LA PRESIDENTA DEL PARLAMENTO ENTREGÓ EL GALARDÓN A TRES DE SUS REPRESENTANTES

Los emigrantes recibieron la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León por su “dedicación” y “tesón”

| 27 de febrero de 2017, 10:44

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha ensalzado “la dedicación y el tesón” de los emigrantes castellanos y leoneses que fueron causa del “desarrollo económico” de sus países de destino y que contribuyeron “de manera decisiva” al nacimiento de una nueva sociedad. Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en el Parlamento regional con motivo de la celebración del XXXIV Estatuto de Autonomía y la entrega de la Medalla de Oro de las Cortes a los emigrantes castellanos y leoneses. La Medalla se ha entregado a Pedro Bello Díaz, Sergio Rabanillo Dámera y Pedro José Díez y Díez –en este caso, recogida por una familiar– como representantes de las comunidades de emigrantes en Argentina, Cuba y México.

Las Cortes han entregado la Medalla de Oro, la más alta distinción del Parlamento autonómico con la que se quiere reconocer, honrar y agradecer a quienes han contribuido de manera sobresaliente a enaltecer la Comunidad, a los emigrantes castellanos y leoneses, y, de modo particular, a los que lo son o lo han sido en los países de América, por encarnarse en estos, con la mayor intensidad, las dificultades que envuelven a la emigración.
Durante su intervención, Silvia Clemente ha recordado que entre 1880 y 1960 Castilla y León fue una de las principales comunidades de las que partieron sus habitantes hacía otros lugares del país y del mundo, principalmente hacia América. De hecho, casi dos terceras partes de los castellanos y leoneses tuvieron como destino Argentina, Cuba, México, Brasil, Venezuela, Uruguay y Chile. Por ello, el Parlamento regional ha querido “reconocer, honrar y agradecer” a quienes “han contribuido de manera sobresaliente” a enaltecer esta Comunidad, como es el caso de los emigrantes castellanos y leoneses “que se marcharon de Castilla y León pero mantuvieron siempre sus lazos de unión” con esta tierra.
Asimismo, se ha referido a la “añoranza” de los emigrantes por su lugar de origen, a sus “anhelos” por encontrar un futuro mejor en los países que los acogieron y al “esfuerzo y trabajo” por sacar adelante su proyecto de vida así como al “cariño” por la tierra que hoy es la patria de sus hijos y amigos y donde han llevado a cabo proyectos profesionales o empresariales que han merecido el reconocimiento de la sociedad “y que han contribuido a generar riqueza también en Castilla y León”.
Así, Silvia Clemente se ha referido al empresario Antonio Fernández, descendiente de leoneses que falleció el año pasado o al mexicano Valentín Díez Morodo, quien recibió la Medalla de Oro de la Ciudad de León.
Para Clemente, el Estatuto de Autonomía “es la gran obra colectiva” que en la celebración de su 34º aniversario “adquiere una dimensión más amplia y completa” ya que se ha concedido la Medalla de Oro de las Cortes a los emigrantes de Castilla y León y a todos los que se marcharon de esta Comunidad “pero mantuvieron siempre sus lazos de unión” con esta tierra.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca