EL FESTEJO SURGIÓ TRAS EL DESCUBRIMIENTO DE UN ASENTAMIENTO VIKINGO EN EL MUNICIPIO

El Ayuntamiento lucense de O Vicedo presentó en la Casa de Galicia en Madrid la ‘Romaxe Viquinga 2018’

| 10 Julio 2018 - 18:40 h.
Actuación de Queiman e Pousa, durante la presentación.
Actuación de Queiman e Pousa, durante la presentación.

El Ayuntamiento lucense de O Vicedo presentó en la Casa de Galicia en Madrid la celebración de la ‘Romaxe Viquinga 2018’, que tendrá lugar los días 27 y 28 de julio y que surgió tras el descubrimiento de un posible asentamiento vikingo en el municipio. En la presentación intervinieron el alcalde-presidente del municipio, José Jesús Novo Martínez; el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro Orol; el dúo artístico Queiman e Pousa, en representación de la parte artística del evento, el senador José Ramón Barreiro y el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega.

En el acto se presentó la programación de esta tercera edición de la romería, se proyectó un vídeo promocional con imágenes de la pasada edición y Queiman e Pousa actuaron en directo con varias canciones de su espectáculo en las que brilló la bella voz de Andrea Pousa. Entre el numeroso público que acudió se hallaba el humorista y presidente de la Asociación del Humorismo Español Toni Antonio y el senador José Manuel Barreiro, lucense, que fue invitado a sumarse a la presentación y expresó su apoyo a la Romaxe Viquinga de O Vicedo.

Ónega resaltó que, con la presentación, recibimos en la Casa “un eco de lo que fuimos”. “O Vicedo se suma a la serie de lugares que han descubierto su pasado o están descubriendo la gloria de lo que fueron”, observó, recordando que es, además, “un paraíso” del que él personalmente disfrutó en su juventud, cuando en verano visitaba al cura párroco del municipio, don Luciano, su primo, y tenía ocasión de bañarse en las aguas del río Sor. “No es milagro que los vikingos arribasen a este paraíso y aquí asentasen dominio señorial”, valoró.

Novo Martínez explicó que “la Romaxe Viquinga nace a raíz de unas excavaciones arqueológicas con las que se intenta demostrar que en el municipio hubo un asentamiento vikingo donde se reagrupaban para seguir navegando hacia el sur de la Península”. “En esta Romaxe se intenta en cierta medida reproducir el estilo de vida cotidiano de una mota vikinga, con artesanía, vestimenta, armas, etc. Para eso, además de los espectáculos durante todo el día, se organizan talleres que nos acercan aún más al estilo de vida de esa época”, señaló el alcalde de O Vicedo.

Balseiro Orol resaltó que O Vicedo –1.600 habitantes– “ha asumido como un reto colectivo, de todos los vecinos y vecinas, consolidar esta cita como una de las principales propuestas lúdico-culturales de la Mariña. En tan solo tres ediciones, ha conseguido ilusionar a todo un pueblo y atraer el interés de visitantes de toda Galicia”. Un entusiasmo que, dijo, les ha traído “a presentarla en Madrid, en la casa de todos los gallegos y de todos los que aman a Galicia y a a su cultura”. La acogida del público en las dos ediciones anteriores superó las expectativas, con cerca de 3.000 y 5.000 personas, convirtiéndose en un éxito de asistencia y participación.

Según el delegado territorial de la Xunta en Lugo, “la romería es un convite al disfrute, a la recreación, a la representación; a completar la historia imaginando como pudo ser el lugar dos Moutillós que habitaron los antiguos castrexos y que se encontrarían los vikingos, las naves de los pueblos extranjeros que llegaron a la costa de San Román, quizá en busca de tesoros, quizá de nuevas tierras o de un asentamiento temporal antes de continuar la travesía”. Una recreación que “se convierte en una excusa para descubrir los verdaderos tesoros de O Vicedo: sus playas, sus paisajes, sus gentes. Y también en una excusa para indagar y seguir buscando las raíces de este pueblo”. Finalmente, invitó a quienes “puedan acercarse a Galicia a que no se pierdan esta romería, un espectáculo singular en un entorno único, que hará que se sientan transportados en el tiempo y en el espacio”.

Bruxo Queiman y Andrea Pousa destacaron que “las principales novedades de esta tercera edición son la concentración en un mismo lugar de los campamentos vikingos y cristianos con artesanos, talleres y actividades y que habrá un intercambio cultural entre Galicia e Irlanda en el que la asociación Lake Vikings de Dublín enviará a varios de sus integrantes hasta tierras de O Vicedo para enriquecer el componente cultural de la fiesta, además participarán en el desembarco vikingo”. “También se incorporan a las actividades de esta edición un enterramiento y una boda vikinga, un gran torneo cristiano, espectáculos de fuego y música y un desfile de trajes vikingos. Este año va a ser una celebración espectacular, con mucha fuerza, pero sin olvidarnos de lo importante, la zona del asentamiento de Moutillós, ya que un pueblo sin pasado no tiene futuro”, añadieron.

 

Estructura de la celebración

La ‘Romaxe Viquinga’ tendrá a la playa de Area Grande (San Román) como principal escenario. La tarde del viernes 27 se celebra en la Casa de la Cultura el pregón que supone el pistoletazo de salida de la fiesta, a cargo del actor Antonio Durán ‘Morris’. Tras él, habrá una serie de charlas sobre el asentamiento de Os Moutillós, las costumbres vikingas y las novedades en las prospecciones arqueológicas. Para finalizar, se propone un evento gastronómico relacionado con la Romaxe (ruta de tapas o similar) acompañado por el despliegue de pasacalles, exhibiciones y actividades recreativas de las agrupaciones vikingas que acuden a la celebración desde diferentes puntos de Galicia y España.

El sábado, ya en la playa de Area Grande, a media mañana se producirá el ‘desembarco vikingo’, recreación en la que participa una pequeña embarcación normanda que trae a Olaf Haraldsson I surcando las aguas hasta llegar a Os Castelos para conquistar estas tierras, lo que no será un objetivo fácil pues la población castrexa opondrá resistencia. Este espectáculo está acompañado por actuaciones musicales teatralizadas a cargo de grupos como Queiman e Pousa.

Paralelamente, y desde primera hora de la mañana, funcionará un campamento vikingo donde se recrearán oficios y costumbres de la época con la colaboración de asociaciones de recreación histórica de la época vikinga de Galicia y del resto de España. Telares de Nalbinding, elaboración de runas nórdicas, trabajos en madera y cuero, pintacaras para guerreros vikingos, forja de armas y herramientas y diferentes propuestas gastronómicas, entre otras actividades, pretenden recrear el estilo de vida y el día a día de un asentamiento como Os Moutillós. El público también puede disfrutar de combates, justas y charlas explicativas sobre costumbres y usos vikingos hasta la caída del sol, momento en el que un espectáculo de música, fuego y luz pondrá el broche a la celebración.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca