SE ENTERÓ DE LAS BECAS POR SU VINCULACIÓN A ‘HIJOS DE MORGADANES’, EN MONTEVIDEO

Mariana Doldán: “Me encanta Galicia y veo aquí mi futuro; me gustaría desarrollar mi trabajo profesional en Vigo”

| 16 Febrero 2020 - 18:27 h.
Mariana Doldán, con Martín Ramírez, de Chile, beneficiario también de las becas.
Mariana Doldán, con Martín Ramírez, de Chile, beneficiario también de las becas.

La vinculación de los jóvenes del exterior con las entidades asociativas de Galicia les depara sorpresas por encima de la satisfacción personal que les pueda proporcionar el empaparse de las distintas manifestaciones del folclore gallego para mantener viva la cultura de sus orígenes. La vinculación de estos jóvenes con dichas asociaciones les abre también las puertas a un mundo nuevo y a experiencias únicas, gracias a los programas de vacaciones que desarrolla cada año la Secretaría Xeral de Enmigración de la Xunta de Galicia. Después de años convocando a la juventud a participar en campamentos de verano para conocer ‘in situ’ el lugar de origen de sus progenitores, una nueva iniciativa ha comenzado a despertar interés entre el colectivo: las becas BEME (Becas Excelencia Mocidade Exterior) que desde hace tres años programa este departamento de la Xunta para permitir a las nuevas generaciones cursar estudios de máster, postgrado y FP en cualquiera de las tres universidades de Galicia, así como en institutos repartidos por la geografía autonómica.

Se trata de una oportunidad mutua que, por una parte, colabora con este colectivo en su formación académica, y, por otra, acerca a la comunidad autónoma a aquellos con más talento dispuestos a desarrollar su vida profesional en Galicia y contribuir, de este modo, a impulsar el desarrollo económico de la región.

Su vinculación con la Unión de Hijos de Morgadanes, en Montevideo, donde práctica folclore gallego, le facilitó a Mariana Doldán tener conocimiento de estas becas, de las que se beneficia este curso, y que la han desplazado hasta Santiago de Compostela, donde estudia un máster de Genómica y Genética.

Licenciada en Nutrición en Montevideo, reconoce que la experiencia le está resultando “muy gratificante”, tanto por la convivencia que mantiene con otros estudiantes como por la vida en Galicia y sus costumbres. Además, el máster le está resultando “muy intenso y con muy buen nivel”, asegura, por lo que se plantea quedarse a vivir en la comunidad autónoma. “Me encanta Galicia”, dice.

Esta no es la primera vez que Mariana visita la comunidad gallega. Hace años participó en uno de los programas de la Secretaría Xeral para los jóvenes y entonces ya se sintió muy a gusto en la tierra de origen de sus abuelos paternos, naturales de Sada. Tanto es así, que una vez en Santiago participa del folclore autóctono desde dentro como una forma de vivir de manera más intensa su condición de descendiente de gallegos.

Su intención es quedarse en Galicia, aunque, si fuera posible, le gustaría desplazarse al sur, a ciudades como Vigo, para desarrollar en este ámbito su labor profesional, porque “veo aquí mi futuro”, constata.

A sus amigos y compañeros en Montevideo, les anima a seguir su experiencia de trasladarse a estudiar a Galicia un año, y si puede ser, que se queden, “por qué no”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca