Durante una conferencia en la Universidad de Las Américas, de Quito

Feijóo pide que las Cumbres Iberoamericanas sirvan para afianzar las democracias y se compromete a priorizar las relaciones con Latinoamérica

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido que las Cumbres Iberoamericanas sirvan para afianzar las democracias y se compromete a priorizar las relaciones con Latinoamérica.

 

Feijóo pide que las Cumbres Iberoamericanas sirvan para afianzar las democracias y se compromete a priorizar las relaciones con Latinoamérica
Feijoo en Univ. Las Americas
Los jóvenes universitarios quisieron fotografiarse con Núñez Feijóo.

Durante una conferencia en la Universidad de Las Américas, en Quito, Feijóo ha mostrado su compromiso inequívoco con la democracia de Ecuador y condena de forma “firme y determinante”, cualquier acto o revuelta que no respete la legalidad democrática.

Tras constatar el fuerte arraigo de los principios democráticos en la mayoría de repúblicas latinoamericanas, destaca que sus valores han logrado que, “a pesar de la crisis y la aparición de movimientos populistas de distinto signo, la democracia haya prevalecido”.

Feijóo defiende que Iberoamérica debe ser una cuestión prioritaria para el Partido Popular Europeo y para el PP “como alternativa de Gobierno en España”. “Será una de mis primeras prioridades internacionales”, asegura.

“La Europa y la España de hoy son consecuencia de la superación de innumerables traumas gracias al arraigo de los principios democráticos”, dice, y alerta sobre los “ataques solapados” que recibe la democracia de sus detractores, que no se atreven a proclamarse en su contra, “porque todo el mundo sabe que la ciudadanía considera como un patrimonio incuestionable su conquista”.

El presidente del PP califica de “conquista de los demócratas”, que aquellos que no lo son “no se atreven a decirlo, y además aparentan serlo, aunque sus políticas no respeten los principios básicos de pluralidad, de libertad de expresión, de catedra, de independencia de la Justicia, del Poder Legislativo, del Ejecutivo y de instituciones reguladoras del Estado, que nunca debe controlar el Gobierno”.

Se muestra firmemente convencido de las capacidades de todos los pueblos y culturas para ejercer plenamente los principios democráticos, “un camino no exento de dificultades, porque hemos de respetar las leyes y porque la forma, es la garantía de las cosas”.

Feijóo argumenta que no conoce ningún país al que le vaya bien viviendo de manera constante en la revolución y la crispación. “Los países que viven en la revolución constante lo que viven en realidad es un conjunto de políticos que viven a costa de su país tensionándolo y empobreciéndolo”, subraya.

Reflexiona acerca de que se produce “una pugna entre los partidarios de la estabilidad y los de la inestabilidad, porque cuando no se tiene respuesta para gestionar los problemas reales tienes que crispar. No hay posibilidad de modernización de un país sin estabilidad”.

El máximo dirigente del Partido Popular defiende el diálogo y lamenta que hoy en día no se respetan los pactos, “no interesa, interesan las rupturas”. “Hay que volver a los principios porque no hay que ser revolucionario, hay que ser evolucionario", afirma.

Por último, pone en valor la creación de la Unión Europea, “probablemente la construcción política más importante del mundo, aquella que han conseguido 27 estados soberanos que han acordado tener un tratado de Unión Monetaria, un tratado de Unión Bancaria y un tratado de Derechos y Obligaciones con una única frontera, la de los 27 países”.

Feijóo pide que las Cumbres Iberoamericanas sirvan para afianzar las democracias y se compromete a priorizar las relaciones con Latinoamérica