El Rey destaca que España es un país “con tres almas: europea, mediterránea e iberoamericana”

​Don Felipe presidió la clausura de la Conferencia de EmbajadoresEl rey Felipe VI subrayó, durante la clausura de la VII Conferencia de Embajadores, que “España tiene el orgullo de presentarse ante la comunidad internacional como un país con tres almas: europea, mediterránea e iberoamericana. Estas tres almas han inspirado nuestra historia forjando nuestra identidad como país, dirigen nuestro presente y deben permanecer como las coordenadas que guiarán nuestra acción exterior en el futuro”.

El Rey destaca que España es un país “con tres almas: europea, mediterránea e iberoamericana”
Conferencia de Embajadores. Rey y Albares 4
El Rey, los ministros Albares y Robles y otros miembros del Gobierno posan con los diplomáticos asistentes a la Conferencia de Embajadores.

La Conferencia de Embajadores reunió en Madrid a 123 representantes diplomáticos de España que han pasado revista a diferentes aspectos de la política exterior española, centrándose tanto en sus prioridades como en el funcionamiento regular de los servicios diplomáticos y consulares.

Durante el acto, don Felipe estuvo acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno Bau; el secretario de Estado para la Unión Europea, Pascual Navarro; el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo, Juan Fernández Trigo; la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Pilar Cancela; el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; el subsecretario de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Luis Manuel Cuesta; y el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Antón Leis.

El Rey también celebró que “esta Conferencia de Embajadores haya podido reunirse de nuevo, permitiendo así el tratamiento de cuestiones de tanta trascendencia y una visión cohesionada de cómo abordarlas en la mejor defensa de nuestros intereses y ante al reto añadido que supone la Presidencia de la Unión Europea”.

“Nuestra Presidencia –recordó– tendrá lugar en el final del ciclo institucional europeo antes de las elecciones del Parlamento Europeo de 2024 y ofrecerá a España la oportunidad de mostrar lo que es: un miembro de la Unión Europea ya veterano, una sociedad dinámica, plural, tolerante y un país profundamente europeísta tanto por convicción como porque en la Unión Europea ve reflejados sus valores democráticos y aspiraciones de progreso”.

Albares apuesta por una diplomacia que defienda “nuestros valores”

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, recordó que “nos encontramos, y no creo que eso cambie a lo largo de los próximos meses, ante un contexto internacional convulso y en transformación” que obliga a “repensar permanentemente como nos posicionamos en el mundo, cómo se posiciona España en el mundo y en cada uno de los países ante los que estáis acreditados”.

Para el responsable de Exteriores, ante esta situación donde las normas internacionales están siendo cuestionadas, “España tiene que demostrar, y lo está haciendo, su firme posicionamiento en defensa de nuestros valores porque esa es la mejor manera de defender nuestros intereses y por eso la situación actual debe transformarse también en una oportunidad para que España trabaje conjuntamente con nuestros socios y aliados”.

A lo largo de este año, aseguró Albares, “vamos a proponer y liderar soluciones desde la presidencia de la Unión Europa, pero también en la OTAN, en el G-20, en el Mediterráneo o en Iberoamérica”, un trabajo de todos para “seguir manteniendo a nuestro país y a nuestra sociedad en el primer plano internacional y en el centro de los debates internacionales, también en cada una de vuestras capitales”.

“Los desafíos de su vida cotidiana –afirmó Albares– tienen una dimensión internacional creciente y el bienestar cotidiano depende cada día más de una acción comprometida y eficaz porque para que a los españoles les vaya bien dentro, nosotros tenemos que hacer las cosas bien fuera”.

El Rey destaca que España es un país “con tres almas: europea, mediterránea e iberoamericana”