LA EXPOSICIÓN ‘NUEVA TIERRA, NUEVA INSPIRACIÓN’ PODRÁ VERSE HASTA EL DÍA 30

Howard Ross, pintor canadiense afincado en Pontevedra, presenta su obra en la Casa de Galicia en Madrid

| 06 Diciembre 2017 - 14:56 h.
Howard Ross, ante uno de sus cuadros.
Howard Ross, ante uno de sus cuadros.

El pintor canadiense afincado en Pontevedra Howard Ross presenta su obra en la Casa de Galicia en Madrid en la exposición titulada ‘Nueva tierra, nueva inspiración’, que podrá verse hasta el día 30 de este mes. En la inauguración de la muestra, que ha tenido lugar este lunes, presentó al artista y su obra el coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez, quien lo hizo en representación del delegado de la Xunta y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega López.

Jiménez se refirió a Ross como “un artista de trayectoria firme que se ha ido consolidando desde hace ya cuarenta años” y recordó que con esta muestra se completa el calendario de exposiciones de la Delegación de la Xunta en Madrid de este año 2017. “Son unas obras las suyas que rebosan simbolismo y en las que los colores adquieren un protagonismo especial, pues con su sabia composición a base de mezclas, degradaciones cromáticas y superposiciones son capaces de tocarnos el alma, de provocarnos fuertes emociones”, señaló, observando asimismo que “además de estas nubes de colores a las que tan aficionado es nuestro artista invitado, las composiciones que Howard elabora incluyen figuras, como si no pudiera ser su pintura sólo abstracta sino que necesitara ser al mismo tiempo figurativa, como un tributo al clasicismo aprendido en sus años de estudio en la Escuela de Arte y Diseño de Toronto”.

Ross reside en Pontevedra, de donde es natural su mujer, desde hace ocho años, en los que su pintura ha evolucionado con cambios suaves, según él mismo explicó. Valora especialmente los colores y sus cuadros se han ido haciendo cada vez más abstractos, algunos rescatados de otras épocas y actualizados, superponiendo y rascando capas de pintura e introduciendo en ellos figuras humanas en movimiento, en solitario o acompañadas por un perro, como la de ‘El Peregrino’. También por figuras que sustituyen la cabeza humana por la de algún animal y ondean banderas, en lo que el artista explica que es una denuncia del nacionalismo, que rechaza.

El escultor y maestro cantero Armando Martínez dice en el prólogo del catálogo de la exposición que en la pintura de Ross hay una búsqueda de sí mismo, una obsesión por el color que le hace viajar entre los clásicos y la pintura actual y que sus figuras “surgen de la bruma como un renacer a una nueva vida”.

Howard Ross nació en Toronto (Canadá), en 1957, de padres artistas multidisciplinares. Se diplomó en Historia –su pasión junto con la Pintura– en la Universidad de Carleton (Ottawa) y en Bellas Artes en la Universidad de Arte y Diseño de Toronto. Desde 1985 se dedica profesionalmente a la pintura y ha exhibido su trabajo tanto en exposiciones individuales como colectivas. Sus obras están en colecciones particulares en Estados Unidos, Chile, Francia, Italia, Alemania, Japón, Portugal, España, Nueva Zelanda, Australia y Canadá.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca