A través de un convenio con el Centro de Supercomputación de Galicia

Augas de Galicia mejora la capacidad para predecir el riesgo de inundaciones

Galicia incrementa su capacidad de cálculo para predecir con mayor precisión el riesgo de inundación gracias a un acuerdo entre Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, y el Centro de Supercomputación de Galicia, que permitirá optimizar el funcionamiento del sistema de alerta Merlín mediante la realización de cálculos intensivos de los datos hidrográficos.
Augas de Galicia mejora la capacidad para predecir el riesgo de inundaciones
19.Oitaven-Verdugo
Cauce del río Oitavén-Verdugo, uno de los que ya cuenta con el sistema Merlín.

Galicia incrementa su capacidad de cálculo para predecir con mayor precisión el riesgo de inundación gracias a un acuerdo entre Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, y el Centro de Supercomputación de Galicia. Este acuerdo permitirá optimizar el funcionamiento del sistema de alerta Merlín mediante la realización de cálculos intensivos de los datos hidrográficos, aumentando la precisión de las predicciones del riesgo de inundación en los ríos de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa. Esta zona es pionera en la utilización de modelos hidrológicos para predecir los puntos de la red fluvial donde, ante la llegada de un temporal, se pueden producir problemas de inundaciones.

El sistema Merlín nació en mayo de 2019 gracias a un acuerdo entre Augas de Galicia y la Fundación Enxeñaría Civil de Galicia (FECG) de la Universidade de A Coruña para desarrollar un nuevo sistema de alerta temprana de los riesgos de inundación en la demarcación Galicia-Costa. Con este sistema se buscaba complementar el sistema de alerta Artemís, de difícil actualización. 

A modo de experiencia piloto, Merlín se implementó en las áreas con riesgo potencial significativo de inundación de los ríos Cee, Grova, Landro y Verdugo-Oitavén. 

Este sistema supone un avance importante en la capacidad de predicción, ya que pasa de un cálculo basado en la estimación de caudales a una predicción basada en la estimación de niveles de lámina de agua. Este cambio no sólo supone una caracterización más precisa del impacto de una crecida, también permite evaluar el efecto de la marea en la extensión de una inundación, un aspecto fundamental a tener en cuenta en las zonas costeras, donde vive un porcentaje muy elevado de población. 

Además, Merlín incorpora en su procesado nuevas fuentes de información hidro-metereológica como observación de satélites, radar metereológico y predicciones metereológicas probabilistas, entre otras. La asimilación automática de esta información por parte de Merlín hace que su fiabilidad sea muy superior a las predicciones del sistema Artemís. 

Tanto el sistema Merlín como su aplicación de visualización suponen una mejora notable en la capacidad de gestión del riesgo de inundación por parte de Augas de Galicia y así se acredita en las cuentas en las que ya está implantado este nuevo sistema. 

Una vez validado Merlín como una herramienta de alerta temprana de inundaciones, el objetivo es avanzar e implantarlo en las principales cuencas de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa y sustituir el actual sistema de predicción Artemís, a través de una nueva colaboración entre Augas de Galicia y la Fundación de Enxeñería Civil de Galicia. 

Demarcación Galicia-Costa, pionera en predicción

La demarcación hidrográfica Galicia-Costa, de competencia de la Xunta de Galicia y gestionada por Augas de Galicia, fue pionera a la hora de utilizar modelos hidrológicos para predecir los puntos de la red fluvial donde, en caso de temporal, se pueden producir inundaciones.

Esta demarcación hidrográfica tiene cuencas muy pequeñas que hacen que en la mayoría de los casos pasen menos de 12 horas desde que produce la lluvia hasta que se inician los desbordamientos e incluso en muchas de ellas los tiempos se sitúan entre una y tres horas. Esto hace de los sistemas de alerta temprana una herramienta indispensable para predecir los puntos donde puede haber problemas de inundación por desbordamiento de los ríos y activar, en coordinación con protección civil, las medidas necesarias para minimizar los efectos negativos. 

Tras la experiencia acumulada de los años, se vio la necesidad de avanzar en el sistema de alerta implantado –Artemís– y por eso, en colaboración con el Grupo de Enxeñería de Auga e do Medio Ambiente (Geama) de la Universidade de A Coruña, se trabajó en la optimización de los procesos, al tiempo que en una mejora en las propias funcionalidades del sistema, que respondiese a las necesidades de los técnicos, tanto de Augas de Galicia como de Protección Civil.

La experiencia se inició en cuatro áreas con riesgo potencial significativo de inundación (Arpsis) localizadas de cuatro cuencas con diferentes características en cuanto al tamaño y el comportamiento de las crecidas: Landro, Cee, Groba y Verdugo-Oitavén.

Entre los avances destacados en estas cuencas, cabe destacar la incorporación de las mareas en tiempo real, la mejora de la información empleada a nivel metereológico y la incorporación de un nuevo modelo hidrológico. 

El sistema se inicia con las predicciones metereológicas facilitadas por Meteogalicia, pasando de considerarse únicamente el modelo determinista a tener en cuenta todos los ámbitos. Todos estos aspectos permiten contar con una previsión con 72 horas de antelación de mucha precisión y establecer los rangos de variación en función de la evaluación de las diferentes fuentes. 

Hay que tener en cuenta que en Galicia, al tener cuencas tan pequeñas, cualquier cambio en las predicciones puede suponer que llueva en otra cuenca y que, por lo tanto, las predicciones difieran de la realidad. Por lo tanto, esta mejora es una ayuda muy importante a la hora de tomar decisiones.

La comparación entre la predicción y la realidad puede hacerse en tiempo real, al incorporar al sistema los datos de la red oficial de aforos de los ríos, que dan información del nivel del caudal circulante en las secciones de control cada diez minutos.

En el caso de la cuenca del río Verdugo, el sistema se conecta de manera automática con el embalse, de forma que se tienen en cuenta los datos del embalse en tiempo real. Esto también supone una mejora con respecto al sistema actual que no tenía en cuenta a los embalses. 

En lo referente a la modelización hidráulica, la introducción de un modelo que se ejecuta en tiempo real y con unos tiempos de procesado compatibles con el tiempo necesario para activar los protocolos de aviso es uno de los grandes avances de Merlín, que permite conocer para cada evento previsto hasta donde va a llegar el agua y qué bienes pueden ser afectados mejorando, por tanto, el conocimiento y la toma de decisiones de las medidas a adoptar por parte de las autoridades competentes. 

Todas las mejoras implementadas en el sistema permiten tener unos tiempos de computación óptimos, de manera que se cuenta con una nueva predicción cada 12 horas y que esté disponible lo antes posible desde la publicación de la predicción metereológica. El sistema está preparado para ser implementado en el Centro de Supercomputación de Galicia, lo que le dota de mayor robustez, seguridad y capacidad de crecimiento, de cara a implementarlo progresivamente en el resto de cuencas.

Los resultados obtenidos en estas cuatro cuencas son muy buenos por lo que ya se trabaja para implementar Merlín en todas las cuencas de Galicia-Costa con riesgos importantes de inundación, a la vez que se continúa incorporando nuevas funcionalidades que permitan conocer con antelación y precisión el comportamiento de los ríos en las próximas 72 horas y por lo tanto tomar las medidas adecuadas de cara a minimizar los efectos de las inundaciones.

Augas de Galicia mejora la capacidad para predecir el riesgo de inundaciones