Dialogó en Fráncfort con la vicepresidenta Nadia Calviño y el ministro Miquel Iceta

García Montero considera que “hay que frenar los ‘sesgos supremacistas’ de la Inteligencia Artificial”

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, resumió en Fráncfort las líneas maestras y las posibilidades que abre el PERTE Nueva economía de la lengua, con el que “tenemos una oportunidad extraordinaria para plantear un futuro diferente” en el que “la inteligencia artificial se entrenará en español”. Nadia Calviño, impulsora de este proyecto estratégico que cuenta con un presupuesto de 1.100 millones de euros, cerró el coloquio que mantuvieron el ministro de Cultura, Miquel Iceta, y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, en el marco de la Feria del Libro de Fráncfort.

García Montero considera que “hay que frenar los ‘sesgos supremacistas’ de la Inteligencia Artificial”
García Montero Francfort 1
La presencia de Nadia Calviño despertó un gran interés entre los medios de comunicación.

Bajo el título ‘El español y el poder económico de la lengua en la era digital’, este diálogo moderado por Cristina Gallach, comisionada especial para la Alianza por la Nueva Economía de la Lengua, abordó este proyecto que aprovechará el potencial del español para un mayor crecimiento económico y competitividad de España en áreas estratégicas como la Inteligencia Artificial (IA), la traducción, el aprendizaje, la divulgación cultural, la investigación o la ciencia.

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital dijo que España “debe apostar por las infraestructuras, que no son solo las autovías”, sino también proyectos digitales que permitan “aprovechar todo el potencial de España con la lengua, que es nuestro petróleo”. Gracias a la gran oportunidad de los fondos europeos aprobados tras el Covid, la Inteligencia Artificial no solo empleará el inglés y el chino, sino que podrán entender y comunicar también en español, hablado por casi 600 millones de personas en el mundo.

Calviño transmitió tres mensajes al mundo editorial español, protagonista de esta Feria que tiene a España como país invitado de honor: agradecimiento por “lo mucho que nos han acompañado” en la pandemia, apoyo del Gobierno a un sector económico fundamental, y confianza en nosotros mismos, que es “nuestra principal carencia”.

Como gran impulsora del PERTE (Proyecto Estratégico para la recuperación y transformación económica) Nueva economía de la Lengua, que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 1 de marzo, la vicepresidenta explicó sus cinco pilares: conocimiento en español y lenguas oficiales, Inteligencia Artificial en español, Ciencia en español, Aprendizaje en español e Industrias culturales. En el primero de ellos se enmarca la creación del Observatorio Global del Español que, liderado por el Instituto Cervantes, estudiará la situación de la lengua desde La Rioja, junto al monasterio de San Millán de la Cogolla, considerado la cuna del castellano y también del euskera.

Iceta: “PERTE que te quiero PERTE”

El ministro de Cultura insistió en la ventaja del español por su valor demográfico y porque tiene unas prestigiosas instituciones de referencia, las Academias de la Lengua, algo que no ocurre con el inglés o el francés. “Nos ha surgido una nueva lengua, que es la de las máquinas y la Inteligencia Artificial. Queremos que las máquinas piensen también en castellano y que, cuando nos dirigimos a ellas, nos contesten en castellano”, aseguró Miquel Iceta. De ahí la relevancia de este proyecto: “La lengua puede ser una barrera, y el PERTE lo que quiere es ser una palanca”.

La implicación del Gobierno será evidente en el riojano Valle de la Lengua. Desde el ministerio “vamos a ayudar”, dijo, porque “debemos ser un nodo inteligente, no un nodo rémora”. También apostó por implicar a los países hispanohablantes en un proyecto de interés común, para que “se sientan partícipes”. Hay que “quitar la carga negativa” a la relación y acercarse a Hispanoamérica “desde la fraternidad, no la prepotencia”; una oportunidad de la que se hablará en el IX Congreso Internacional de la Lengua Española que el Instituto Cervantes, la RAE y las Academias celebrarán en Arequipa (Perú) la próxima primavera.

Iceta concluyó con la esperanza de que, “dentro de dos años, podamos todos decir que el PERTE fue bueno”. Y, parafraseando el verso de García Lorca Verde que te quiero verde, cerró su intervención con un “PERTE que te quiero PERTE”, que provocó las risas de los asistentes.

Tomarse en serio la lengua

Por su parte, el director del Instituto Cervantes destacó que “es la primera vez que un Gobierno se toma en serio la lengua”. Las máquinas las programan los seres humanos, advirtió, y “hay que evitar que provoquen sesgos, para que el canon no sea hombre blanco protestante”. Es necesario frenar “sesgos supremacistas” y que la Inteligencia Artificial no acabe en manos de multinacionales que controlen la comunicación y las conciencias.

“Defender la cultura española es también defender los valores de la libertad y la democracia”, agregó García Montero, para añadir que las máquinas deben responder en español, pero “respetando la diversidad hispánica”, como ha hecho el Cervantes al crear la nueva herramienta digital denominada GEOLEXI.

Luis García Montero, que el próximo miércoles 26 presentará el Anuario 2022 del Instituto Cervantes ‘El español en el mundo’, anunció que pronto presentará el Mapa de la traducción, e insistió en que el Observatorio Global del Español trabajará para llevar el poder del español “hacia el entendimiento y la defensa de los derechos humanos”. Y también, para potenciar el peso internacional del español, que es la segunda lengua nativa en número de hablantes, solo por detrás de China, lo que la convierte en la primera, porque el chino se limita al territorio de China y alrededores, por lo que no es una lengua de comunicación internacional.

García Montero considera que “hay que frenar los ‘sesgos supremacistas’ de la Inteligencia Artificial”