DESTACÓ LA POSICIÓN ESTRATÉGICA DE GALICIA PARA EL TRANSPORTE MARÍTIMO DE MERCANCÍAS

Feijóo destaca que Galicia tiene que aprovechar el proyecto de la nueva Ruta de la Seda para estrechar las relaciones comerciales con China

| 13 Junio 2017 - 09:03 h.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, subrayó que Galicia tiene que aprovechar el proyecto de la nueva Ruta de la Seda para estrechar las relaciones comerciales con China y situarse como plataforma logística para el sur de Europa.

Durante un encuentro con la Cámara de Comercio para la Importación y Exportación de Maquinaria y Productos Electrónicos, Feijóo trasladó la disposición de la Comunidad de llegar a ser un enlace más en los planes de apertura económica del país hacia Europa, incidiendo en que Galicia es una región que, gracias a su situación geográfica, cuenta con unas condiciones excelentes para el tráfico marítimo.

 

Galicia, puerto de Europa

En esta línea, recordó que 1.400 kilómetros de costa “nos convierten en el corazón del arco atlántico y en un enclave estratégico para el transporte de mercancías”. “Por eso somos el puerto de Europa”, aseguró, destacando el puerto pesquero de Vigo, el más importante de Europa y donde se encuentra una de las tres zonas francas de toda España y la única del noroeste de la península ibérica; los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol, cuyo calado permite, las 24 horas del día, la entrada de buques de gran tonelaje y el trasbordo de mercancías; las terminales portuarias de Marín y Vilagarcía de Arousa, cada vez más importantes para el tráfico de colectores en Galicia; o los 122 puertos pesqueros que acogen la actividad diaria de la flota de bajura y de altura.

“El sistema de autopista del mar tiene, por lo tanto, en Galicia un puerto de referencia”, aseveró Feijóo, añadiendo que esta infraestructura se complementa con una red viaria de casi 5,600 kilómetros, con el tren de alta velocidad y con tres aeropuertos.

“Desde el rincón atlántico que ocupamos, el reto ahora es que ese puente alcance un nuevo destino. Y ese destino es China”, aseguró el presidente de la Xunta, reiterando el interés de la Comunidad por tener un papel activo en las nuevas relaciones comerciales entre Asia y Europa que traerá consigo la nueva Ruta de la Seda.

Al respecto, expuso que, a día de hoy, Galicia está entre las siete autonomías de España que más exporta a China y que más importa de China: el pasado año, 477 empresas gallegas exportaron la este país, un 15% más que en 2015.

“China es el principal destino en Asia para las exportaciones gallegas y el tercer país del que Galicia más importa, después de Francia y Portugal. Y las tres cuartas partes de las exportaciones a este país, después del textil, son materias primas y productos intermedios de la industria agroalimentaria”, precisó.

 

Seguridad, confianza y crecimiento

A lo largo de su intervención, Feijóo se refirió a las empresas gallegas como la mejor credencial que presentar en este encuentro, recordando que en medio de una de las peores crisis económicas que vivió la economía mundial, su capacidad para abrirse paso fuera del mercado doméstico, y para encontrar nuevos nichos de negocio cuando el consumo interno caía, fue vital para que ahora se pueda hablar de crecimiento.

“Y es que, en estos últimos cuatro años, las exportaciones gallegas no sólo batieron marcas récord; sino que fueron un factor a tener en cuenta por los principales organismos económicos que llevan tiempo pronosticando un crecimiento positivo de nuestra economía”, dijó Feijóo, a la vez que subrayaba que, al igual que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa España como uno de los países desarrollados que más crecerá este año, otras entidades de prestigio revisaron al alza sus previsiones para la economía gallega y la sitúan a la cabeza de España.

En este sentido, expuso también el esfuerzo del Gobierno gallego por generar un marco de estabilidad institucional y de responsabilidad financiera que propiciara esta mejora; y por que Galicia sea sinónimo de seguridad, confianza y crecimiento, “los valores de nuestra marca, la Marca Galicia”.

 

La Marca Galicia aval de innovación, de calidad y de fiabilidad

Feijóo afirmó que todo el trabajo que la industria gallega está haciendo por ser más competitiva, más internacional y más innovadora, lleva este sello. “Es un aval de innovación, de calidad y de fiabilidad, que nos sitúa en disposición de conquistar tanto mercados extranjeros, como inversiones de empresas que apuesten por la mano de obra y por el saber hacer de la industria gallega”, dijo.

Una industria que va adquiriendo un modo de trabajo propio de la industria 4.0: más digitalizado y automatizado, y donde ya está presente el manejo de la robótica y las nuevas tecnologías. Esto, se refleja en el sector de la automoción, con la fabricación del primer coche autónomo diseñado por PSA; en el sector naval, que actualmente tiene un pleno de pedidos en todos los astilleros, y que camina hacia la diversificación, con trabajos en campos como la eólica offshore; en el polo aeronáutico, con el desarrollo de aviones no tripulados; y en el sector agroalimentario, con un valor añadido de una materia prima única.

Además, resaltó que un total de 35 centros tecnológicos y dependientes de las tres universidades gallegas desarrollan su actividad actualmente en Galicia. Los más importantes, y a la vanguardia de Europa, están asociados a los sectores estratégicos de la economía de la comunidad: la automoción, la pesca, el sector de la madera, el agroalimentario, o de las telecomunicaciones, o el sector de la energía.

 

Máximas facilidades y posibilidades para hacer negocios

En el campo de la captación de inversiones, Feijóo trasladó la idea de que Galicia quiere ser una tierra donde las empresas no encuentren piedras en el camino a la hora de invertir y puedan establecerse en cualquiera de sus polígonos industriales. “Y, con esta finalidad, estamos suprimiendo al máximo las trabas burocráticas para facilitar la actividad empresarial en nuestra tierra y, para hacerla atractiva tanto por el nivel de calificación de su industria y de sus trabajadores como por ofrecer una mano tendida a aquellas empresas que quieran instalarse en ella”, explicó.

Al respecto, garantizó el compromiso de que las empresas que quieran trabajar en la Comunidad gallega paguen menos impuestos; realicen menos trámites administrativos para instalarse o poner en marcha un negocio; y dispongan de suelo industrial a bajo coste. “La finalidad es que Galicia sea vista en el mundo como una tierra que ofrece las máximas facilidades y las máximas posibilidades para hacer negocios”, aseguró.

Feijóo se ha referido a esta reunión como una oportunidad para que las empresas chinas conozcan las fortalezas de la Comunidad gallega y de su industria. No en vano, empresas como Citic, Sonangol, o Shanghai Kaichuang ya apostaron por Galicia.

El presidente de la Xunta concluyó haciendo hincapié en que la automoción, el naval, el sector agroalimentario, el sector turístico y de servicios, las energías renovables o el ámbito de los bienes industriales, son campos que ofrecen grandes posibilidades para la inversión para ambas partes. “Galicia cuenta con la infraestructura logística necesaria, un enclave marítimo privilegiado y una industria en constante renovación”, reiteró.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca