Izquierda Plural cree que la reforma supuso un retroceso “sin precedentes”

Izquierda Plural cree que la reforma supuso un retroceso “sin precedentes”

Desde la Izquierda Plural, Joan Josep Nuet, defendió acabar con los aspectos de la reforma electoral que han supuesto un retroceso “sin precedentes” en los derechos de participación de los ausentes, debido principalmente al voto rogado, porque es “un atentado a la democracia” que supone “una carrera de obstáculos” para los españoles residentes en el exterior.

Aunque tiene dudas sobre el fondo y ve “imprecisiones jurídicas y complicaciones”, Irene Lozano (UPyD) abre el debate para revisar el sistema de voto de los españoles del exterior y terminar con el voto rogado, que en su opinión “daña el principio de igualdad”.

Desde el PNV, su portavoz, Aitor Esteban, no se opone a reabrir el debate en el Congreso, pero cree que es “muy difícil” llevar a término lo que propone la Cámara gallega, dadas las funciones que tiene establecidas la Junta Electoral Central. Esteban echó de menos una previsión presupuestaria para garantizar esas mejoras, porque, dijo, se necesita dinero. De lo contrario, se dejaría en “desventaja” a los partidos minoritarios.

La diputada de CiU Montserrat Surroca y la de Coalición Canaria Ana Oramas también coincidieron en que es necesario revisar el voto rogado.

Izquierda Plural cree que la reforma supuso un retroceso “sin precedentes”