EN LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LAS FAS

Jesús Silva Fernández: “Los españoles estamos muy orgullosos de nuestros militares”

| 03 Julio 2017 - 11:08 h.
El consejero de Defensa, (Cnel. Ej.) Francisco Rubio Damián, en su discurso.
El consejero de Defensa, (Cnel. Ej.) Francisco Rubio Damián, en su discurso.

En España, el Día de las Fuerzas Armadas (FAS) se celebra el 28 de mayo. Para conmemorar esa efeméride, la delegación de diplomáticos y militares españoles destinados en Venezuela, se reunieron en la Residencia del Embajador de España en Caracas, en horas del mediodía del martes 6 de junio. En la sesión, el coronel del Ejército Francisco Rubio Damián, consejero de Defensa (Militar, Naval y Aéreo) de la Embajada de España en Venezuela, quien fungió como coanfitrión con la venia del embajador, Jesús Silva Fernández, ofreció unas breves palabras sobre la evolución de las Fuerzas Armadas Españolas. 
Las FAS son las encargadas de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, según las funciones encomendadas por la Constitución española de 1978. Forman parte de manera activa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), del Eurocuerpo y de los Grupos de combate de la Unión Europea (UE).
Según la Constitución, el mando supremo corresponde al titular de la Corona de España, el rey Felipe VI, con el rango de capitán general.
Las Fuerzas Armadas están formadas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire. Además, existen dos unidades formadas por miembros de los tres ejércitos: la Guardia Real y la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como los denominados Cuerpos Comunes.
A fecha 1 de enero de 2016, las Fuerzas Armadas Españolas contaban con un total de 121.607 efectivos, incluyendo el personal en la situación administrativa de activo, además de 20.244 civiles, y 4.770 reservistas. El presupuesto de las FAS en 2016 ascendió a 5.734.291.000 euros, lo que representaba el 1,176 por ciento del PIB.
La celebración del Día de las Fuerzas Armadas se remonta a 1978, cuando se estableció mediante un Real Decreto, firmado por el entonces ministro de Defensa, general Manuel Gutiérrez Mellado, la conmemoración anual de una fiesta de carácter nacional que homenajeara a los ejércitos y que fomentara la integración de los ejércitos con la sociedad. También se eligió la fecha por motivos históricos y de tradición que se hiciera coincidir con la celebración del Rey Fernando III. 
Las celebraciones por el Día de las Fuerzas Armadas abarcan más de 300 actividades en el territorio español. En el resto del mundo donde hay presencia militar, como en delegaciones, misiones o consejerías, los militares españoles destinados a esos lugares también conmemoran el 28 de mayo.
Durante el acto estuvieron presentes, el embajador de España, Jesús Silva Fernández, acompañado de su esposa, Sara de la Lastra Bécker; José Hornero Gómez, ministro consejero; María Celsa Nuño García, cónsul general de España en Caracas; el consejero de Defensa (Cnel. Ej.) Francisco Rubio Damián; su ayudante, el brigada (Ej.) José Miguel Oliva Íñiguez; el consejero Económico y Comercial, Juan Carlos Recoder de Caso; el consejero de Información, Francisco Javier Rubio Rodríguez; el consejero de Empleo y Seguridad Social, José Santiago Camba Bouzas; el consejero de Interior, comisario Santos Bernal Uceda; Tte. G/C. Rafael Campos Barquín, agregado de Interior; el cónsul adjunto, Julio Navas López; Luis Tomás Melgar Valero, primer secretario; Fernando Brea Morales, canciller de la Embajada; los cónsules honorarios de España en los estados Anzoátegui y Carabobo, Richard Barreiro y Olmedo y Roberto Carlos Freire Esaa, respectivamente; representantes del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, de la Armada venezolana, encabezada por el vicealmirante Agustín Adolfo Uzcátegui Rivas, director de Asuntos Internacionales y Agregados Militares; el general de división (Av.), Vinicio Micotti Lanz, Segundo Comando y Jefatura del Estado Mayor de la Aviación de Venezuela, otros invitados especiales; consejeros y agregados militares de otras embajadas acreditadas en el país sudamericano.
Tras oír los himnos del Reino de España y de la República Bolivariana de Venezuela, y saludar a los presentes, durante su discurso, el coronel Francisco Rubio Damián dijo que “el Día de las Fuerzas Armadas es una fiesta de carácter nacional, que homenajea a los Ejércitos, fomenta el conocimiento, la integración entre éstos y la sociedad. En España se festeja en todas las plazas militares, siendo este año Guadalajara (Castilla-La Mancha) la ciudad que ha sido elegida para el acto principal presidido por Su Majestad, el rey Felipe VI. Esta conmemoración también se celebra en todos los lugares donde hay presencia militar española, es decir en las misiones, en las operaciones, en los organismos internacionales, y en la agregadurías y consejerías”.
“Durante las últimas décadas nuestras Fuerzas Armadas han vivido un continuo proceso de modernización, que se inició con la unificación de la dirección política, aunque manteniendo un planteamiento clásico de la Defensa, que buscaba salvaguardar la soberanía nacional mediante el despliegue territorial de fuerzas y el servicio militar obligatorio (…) En este proceso tuvo una importancia capital la adhesión de España a la OTAN (Organización del Tratado para el Atlántico Norte), a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y a la Unión Europea (UE), lo que supuso nuestra incorporación definitiva al sistema defensivo occidental, en el que resultaba esencial alcanzar los altos niveles de interoperabilidad interna y con el resto de las naciones aliadas”, agregó, al tiempo que destacó “que el otro gran impulso a la modernización de nuestra Fuerzas Armadas vino como consecuencia de la frenética actividad del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al finalizar la ‘Guerra Fría’, que se tradujo en la ejecución en numerosas misiones de paz. Ese fue el momento en que España junto con otras naciones inició su participación en misiones de la ONU, primero como observadores militares en África Occidental y Centroamérica, y después con unidades militares desplegadas en los Balcanes. Estas misiones precedieron a otras muchas bajo la dirección de organizaciones o coaliciones internacionales, fueron operaciones de todo tipo, que abarcaban desde misiones humanitarias, ayudas ante catástrofes naturales, operaciones de implementación, estabilización, reconstrucción y disposición de la paz”.
De esta forma, las Fuerzas Armadas españolas comenzaron la profesionalización y la integración de la mujer, crearon unidades operativas capaces de actuar en conjunto y con otras naciones y una estructura conjunta de mando operativo, una única estructura capaz de planificar y dirigir todas las operaciones dentro y fuera de España. “España dispone de una fuerza conjunta, proyectable, sostenible, disponible y con una capacidad de combate que es superior a la suma de las capacidades aportadas. Unas fuerzas armadas profesionales con una única estructura operativa con unidades equipadas y adiestradas para actuar en cualquier escenario y en todo tipo de operaciones”, añadió Rubio Damián.
El consejero de Defensa resaltó que en “materia de seguridad somos un socio leal, fiable y responsable”, subrayando que todos los cambios en las Fuerzas Armadas “no habrían sido posible sin la preparación y disponibilidad permanente del soldado, marinero, piloto y guardia civil español, y la combinación de valentía, humanidad y empatía que les caracteriza”.
El coronel reconoció que la vida militar conlleva exigencia, dureza y austeridad. “Siento gran admiración por quienes han elegido defender a su patria y a sus conciudadanos, los militares tenemos un compromiso de lealtad y servicio a España, una obligación que algunos de nuestros compañeros han consumado entregando la vida en acto de servicio”.
Finalizó su discurso recordando a quienes han perdido la vida en defensa de la nación: “Su sacrificio en el cumplimiento del deber y el dolor de sus familiares y amigos permanecen en nuestra memoria como un ejemplo de entrega y abnegación”, concluyó Francisco Rubio Damián. 
Por su parte, el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva Fernández, se dirigió a los presentes en esta conmemoración tan especial, diciendo que “es un honor y un placer ser coanfitrión del Día de las Fuerzas Armadas”.
“Los españoles estamos muy orgullosos de nuestros militares, todas las encuestas indican que es una de las instituciones más valoradas y apreciadas en España, por todos los valores que implican y lo que representan, como el servicio a los ciudadanos y a la Nación, y eso no siempre ha sido así en nuestro país, pero han conseguido en estos años no solo modernizarse, sino convertirse en compatriotas queridos y respetados, y ese es el mejor homenaje que puede hacer una Nación a sus militares, muchos de ustedes lo son, por lo que los ciudadanos se sientan protegidos y no temidos”.
Asimismo, Silva Fernández solicitó a los presentes que le acompañaran en un brindis “Por Venezuela, por España. ¡Viva Venezuela!, ¡Viva España!, y ¡Viva el rey Felipe VI!”, concluyó.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca