El Patronato de la Fundación Galicia-América nombró Miembro de Honor a Víctor Manuel Vázquez Portomeñe

El Patronato de la Fundación Galicia-América, presidido por el conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, acaba de nombrar Miembro de Honor a Víctor Manuel Vázquez Portomeñe como promotor e impulsor de dicha entidad en el tiempo de su diseño y concepción de los objetivos fundacionales.

El Patronato de la Fundación Galicia-América nombró Miembro de Honor a Víctor Manuel Vázquez Portomeñe

El Patronato de la Fundación Galicia-América, presidido por el conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, acaba de nombrar Miembro de Honor a Víctor Manuel Vázquez Portomeñe como promotor e impulsor de dicha entidad en el tiempo de su diseño y concepción de los objetivos fundacionales. En la reunión en la que se tomó la decisión participaron también el vicepresidente de la Fundación, Manuel Peleteiro; el secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García; el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda; y Alicia García de la Fuente y José María Vila Alén, ambos vocales designados por el Centro Galicia de Buenos Aires.

Según el acta de la reunión la entidad considera “decisoria para materializar la idea de creación de la Fundación” la especial relación de Vázquez Portomeñe con la colectividad gallega y más concretamente la fundación del Colegio Santiago Apóstol, un centro que nació para formar a las nuevas generaciones de gallegos en Argentina, para que mantuvieran sus vínculos con Galicia, y ser foco difusor de la cultura gallega. Asimismo, se destaca su figura como intelectual de referencia para los gallegos de América “y especialmente para los de Buenos Aires, donde habitualmente asiste a citas de carácter socio–cultural e imparte charlas y conferencias que tienen que ver con el hecho migratorio y la proyección exterior de Galicia a través de sus comunidades del exterior”.

Vertebrar la comunidad gallega

La Fundación Galicia-América fue constituida en escritura pública otorgada en Santiago de Compostela, el día 23 de julio de 1996; y declarada de interés cultural por orden de 9 de octubre del mismo año. Según consta en el artículo 4 de sus estatutos el objeto de la fundación es entre otros promover especialmente todas aquellas acciones que, respetando las disposiciones legales existentes, fomenten el acercamiento de la realidad gallega a todos los países americanos donde se encuentre vertebrada la comunidad gallega.

A su amparo se fundó el Colegio Santiago Apóstol, que nació de la colaboración entre la Xunta de Galicia y el Centro Galicia de Buenos Aires –a través de la Fundación Galicia América– con el objetivo de desarrollar un programa educativo bicultural en el país que alberga la mayor colonia de gallegos en la diáspora. El Santiago Apóstol venía a hacer realidad el viejo deseo de la colectividad de Galicia en Argentina de contar con un colegio gallego, un proyecto que comenzó su andadura fruto del trabajo conjunto de la Xunta de Galicia y del Centro Galicia de Buenos Aires.

El centro abrió sus puertas en 1998 y en estos 15 años de historia fue completando su oferta educativa hasta abarcar los actuales niveles inicial, primario y secundario. Desde 2003 el colegio cuenta con un departamento de Lengua y Literatura Gallega que contribuye aún más a reafirmar los valores de la identidad y de la cultura de Galicia en el centro, favoreciendo su difusión entre su estudiantado.

El Patronato de la Fundación Galicia-América nombró Miembro de Honor a Víctor Manuel Vázquez Portomeñe