workers

Los ‘poor workers’ sin campaña electoral

Se puede censurar con mentiras, desviando la atención, sacando de contexto, eludiendo el origen de los hechos… pero no hay mejor censura que borrar del mapa mediático la propia existencia de la noticia. Con poco de esfuerzo, podemos descubrir la corrupción de los políticos o la desvergüenza de la familia real.

Hemeroteca