidenta, Isabel Vilela Louriño; sin olvidar la labor de los expresidentes José Leirós y Albino Taboas, entre otros.

Por su parte, Vilela destacó que “hoy, en 2018, podemos decir con legítimo orgullo que quienes estamos al frente de la Institución, nos sentimos impulsados por los mismos ideales de aquellos que nos precedieron. Pero sin lugar a duda el recuerdo imborrable de esos hombres que fueron ejemplares para la historia de Mos nos exige una nueva obligación que es la de mantener y acrecentar esta magnífica obra que ellos nos legaron para que podamos entregarla a nuestros sucesores como testimonio de nuestro digno accionar”.

“En nuestra querida Argentina –continuó– viven muchos mosenses, hijos, nietos y bisnietos, argentinos de nacimiento que llevan a Mos en su sangre y en su corazón y que quieren a nuestra institución por lo que simboliza”. “Por ellos y por todos los que integran la institución sin distinción de nacionalidad, quienes actualmente regimos los destinos de nuestra Institución comprometemos nuestro esfuerzo para mantener viva la cultura en sus máximas expresiones culturales y sociales”, concluyó.

Junto a la alcaldesa viajó parte de su gobierno: la concelleira de Cultura y Acción Social, Sara Cebreiro, y los concelleiros de Deportes, Baldomero Lorenzo, y de Coordinación, Camilo Augusto.

Asimismo, hicieron llegar a esta celebración un saludo afectuoso para los mosenses de Buenos Aires, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el secretario Xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda.

El banquete, en el que se sirvieron langostinos de entrada y bacalao a la gallega como plato principal, se ofreció en los salones de la Sociedad Parroquial de Vedra para poder acoger mayor cantidad de invitados. Más de 250 personas participaron en esta fiesta organizada con esmero para brindar un agasajo inolvidable a los amigos de la institución.

Durante la celebración, la alcaldesa, además, entregó una placa para colocar en la entrada de la entidad y cada uno de los 10 Concellos del Ayuntamiento que integran el municipio y diversas asociaciones civiles, enviaron un presente a la entidad porteña. Recuerdos, cuadros, fotos, dibujos, pequeños obsequios, testimonios de un afecto de ida y vuelta que perdura.

La noche también fue marco para la entrega del premio al joven mosense del año, que en esta oportunidad fue para ‘Uli’, Sabrina Ginovich, por su generosidad y por su amistad, destacaron sus compañeros.

Hubo también llamado muy especial a la solidaridad. Una colecta a favor de un joven  exintegrante del cuerpo de baile del Centro Arzuano Melidense, papá de dos niños pequeños, que necesita realizar un tratamiento de rehabilitación en Cuba.

El sábado se colocó una urna en el salón y el próximo sábado las asociaciones gallegas se reunirán en un festival solidario en la sede del Arzuano Melidense. Una fiesta del corazón abierta a todos los que quieran colaborar a partir de las 21 horas. 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca