“Este trabajo de brocha gorda y titular no nos gusta”, afirmó Margarita Robles

El PSOE rechaza la reforma de la ley electoral de Ciudadanos, pero insiste en la eliminación del voto rogado

El PSOE ha rechazado la reforma de la ley electoral que le propone Ciudadanos, pero afirma que seguirá trabajando en el seno de la subcomisión parlamentaria para la reforma electoral, en la que, entre otras cuestiones, defiende la eliminación del voto rogado.

El PSOE rechaza la reforma de la ley electoral de Ciudadanos, pero insiste en la eliminación del voto rogado

El PSOE ha rechazado la reforma de la ley electoral que le propone Ciudadanos, pero afirma que seguirá trabajando en el seno de la subcomisión parlamentaria para la reforma electoral, en la que, entre otras cuestiones, defiende la eliminación del voto rogado.

Según ha explicado la portavoz del PSOE, Margarita Robles, la reunión entre ambas formaciones, que tuvo lugar este miércoles 14, ha transcurrido en un clima de franqueza que ha llevado a los socialistas a reprochar a los diputados de Ciudadanos que estén permanentemente bloqueando junto al PP en la Mesa del Congreso todas las iniciativas legislativas de contenido social y que les preocupe más “buscar reformas electorales para incrementar su número de escaños que las necesidades de los ciudadanos”.

Los socialistas –representados por Margarita Robles, Adriana Lastra, Rafael Simancas y Meritxell Batet– han trasladado también a Miguel Gutiérrez, Ignacio Prendes y José Manuel Villegas, de Ciudadanos, que a las reuniones se va a “trabajar en serio” y que a ellos les importan “muy poco las fotos”.

“Este trabajo de brocha gorda y titular no nos gusta”, ha afirmado Robles, que ha dejado también claro que su grupo va a seguir trabajando en el seno de la subcomisión parlamentaria para la reforma electoral en beneficio de los ciudadanos, no de intereses partidistas. Esto supone –ha explicado– sacar adelante la reforma de la ley electoral para eliminar el voto rogado, facilitar el sufragio de las personas con discapacidad, desbloquear las listas electorales e imponer las listas cremallera.

“Hemos insistido mucho en que para nosotros primero son las personas y después los intereses partidistas, y que estos también tienen que estar subordinados a los intereses de la personas”, ha dicho Robles.

El PSOE rechaza la reforma de la ley electoral de Ciudadanos, pero insiste en la eliminación del voto rogado