FELIPE VI SE SUMÓ A LOS ACTOS EN MEMORIA DE UNO DE LOS EPISODIOS MÁS SANGRIENTOS DE LA HISTORIA DE EUROPA

El Rey se conmueve por la “humanidad” de emigrantes y exiliados españoles durante el Holocausto

| 28 de enero de 2015, 16:02
Rey holocausto Senado1
Un momento del acto en memoria del Holocausto.

El rey Felipe VI se mostró conmovido por la “valentía” y “humanidad” de algunos emigrantes, exiliados y diplomáticos españoles durante el Holocausto nazi al decidir “no pasar de largo frente al sufrimiento humano” y quiso rendirles el más “profundo homenaje de respeto, admiración y gratitud”, durante la celebración en el Senado del Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, cuando se cumplen 70 años del fin de la II Guerra Mundial que supuso la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau y puso fin a uno de los episodios más abominables de la reciente historia de Europa.

“El Holocausto representa una derrota sin paliativos a manos de la maldad, el embrutecimiento y la ignorancia. En el reguero de esos terribles crímenes fueron asesinados millones de seres humanos y junto a sus cenizas quedaron maltrechas la dignidad y la esperanza”, recordó el monarca, quien, como contrapartida, se refirió a los españoles que obtuvieron la distinción de ‘Justo entre las Naciones’ porque con “valentía y grandeza hicieron prevalecer el principio de humanidad” durante un episodio tan trágico.

Don Felipe recordó que el pasado año 2014 “nos trajo el regalo de un nuevo español declarado Justo entre las Naciones”. Se trata de Sebastián de Romero Radigales, diplomático destinado en Grecia. “Con él son ya siete los españoles que han obtenido tal distinción”, destacó el monarca, quien se refirió a diplomáticos como Ángel Sanz-Briz, Eduardo Propper de Callejón o el propio Radigales; miembros del Servicio Exterior de España como José Ruiz Santaella y su esposa Carmen Schrader; representantes de la sociedad civil en el exilio y la emigración como Martín Aguirre y Concepción Faya, entre los que han obtenido la condecoración.

“España aportó héroes, como los mencionados, pero también se desangró con las víctimas”, dijo el Rey, quien aludió a los sefardíes y exiliados republicanos españoles que el próximo mes de mayo conmemorarán el 70º aniversario de su liberación del campo de Mathausen. “Ambos, sefardíes y españoles exiliados en aquella hora histórica, son hermanos de patria y de desdicha que sufrieron las aristas de un tiempo abominable”, sentenció.

Don Felipe recordó que “la barbarie puede surgir en el momento y la forma más inesperada”, y alertó sobre el hecho de que “ninguna sociedad está definitivamente protegida frente a la sinrazón”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca