SU CONFERENCIA CERRÓ LA EDICIÓN DE ESTE AÑO DEL SEMINARIO DE ESTUDIOS JACOBEOS

Begoña Cerro habló del “valor universal” del Camino de Santiago en la Casa de Galicia en Madrid

| 25 Noviembre 2016 - 13:53 h.
Begoña Cerro, Ramón Jiménez y José Antonio Ortíz, durante la conferencia.
Begoña Cerro, Ramón Jiménez y José Antonio Ortíz, durante la conferencia.

“El Camino de Santiago es uno de los bienes culturales más importantes de España y, sin lugar a dudas, el que condensa un mayor valor universal excepcional, tanto por su patrimonio histórico-artístico como por su significado espiritual y sus valores inmateriales”, afirmó este jueves en la Casa de Galicia en Madrid Begoña Cerro Prada, subdirectora general de Cooperación Cultural con las Comunidades Autónomas (CC AA) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, resaltando especialmente que tiene “los máximos reconocimientos internacionales que puede conseguir un bien cultural”.

Lo hizo en la conferencia ‘El valor excepcional del Camino de Santiago y su reconocimiento internacional’, con la que cerró la edición de 2016 del Seminario José Antonio Cimadevila Covelo de Estudios Jacobeos, organizado en colaboración con la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Madrid. El presidente de la Asociación, José Antonio Ortiz, y el coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez, en representación del delegado de la Xunta en Madrid, José Ramón Ónega, presentaron a la ponente.

“A la singularidad de ser un bien seriado que atraviesa buena parte del territorio español y, en consecuencia, objeto de protección y conservación por diferentes administraciones y diversos sistemas jurídicos, se añade el hecho de sus conexiones con Europa y su relación con otros fenómenos de peregrinación en distintos lugares del mundo”, valoró.

La conferenciante mantuvo que “el valor universal del Camino de Santiago está en la base de sus reconocimientos internacionales, los máximos que puede conseguir un bien cultural en el momento actual: Primer Itinerario Cultural Europeo (1987) con categoría de Gran Itinerario (2004), Patrimonio Mundial (1993 y 2015) y Premio Príncipe de Asturias a la Concordia (2004)”.

“Estos reconocimientos implican, para el Estado español y para las administraciones autonómicas y locales con competencias sobre el Camino de Santiago, la asunción de importantes responsabilidades en cuanto a la gestión, preservación y mantenimiento del bien. Al mismo tiempo, la visibilidad y el prestigio asociados a estas menciones internacionales, así como el potencial intercultural que aportan, suponen una oportunidad de desarrollo económico y de cohesión social de las comunidades y poblaciones locales”, valoró.

Según Begoña Cerro, “en el correcto equilibrio de aquellas responsabilidades y de estas oportunidades se encuentra el verdadero reto de la gestión pública en favor del Camino de Santiago y de los valores que lo hacen internacionalmente merecedor de las más altas distinciones”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca