TAMBIÉN ASISTIÓ A UN ALMUERZO EN LA CÁMARA DE COMERCIO E INDUSTRIA LUSO ESPAÑOLA

Feijóo y el ministro de Planeamento portugués coinciden en culminar la modernización de la línea ferroviaria

| 04 Julio 2018 - 09:24 h.
El ministro Pedro Marques recibió a la delegación gallega, encabezada por el presidente Feijóo.
El ministro Pedro Marques recibió a la delegación gallega, encabezada por el presidente Feijóo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el ministro de Planeamento e Infraestructuras de Portugal, Pedro Marques, coincidieron este martes en señalar como compromisos prioritarios en la agenda de ambos territorios la culminación de la modernización de la línea ferroviaria; así como el impulso del corredor logístico Irún-Aveiro, que conectará los principales puertos de la fachada atlántica y del sudoeste europeo con el resto del continente.

“En un momento en el que las economías de Portugal y España empiezan a recuperar un vigor que durante años estuvo amenazado como consecuencia de la crisis, creemos que es el momento de retomar el impulso de algunas infraestructuras”, aseveró el titular de la Xunta.

Al respecto, y en relación al corredor Irún-Aveiro, Feijóo recordó que, si bien ya se abordó conjuntamente la posibilidad de crear un corredor ferroviario que uniera el corredor multimodal y logístico Irún-Aveiro con las regiones norte de España, ambos valoraron el hecho de que la Comisión Europea proponga la ampliación del corredor atlántico ferroviario, incluyendo la Línea Ourense-Vigo.

En relación a la modernización de la línea ferroviaria, el titular de la Xunta resaltó la voluntad del Gobierno portugués de completar la modernización de la conexión ferroviaria en el tramo portugués en el menor tiempo posible. Y destacó su importancia para la potenciación de la Eurorregión, ya que, además de mejorar el transporte de viajeros, supone la conexión de los grandes puertos de Galicia y Portugal.

Y, en lo que alcanza a España, el presidente de la Xunta expresó la necesidad de avanzar en los proyectos necesarios en el trecho español como la electrificación del tramo de ocho kilómetros entre Guillarei y Tui o la ejecución de la salida sur de Vigo, que permitirá que la estación de la ciudad olívica se convierta en una estación pasante y, por lo tanto, que los trenes que enlazan con el Eje Atlántico y los que entran por la meseta desde Ourense no necesiten hacer un retroceso en su itinerario.

“Es verdad que en el futuro debemos tener un tren más rápido y más competitivo y creemos que al final de 2019 o principios de 2020 podemos tener un tren Oporto-Vigo en una hora y media; un paso de gigante comparado con la situación actual”, abundó Feijóo.

En lo tocante al debate sobre los fondos transfronterizos a partir de 2020, ambos coincidieron en la importancia de elaborar una propuesta conjunta de cara a su negociación. No en vano, los dos territorios aspiran a mantener un volumen de fondos lo más próximo posible al actual, a pesar del recorte total en la UE.

 

Otras reuniones

Antes de la reunión con el ministro, el presidente del Ejecutivo autonómico mantuvo una reunión con la secretaria de Estado de Industria, Ana Teresa Lehman, vicepresidente durante varios años de la Comunidad de trabajo Galicia-Norte de Portugal y conocedora, por lo tanto, de todo el trabajo realizado en el ámbito de la Eurorregión para hacer ambos territorios más sólidos y competitivos.

En la reunión, concretaron un próximo encuentro en Galicia con los clústers de la automoción, del sector aeronáutico y del textil, para hablar de la Industria 4.0 y de la Estrategia de especialización inteligente transfronteriza. No en vano, esta es la única estrategia que tiene presentada una Comunidad de trabajo de dos países en Europa y que fue aprobada.

Lehman y Feijóo coincidieron también en explorar nuevas vías de colaboración en diversos sectores económicos como la aeronáutica, la automoción, el agroalimentario o el contract. “Y le trasladé la necesidad de valorar una tercera conexión gasística a través de Zamora-Ourense, así como una línea de alta tensión entre Arbo y Ponte da Lima, para que las energías excedentarias de ambos países se puedan interconectar y evacuar hacia otros lugares de Europa que, en un momento puntual, lo necesiten”, añadió.

El titular de la Xunta empezó su agenda con un encuentro del presidente de la Cámara Municipal de Lisboa, Fernando Medina, con quien abordó las oportunidades que supondrían para ambos territorios desarrollar un paquete turístico Lisboa-Norte de Portugal-Galicia.

 

Encuentro en la Cámara de Comercio e Industria Luso Española

Tras la reunión con Pedro Marques, Alberto Núñez Feijóo participó en un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio e Industria Luso Española, donde abogó por descentralizar la agenda común de colaboración transfronteriza y hacerla extensiva a todo el país, no sólo a la región norte, para afrontar retos conjuntos como la dinamización demográfica y el envejecimiento activo.

Durante el almuerzo, Feijóo evocó, de este modo, el espíritu fundacional de la Eurorregión y remarcó la necesidad de que Portugal y Galicia sigan orientando todos sus esfuerzos hacia el fomento de iniciativas que refuercen nuestra competitividad como territorio; “como dos pueblos que se ven socios prioritarios a todos los niveles; con una capacidad industrial complementaria y con una potencia logística de referencia en Europa”, precisó, incidiendo en la colaboración como el principal activo que fundamenta el carácter bilateral de instituciones como esta cámara de comercio.

A lo largo de su intervención, el responsable del Gobierno gallego subrayó que Galicia y Portugal conforman un mercado de gran atractivo para empresas propias y foráneas, “y en hacer más competitivo ese mercado es en el que tenemos que trabajar juntos”, abundó.

En esta línea, precisó que Galicia lleva cinco años consecutivos batiendo el mejor ciclo exportador de su historia, superando la barrera de los 21.000 millones de euros. “Y somos una de las economías más receptivas a la inversión extranjera porque supimos levantar barreras a las empresas”, dijo, recordando que cualquier proyecto industrial con planes de instalarse en la Comunidad se encontrará con más agilidad en los trámites, bonificaciones fiscales y con una rebaja de hasta el 95% en los impuestos locales de los ayuntamientos adscritos como ayuntamientos emprendedores, suelo industrial a mitad de precio o con pleno derecho la superficie y con una planificación de polígonos industriales a medida.

Asimismo, subrayó que la Marca Galicia lleva impreso el valor añadido de la innovación, como prueba cada nuevo modelo que PSA adjudica a la planta de Vigo; cada ‘jacket’ que los astilleros de la ría de Ferrol construyen para los principales parques de eólica offshore del mundo; cada pedido que multinacionales de la aviación hacen a empresas aeronáuticas de Galicia; cada buque o fragata que sale de las gradas gallegas o cada nuevo paso que da la industria de los aviones no tripulados, explicó, refiriéndose también a la industria agroalimentaria y al sector biotecnológico.

Además de incentivar la colaboración público-privada y el trabajo conjunto de empresas, centros tecnológicos y universidades, para que la investigación científico-tecnológica tenga una aplicación directa en la industria y, en consecuencia, en el mercado, Feijóo se refirió también a la puesta en marcha del Plan Galicia Innova que, con un presupuesto de cerca de 1.800 millones, busca ayudar al conjunto de empresas gallegas a dar el salto digital.

En ese nuevo escenario tecnológico, el presidente de la Xunta destacó también la apuesta por la formación a la carta en las empresas, con una aportación de más de 14 millones para formar más de 5.000 profesionales de la industria del metal en la Comunidad. Una iniciativa que se está extendiendo a otros sectores.

Feijóo concluyó recordando que, hoy en día, Portugal es el segundo país del mundo al que más exporta Galicia, creciendo desde enero a abril de este año un 22%.

En lo que respecta al número de empresas, hace falta resaltar que en 2017 fueron cerca de 1.300 las que exportaron a Portugal, de las que 880, casi el 70%, lo hizo de forma regular. Y, por sectores, el textil representa el 15,2% de las exportaciones; la pesca el 13,3% y la automoción el 10%.

En términos de importaciones, el país vecino es el segundo mercado del que más importa la economía gallega y el segundo que más invirtió en Galicia en 2017: 13,9 millones de un total de 106 millones.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca