“NUESTRO OBJETIVO ES ALCANZAR EN BREVE LA SOSTENIBILIDAD”, DIJO BERNARDO REY

El Hogar Gallego para Ancianos de Domselaar celebró su 75º aniversario con una sardiñada

| 26 Junio 2018 - 18:23 h.
El salón se vio colmado por asistentes a la sardiñada por el aniversario del Hogar Gallego.
El salón se vio colmado por asistentes a la sardiñada por el aniversario del Hogar Gallego.

El Hogar Gallego para Ancianos de Domselaar celebró su 75º aniversario con una sardiñada en el salón Campustellae que el Centro Betanzos de Buenos Aires y la Fundación Xeito Novo cedieron solidariamente.

Socios, directivos y un puñado de representantes de entidades hermanas estuvieron presentes en este aniversario tan especial para el Hogar; una entidad que nació hace 75 años para dar cobijo a aquellos ancianos gallegos que se encontraran en dificultad. Nacía imbuido así con un espíritu solidario y altruista que supo ser insignia de la colectividad gallega en este país.

Si hasta hace algunos años las asociaciones gallegas rioplatenses cerraban filas en torno del Hogar, hoy parece que miran para otro lado; y si hasta hace no tanto tiempo todas acudían con sus cuerpos de baile a visitar el geriátrico y organizaban actividades a beneficio, el año pasado el salón de fiestas de Domselaar quedó medio vacío. Este año los directivos se plantearon realizar la celebración en capital para que la distancia no fuera un impedimento. La idea resultó, porque esta vez el salón se colmó, con 200 invitados.

Pasado el mediodía, arrancó la fiesta con la actuación del conjunto de música tradicional ‘Herbadaboa’ de Xeito Novo. Poco después, comenzó la comida con un caldo gallego, ideal para ese gélido domingo de invierno.

Luego fue el turno de unas exquisitas sardinas asadas, “traídas desde Galicia”, valoraban los comensales y, finalmente, llegó el postre (helado) y un espectacular show de bailes tradicionales argentinos, interpretados por el ballet ‘Raíces Ancestrales’, en Xeito Novo.

Hacia el final, el presidente del directorio del Hogar Gallego para Ancianos, Bernardo Rey, valoró la situación. “Hoy tenemos a un conjunto de personalidades acompañándonos y otras que no”, dijo Rey, sin mencionar que había pocos directivos de otras asociaciones gallegas y ninguna autoridad.

“El Hogar es una entidad tan emblemática que nosotros tenemos la obligación, como buenos gallegos que somos, de seguir cuidándolo, manteniéndolo y dándole calidad de vida a todos nuestros abuelos que hoy están ahí”, señaló el dirigente.

“Digo eso –avanzó–, porque en algunas instituciones de nuestra colectividad le siguen pegando al Hogar Gallego. Es increíble, es estúpido, pensar que pegándole al Hogar, que denigrando a nuestra querida institución, se lastima a los dirigentes. Los dirigentes, un poco igual que los políticos, estamos para que nos peguen, no hay problema, pero péguenle a los dirigentes, no a la institución y mucho menos al Hogar Gallego para Ancianos”.

Haciendo un balance de situación de la residencia gallega para mayores, Rey contó que hace apenas unos días recibieron una inspección de PAMI y que el organismo los calificó con un puntaje de 9.36 sobre un máximo de 10 puntos.

El directivo recordó también que “para poder salvarlo (al Hogar), en lo económico”, tuvieron que incorporar a los abuelos residentes a PAMI y, a su vez, también recibir algunos abuelos que les manda PAMI. “Esto –dijo– porque la jubilación mínima oscila alrededor de los 7.000 pesos, que es lo que estaría pagando cada abuelo en el Hogar, cuando el costo per cápita hoy es de 21.000 pesos. Así hubiera sido imposible seguir manteniéndolo”.

Al mismo tiempo, apuntó que, cuando la actual directiva se hizo cargo de la conducción, el geriátrico generaba una deuda mensual de un millón trescientos mil pesos, que hoy está “en el orden de los 200 mil pesos mensuales”, que se cubren gracias a las ayudas que están recibiendo de España y Galicia.

“El déficit –agregó, por último– es un tema que nos quita el sueño porque nuestro objetivo es alcanzar en breve la sostenibilidad y tengan en cuenta que el Hogar maneja hoy un presupuesto de 2 millones y medio de pesos mensuales y una planta de 62 empleados, que aunque les parezca mucho, no lo es porque a los abuelos hay que cuidarlos las 24 horas”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca