El director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares dice que “la digitalización es una prioridad”

Xavier Martí: “Está previsto un refuerzo de personal en aquellas oficinas consulares que vayan a tener una mayor carga de trabajo”

Visito por primera vez la nueva sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en la Plaza del Marqués de Salamanca de Madrid; la que fue inaugurada por el rey Felipe VI, en enero de este año. En mi sección de entrevistas a funcionarios de la Carrera Diplomática española, era indispensable contar con el director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares, Xavier Martí Martí, al que quedo profundamente agradecido por su recibimiento cordial.

Xavier Martí: “Está previsto un refuerzo de personal en aquellas oficinas consulares que vayan a tener una mayor carga de trabajo”
Xavier Marti-director de Consulares, con Alvelo
Miguel Ángel Alvelo y Xavier Martí, durante la entrevista.

Pregunta. ¿Por qué se inclinó por la carrera diplomática?

Respuesta. Puedo decir que siempre he tenido claro que mi deseo era dedicarme al mundo de las relaciones internacionales y a las cuestiones relacionadas con la política exterior. También sentía una inquietud por el servicio público, por lo cual se reunían todos los ingredientes para elegir esta carrera que me parece maravillosa, también apasionante por sus desafíos y sus retos.

P. El 31 de agosto salía publicado en el Real Decreto su nombramiento como director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares, propuesto por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares Bueno. ¿Le sorprendió esta designación o ya lo intuía?

R. Realmente, cuando nos dedicamos a esta profesión estamos a disposición de nuestros superiores para ejercer cualquier responsabilidad que en un momento determinado se nos pueda encomendar. En mi caso, el ministro me propuso como director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares. Se da la circunstancia que ya había prestado servicios previamente en la Dirección General. Además, estuve destinado en varios puestos consulares en América Latina, concretamente en los Consulados Generales en Lima –Perú– y São Paulo –Brasil–. Así que era un ámbito en el que tenía experiencia y conocimientos que, pienso, me permiten aportar a esta nueva responsabilidad asignada.

P. ¿Qué le satisface más: el trabajo dentro del Ministerio o la labor consular en el exterior?

R. Una de las cosas que más gratificante me parece es atender a las personas, ayudándoles cuando se encuentran en situación de necesidad, bien sea con mi gestión en el Ministerio o en el exterior, que por supuesto son dos lugares de trabajo muy diferentes.

Sin lugar a dudas, en el exterior el servicio es más inmediato, dado que existe un contacto personal incuestionable y se establece una conexión mucho más fuerte. No obstante, desde el puesto que ocupo en estos momentos se trabaja en la mejora de los servicios que prestamos, en mejorar la calidad de nuestras actuaciones, que es una labor complementaria y muy necesaria.

Así que se puede aportar mucho desde las dos posiciones, tanto desde un Consulado como desde los servicios centrales.

P. El 5 de octubre del presente año, fue aprobada la Ley de Memoria Democrática, en la Cámara Alta del Senado, donde se incluye nuevos supuestos de adquisición de nacionalidad española para quienes sufrieron el exilio. ¿Piensa que la Ley de Memoria Democrática debe ser más amplia para esos descendientes de españoles en el exterior?

R. La Ley de Memoria Democrática, que se aprobó en octubre y ya se encuentra en vigor, viene en cierta forma a completar la Ley 52/2007, conocida como Ley de Memoria Histórica, que permitió la adquisición de la nacionalidad española a muchas personas. La Ley de Memoria Democrática, como dice su preámbulo, pretende cerrar una deuda de la democracia española con su pasado, y fomentar un discurso común basado en la defensa de la paz, el pluralismo y la condena de toda forma de totalitarismo político. Como medida reparadora establece para aquellas personas que padecieron el exilio o sus descendientes nuevos supuestos de adquisición de la nacionalidad española en la Disposición adicional octava y también en las disposiciones relativas a los brigadistas. La Instrucción de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, del pasado 25 de octubre, realiza una interpretación de los diferentes supuestos, acorde con la voluntad del legislador y el espíritu de la ley. En ella se contemplan todos los casos en los que los descendientes españoles puedan optar por la nacionalidad española.

Se abre ahora un periodo de dos años para que los interesados puedan presentar sus solicitudes, y por decisión del Consejo de Ministros, se podría eventualmente prorrogar este plazo por un año más.

En estos momentos debemos centrarnos en que las oficinas consulares puedan gestionar dichas solicitudes, y poder atender las peticiones de todos los interesados.

P. ¿Cómo se preparan los diferentes consulados con la entrada de la Ley de Memoria Democrática para la gestión administrativa, pensando en la cantidad de solicitudes a presentar?

R. La nueva Ley y la Instrucción antes citadas establecen las directrices a tener en cuenta por parte de las oficinas consulares. Hemos promovido la publicación de información actualizada en las páginas web del Ministerio y de las oficinas consulares, también a través de nuestras redes sociales. Además, hemos pedido a las oficinas consulares que lleven a cabo acciones divulgativas en coordinación con las diferentes asociaciones españolas que puedan existir en sus demarcaciones y, en su caso, con los Consejos de Residentes Españoles (CRE), que juegan un papel clave.

Hemos implantado un sistema de citas para garantizar una organización correcta de las solicitudes que se vayan presentando. Al mismo tiempo está previsto un refuerzo de personal en aquellas oficinas consulares que vayan a tener una mayor carga de trabajo y evidentemente en caso de necesidad se reforzarán con medios materiales, como equipos informáticos, incluso con espacios de trabajo adicionales.

P. Actualmente, ¿cómo se desarrolla el proceso de la digitalización en el Registro Civil? Existe una Ley 20/2011 de ámbito nacional que curiosamente iba a empezar o ya empezó en la red consular.

R. La Ley 20/2011 entró en vigor para todos los registros civiles el 30 de abril de 2021. En estos momentos la digitalización del Registro Civil se ha iniciado en algunos registros civiles en España, pero aún no ha empezado el despliegue de DICIREG en las oficinas consulares.

DICIREG es la plataforma adaptada al nuevo modelo de Registro Civil, sobre la cual se tramitan los expedientes por medios electrónicos, se inscriben todos los hechos relativos al estado civil de las personas que deban acceder al Registro, se organiza la publicidad de la información registral en formato digital y se posibilita el acceso telemático al mismo, respecto de la ciudadanía, mediante su identificación electrónica.

El nuevo sistema se irá desplegando de forma progresiva, en función de los medios y sistemas informáticos, los canales electrónicos y las condiciones de funcionamiento disponibles. Estamos trabajando en coordinación con el Ministerio de Justicia para, en el momento que se determine, proceder a la implantación gradual del nuevo sistema en las oficinas consulares.

P. En los nuevos Presupuestos Generales del Estado, se incrementa un 13,70% el presupuesto destinado al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a la AECID y al Instituto Cervantes, que asciende a 2.192,87 millones de euros. Un total de 49,25 millones de euros se destinarán a inversiones en materia de digitalización consular, cooperación digital y transformación digital integral de la enseñanza y difusión de la cultura y la lengua española en el exterior. ¿Podría comentarnos en qué consiste esta digitalización consular?

R. La digitalización es una prioridad en el ámbito consular. En estos momentos debemos promover una trasformación estructural de nuestras oficinas consulares para adaptar los servicios consulares a una nueva administración, mucho más moderna, del siglo XXI, que permita ofrecer un servicio de calidad a los 2,93 millones de españoles que residen en el exterior, y también a los extranjeros que desean realizar trámites en nuestras oficinas consulares.

Esta digitalización nos lleva a que trabajemos en tres ámbitos fundamentales: el primero es que la identidad digital pueda garantizar que los ciudadanos en el exterior puedan disponer de mecanismos para identificarse en el ámbito electrónico con seguridad, el segundo elemento es disponer de un portal consular único en el que se pueda acceder a todos los servicios consulares digitalizados, y en tercer lugar disponer de un escritorio unificado que facilite la gestión de los distintos trámites consulares al personal de las oficinas consulares.

P. En el Boletín Oficial del Estado se ha publicado la ansiada reforma de la Ley Orgánica 12/2022 del Régimen Electoral que regula el ejercicio del voto de los españoles que viven en el exterior, dejando inactivo el voto rogado. ¿Ya se está trabajando en actualizar el censo electoral a través de las embajadas y consulados?

R. Efectivamente, el pasado 4 de octubre entró en vigor la nueva regulación del ejercicio del voto por los españoles que viven en el extranjero. La Disposición adicional segunda de la Ley Orgánica 12/2022 establece la obligación de llevar a cabo un procedimiento extraordinario de verificación de datos de las personas españolas inscritas en el Censo de Españoles Residentes Ausentes. Nuestras oficinas consulares están realizando ya tareas de depuración y estamos ultimando con la Oficina del Censo Electoral las instrucciones específicas que se remitirán a la red consular próximamente, una vez hayan sido validadas por la Junta Electoral Central, para dar cumplimiento a esta obligación. Además, este procedimiento extraordinario se realizará periódicamente, con un intervalo mínimo de cinco años.

P. ¿Puede aproximar las cifras del Registro de Matrícula Consular en Iberoamérica actualmente?

R. En estos momentos, tenemos inscritos a algo más de 2,93 millones de españoles en el Registro de Matrícula Consular. De ellos, alrededor de 1,5 millones se encuentran registrados en Iberoamérica.

P. El mes pasado en el Senado, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, declaró que existen “mafias” externas, porque están vendiendo las citas referentes a las solicitudes de visados en algunos consulados. Por supuesto, La Habana ha sufrido esas malas prácticas a través de las redes sociales, por algunos llamados gestores o tramitadores, etc. Para evitar esta situación el Consulado General, ha implementado un sistema de solicitud de cita a través de un correo electrónico, pero existe un descontento general por la demora en los tiempos de respuesta, y esto genera una incertidumbre importante y miedo a que la documentación prescriba. ¿Cuál es la problemática real con el sistema de citas?

R. Somos conscientes del problema que existe en el caso de La Habana, y en otros países con los sistemas de citas. De hecho, precisamente para responder a los desafíos que se plantean con los ataques informáticos y los abusos por parte de algunos tramitadores, se están desarrollando mejoras en los propios sistemas de citas de los que disponemos. Además, uno de los ámbitos en los que estamos trabajando en este proceso de digitalización que mencionaba antes, es un nuevo sistema de citas que cuente con más medidas de seguridad.

Desde el Consulado General de España en La Habana se hace un esfuerzo por intentar responder en el menor plazo posible a todas las peticiones, aunque en ocasiones, debido al volumen de solicitudes, no logramos ser todo lo ágiles que nos gustaría. Estamos trabajando para intentar mejorar esta situación y dar un servicio de la mayor calidad posible a la colectividad española en La Habana, y a todos los extranjeros que necesitan de nuestros servicios en Cuba.

P. Actualmente, ¿cuáles son los nuevos proyectos de consulados de carrera en el exterior? Como camagüeyano, no puedo dejar de preguntar, en qué fase se encuentra el consulado de Camagüey.

R. Estamos realizando un ejercicio de evaluación permanente del trabajo de nuestras oficinas consulares, con la idea de poder identificar aquellos lugares donde pueda ser necesario abrir una nueva oficina consular, y por otra parte aquellas demarcaciones en las que, por diversas circunstancias, como por ejemplo el hecho de haber dejado de ser exigible visado de corta duración, puede dejar de ser necesario disponer de un Consulado General. Sobre Camagüey, seguimos trabajando para que sea una realidad.

Trayectoria de Xavier Martí

Xavier Martí nació en Ulldecona (Tarragona) en 1980. Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Autónoma de Barcelona, ingresó en la Carrera Diplomática en 2006.

Desde el 31 de agosto de 2022 es director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares.

Entre julio de 2021 y agosto de 2022 fue director general para Iberoamérica y el Caribe; entre junio de 2020 y julio de 2021 fue director del Gabinete de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional; y entre septiembre de 2018 y junio de 2020 dirigió el Gabinete técnico de la Subsecretaría de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

En el exterior, estuvo destinado entre 2010 y 2017 como cónsul adjunto en los consulados generales de España en Lima y São Paulo. De 2017 a 2018 fue Segunda Jefatura de la Embajada de España en Kenia y Representante Permanente Adjunto ante ONU-Hábitat.

También fue subdirector general adjunto de Asuntos de Extranjería y delegado español en el Grupo de Visados del Consejo de la Unión Europea, entre 2008 y 2010, y prestó servicios anteriormente en la División de Emergencia Consular.

Ha publicado varios artículos de temática consular y es coautor, junto al embajador Jesús Núñez Hernández, de la obra ‘La función consular en el Derecho Español’. 

Xavier Martí: “Está previsto un refuerzo de personal en aquellas oficinas consulares que vayan a tener una mayor carga de trabajo”