El Grupo Socialista denuncia “una visión extremadamente burocrática” del proyecto de Ley de la acción exterior

El viceportavoz del Grupo Socialista, Pablo Arangüena, ha pedido la devolución del proyecto de Ley reguladora de la acción exterior y cooperación para el desarrollo de Galicia, que presentó el vicepresidente de la Xunta en el Pleno del Parlamento. Así, Arangüena lamentó que el texto afronte “los problemas de la acción exterior gallega entre el inmovilismo, la autocomplacencia y una visión extremadamente burocrática”.

El Grupo Socialista denuncia “una visión extremadamente burocrática” del proyecto de Ley de la acción exterior
Pablo Arangüena-PSdeG
Pablo Arangüena, durante su intervención.

El viceportavoz del Grupo Socialista, Pablo Arangüena, ha pedido la devolución del proyecto de Ley reguladora de la acción exterior y cooperación para el desarrollo de Galicia, que presentó el vicepresidente de la Xunta en el Pleno del Parlamento. Así, Arangüena lamentó que el texto afronte “los problemas de la acción exterior gallega entre el inmovilismo, la autocomplacencia y una visión extremadamente burocrática”.

El responsable socialista destacó que “en la elaboración de esta norma no se percibe una implicación suficiente por parte de los actores interesados”, ya que “excluye a la comunidad exterior gallega” y “no refleja adecuadamente la problemática existente”. Así, tachó la norma de “atropellada” e “imprecisa” con “declaraciones tan extensas como vacías de contenido”.

Arangüena lamentó que la ley “apenas contemple” la regulación de la acción de promoción económica en el exterior, cuando “Galicia es sistemáticamente, año tras año, una comunidad que recibe mucho menos de la inversión directa que la media del estado”. Así, incidió en que en 2019 “fue publicitado como gran éxito por la Xunta la captación de inversión”, cuando “captó 112 millones de 14.792, es decir, menos del 1% del total, cuando su peso en el PIB y en la población del conjunto del Estado supera el 5%”.

“En 11 años de gobierno, la única acción de captación de inversión extranjera por parte del autodenominado gran gestor que es el señor Feijóo fue el caso Pemex”, aseveró. Así, Arangüena lamentó que “el acuerdo maravilloso” que implicaba que Pemex compraba el astillero Barreras y se comprometía a fabricar “más de 20 barcos”, se queda tan sólo “en dos barcos y en un centro logístico para toda Europa en Punta Langosteira del que nunca más se supo”.

El responsable socialista denunció “la falta de oportunidades en nuestra tierra” para “la gente joven, bien formada y cualificada, en la que nuestro sistema educativo invirtió mucho tiempo y recursos”. Arangüena destacó que “hay decenas de miles de profesionales que tuvieron que salir de Galicia en la última década”, frente a la “omnipresente propaganda oficial que nos pinta una Galicia feliz y encantada de conocerse a sí misma que no existe en la realidad”.

En este sentido, lamentó que Galicia esté “muy lejos de ser excelente en el ámbito científico y tecnológico”, ya que “cayó a plomo retrocediendo 27 posiciones entre los años 2013 y 2019 en el ranking de competitividad regional que elabora la Unión Europea”. Así, señaló que “las posibilidades de que Galicia se convierta en un polo de excelencia científica y tecnológica que haya que promover en el exterior como dice la ley son tan elevadas como las de que Galicia se convierta en el país de las maravillas”.

El Grupo Socialista denuncia “una visión extremadamente burocrática” del proyecto de Ley de la acción exterior