LA ESCULTURA, OBRA DE LA ESCOLA DE CANTEIROS DE POIO, FUE OBSEQUIADO POR LA DIPUTACIÓN DE PONTEVEDRA

Un cruceiro simboliza el hermanamiento entre Cuxhaven y Vilanova de Arousa

Con motivo del 10º aniversario del hermanamiento entre Cuxhaven y Vilanova de Arousa, la Diputación Provincial de Pontevedra y el Concello arousano obsequiaron a esta ciudad alemana con un cruceiro, símbolo de las relaciones amistosas y culturales que mantienen ambos municipios, ya desde mucho antes de que éstas fueran selladas con un hermanamiento oficial en mayo de 2001.
Un cruceiro simboliza el hermanamiento entre Cuxhaven y Vilanova de Arousa
 José Juan Durán firma en el Libro de Oro del Ayuntamiento, junto al alcalde.
José Juan Durán firma en el Libro de Oro del Ayuntamiento, junto al alcalde.

Con motivo del 10º aniversario del hermanamiento entre Cuxhaven y Vilanova de Arousa, la Diputación Provincial de Pontevedra y el Concello arousano obsequiaron a esta ciudad alemana con un cruceiro, símbolo de las relaciones amistosas y culturales que mantienen ambos municipios, ya desde mucho antes de que éstas fueran selladas con un hermanamiento oficial en mayo de 2001. Las relaciones fueron promovidas por la fuerte presencia en la ciudad de emigrantes gallegos procedentes de la provincia de Pontevedra que, desde comienzos de los años setenta, fueron llegando contratados para trabajar en la industria pesquera, muchos de los cuales siguen residiendo aquí, algunos para siempre.

 

Para inaugurar el cruceiro y celebrar el acontecimiento, viajó desde Galicia a esta ciudad portuaria una delegación de Vilanova de Arousa, encabezada por el  concejal de Cultura y vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, José Juan Durán, así como representantes del Concello y vecinos de Vilanova de Arousa, entre ellos, emigrantes retornados que quisieron volver al lugar de emigración para visitar a amigos y parientes.
Los miembros de la delegación fueron recibidos, el día anterior a la inauguración del monumento, en el ‘Schloss Ritzebüttel’ por el primer alcalde de Cuxhaven, Arno Stabbert, al que acompañaban personalidades de la política, la administración y la economía local. En ese pequeño palacio del siglo XIV, situado en la desembocadura del Elba, le fue entregada a Durán la ‘Medaille Schloss Ritzebüttel’, condecoración que la ciudad concede a personalidades destacadas, y que él recibió en reconocimiento a su protagonismo en la donación del típico monumento. Arno Stabbert agradeció en nombre de la ciudad de Cuxhaven el extraordinario y honorífico obsequio de Pontevedra, tanto por su valor artístico como simbólico. Cuxhaven se suma así a las pocas ciudades del mundo que fuera de Galicia cuentan con un cruceiro gallego. El cruceiro obsequiado sería un signo de la solidaridad entre gallegos y alemanes, según el propio Durán, que atestigua y evoca la presencia de la emigración gallega en esta ciudad y que servirá para mantener su recuerdo en las futuras generaciones.
Al acto oficial de inauguración, que tuvo lugar en la mañana del sábado 2 de abril, en el Ayuntamiento de la ciudad, asistieron, entre otras personalidades, el obispo de Hildesheim, Norbert Trelle, que llegó a Cuxhaven para bendecir ese monumento de marcado carácter religioso, y el cónsul general de España en Hamburgo, Joaquín Pérez-Villanueva. Ambos invitados de honor se inscribieron en el Libro de Oro del Ayuntamiento, así como también el representante de la Diputación de Pontevedra, José Juan Durán.

Idea de la Escola de Canteiros
La idea de la Diputación de Pontevedra de obsequiar con un cruceiro a la ciudad más gallega de Alemania surgió en 2007, cuando el alcalde de Cuxhaven visitó la Escuela de Canteiros de Poio, en la provincia de Pontevedra, dentro de un programa de actividades relacionadas con el hermanamiento entre la ciudad alemana y Vilanova de Arousa.
El cruceiro fue tallado por alumnos de ese internacionalmente reconocido centro de formación de escultores, transportado por carretera en seis piezas a Alemania e instalado en cinco horas en la plaza del Ayuntamiento de Cuxhaven, todo un récord. El montaje se realizó bajo la supervisión del director de la Escuela de Canteiros, Enrique Velasco Vieites, quien por deseo expreso del alcalde, Arno Stabbert, llegó con anterioridad para apoyar con su consejo y experiencia a la empresa de Cuxhaven encargada de los trabajos de instalación, que fue elegida para ello por ser los dos empresarios que la dirigen de procedencia gallega.

Una gran fiesta popular
Un día soleado, casi veraniego, contribuyó al éxito de la popular fiesta organizada en torno a la inauguración del cruceiro. En el patio interior del Ayuntamiento, españoles y alemanes tuvieron ocasión de degustar las especialidades culinarias ibéricas que se ofrecieron a partir del mediodía y disfrutar por la tarde de un programa de música tradicional gallega, interpretada por un cuarteto de gaiteros de Galicia, que acompañaban a la delegación, y también de las actuaciones de los grupos de baile del Centro Cultural Galego, de la Asociación de Padres de Familia y del Grupo ‘O Rancho Portugués’, mientras los más pequeños se divertían en un castillo neumático y otras atracciones infantiles.
La fiesta, organizada por la alcaldía de Cuxhaven en colaboración con la Asociación Cultural Galega, que preside Albino Abal,  continuó a las 19.00 horas en el recinto ‘Hermanns-Allmers-Halle’, con un concierto y música de baile a cargo de la conocida orquesta gallega ‘D'TACON’, que se desplazó a Cuxhaven especialmente para amenizar el evento.

Un cruceiro simboliza el hermanamiento entre Cuxhaven y Vilanova de Arousa