Las partidas económicas individuales son la principal inversión de la Secretaría Xeral de Emigración

Emigración cierra a finales de este mes las ayudas que concede al exterior en 2015

Las ayudas dirigidas a emigrantes españoles y de origen gallego residentes en el exterior que carezcan de los recursos económicos necesarios para atender situaciones sobrevenidas de carácter extraordinario de emergencia social, sanitaria o asistencial serán las últimas que conceda este año la Secretaría Xeral de Emigración para colaborar con este colectivo, y se pueden solicitar hasta el próximo lunes 30 de noviembre. A lo largo del año, alrededor de unas 8.000 familias en el exterior se han ido beneficiando de las ayudas que otorga Emigración a los menos favorecidos.

Emigración cierra a finales de este mes las ayudas que concede al exterior en 2015
9.Reencontros-Alvedro15
Antonio Rodríguez Miranda, en el aeropuerto de Alvedro con participantes de este año en el programa ‘Reencontros’.

Las ayudas dirigidas a emigrantes españoles y de origen gallego residentes en el exterior que carezcan de los recursos económicos necesarios para atender situaciones sobrevenidas de carácter extraordinario de emergencia social, sanitaria o asistencial serán las últimas que conceda este año la Secretaría Xeral de Emigración para colaborar con este colectivo, y se pueden solicitar hasta el próximo lunes 30 de noviembre. A lo largo del año, alrededor de unas 8.000 familias en el exterior se han ido beneficiando de las ayudas que otorga Emigración a los menos favorecidos.

Las ayudas económicas individuales a residentes en el exterior constituyen la principal inversión que realiza el departamento que dirige Antonio Rodríguez Miranda, para colaborar con los residentes en el exterior. Se trata de la inversión más importante tanto en lo que atañe a la dotación económica como a la relevancia social que adquiere.
Esta actuación de la Secretaría Xeral de Emigración alivia la situación de casi 8.000 familias gallegas en el exterior cada año, y la consolidación de la cifra destinada a estas ayudas, dos millones de euros, es una nueva muestra de la apuesta del Gobierno gallego en favor de la inversión social. El montante supone en torno a la tercera parte del presupuesto efectivo del que dispone Emigración para cada ejercicio.
El grado de dependencia, la gravedad de las enfermedades y sus tratamientos, los ingresos económicos, y la edad del solicitante, así como las cargas familiares, son los criterios básicos de valoración a la hora de conceder ayudas de este tipo. 
Los beneficiarios de estas subvenciones son personas que demuestran carecer de rentas, ingresos o patrimonio suficiente para la subsistencia, y que cumplen los requisitos de necesidad estipulados en cada tipo de ayuda. 
La convocatoria en este apartado comprende siete tipos de ayuda. Las primeras son aquellas que se conceden por unidad familiar en situación de precariedad; las segundas, por situación de dependencia o enfermedad grave del solicitante; las terceras, por situación de dependencia o enfermedad grave en el seno de la unidad familiar; las cuartas, por invalidez o enfermedad permanente; las quintas, por cobertura de medicamentos y tratamientos de enfermedades crónicas o graves cuando tengan un coste elevado; las sextas, para las mujeres que sufran violencia de género; y las séptimas, para paliar una situación de desempleo en la unidad económica familiar.
A estas ayudas hay que añadir las destinadas a dotar de recursos a los residentes en el exterior, que incluye partidas para asuntos que requieren de urgente atención en el retorno. Se trata de partidas únicas para emigrados, en riesgo de exclusión, que deseen volver al territorio gallego.
Con el objetivo de fomentar la inversión de conocimientos y capital en la Galicia territorial por parte de la población que acaba de retornar o está próxima a hacerlo, también se concedieron ayudas al retorno emprendedor, dentro de una nueva línea puesta en marcha por la Secretaría Xeral de Emigración en 2013. En 2014, la Secretaría Xeral de Emigración llegó a cuadriplicar las ayudas destinadas a este fin, al destinar para ello una partida presupuestaria de 200.000 euros.
La subvención en este apartado cubre hasta el 80 por ciento de los gastos de notaría y registro, tasas, licencias administrativas, servicios profesionales externos, gastos derivados de la implantación de la página web y de la pasarela de pago para la realización de ventas ‘on line’, publicidad, arrendamiento del local, entre otros asuntos.
A estas partidas para inversión social se suman las que realiza el departamento que dirige Rodríguez Miranda para cuidados sanitarios y sociales a través de las comunidades gallegas en el exterior y entidades colaboradoras, especialmente en los países donde los sistemas de protección social son más débiles.
A través de ellas, se atienden las necesidades de miles de gallegos emigrantes, la mayoría de avanzada edad, y en situación de alta precariedad.
En lo que respecta al apartado de subvenciones correspondientes a los programas de apoyo infraestructural y adquisición de equipaciones a las comunidades gallegas en el exterior, Emigración destinó en 2015, un total de 500.000 euros, de los cuales, 350.000 están destinados a las ayudas para la ampliación, reforma, rehabilitación y conservación de las instalaciones y/o patrimonio cultural. Los 150.000 restantes está destinados a ayudas para la mejora de dotaciones y equipaciones de carácter inventariable.
Esta línea de actuación es compatible y complementa otro tipo de ayudas que hacen referencia a subvenciones para comunidades gallegas, en régimen de concurrencia competitiva, para gastos de funcionamiento y para proyectos de actuación dirigidos al cumplimiento de sus fines en las áreas sociales, de juventud, formativas y culturales.
Para esta otra línea, Emigración destinó en 2015 un total de  900.000 euros, por lo que la cantidad global que el departamento que dirige Antonio Rodríguez Miranda invierte en ayudas directas para las comunidades gallegas sumó 1.400.000 euros.

Emigración cierra a finales de este mes las ayudas que concede al exterior en 2015