El director de Andalucía Global valora “muy positivamente” la supresión del voto rogado

Francisco Arroyo: “El incremento de la participación de los andaluces en el extranjero podría ser seis veces superior al actual”

El director general de Andalucía Global, Francisco Javier Arroyo, valora “muy positivamente” la supresión del voto rogado y los nuevos cambios en la Ley Electoral que podrían suponer que la participación electoral de los andaluces que residen en el exterior sea seis veces superior a la actual.


 

Francisco Arroyo: “El incremento de la participación de los andaluces en el extranjero podría ser seis veces superior al actual”
Francisco Javier Arroyo Navarro con escudo de Andalucía detrás
Francisco Javier Arroyo Navarro con escudo de Andalucía detrás

Pregunta. ¿Cómo valoran desde Andalucía la supresión del voto rogado y el resto de reformas incluidas en la nueva Ley Electoral?

Respuesta. Valoramos muy positivamente que el derecho político más importante que tienen los ciudadanos, el de poder elegir libremente a sus dirigentes, se extienda a todos aquellos ciudadanos que libremente quieran ejercer ese derecho.

Y eso se va a conseguir ahora con la reforma que se ha aprobado en las Cortes Generales de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General para eliminar el denominado ‘voto rogado’ que se aprobó durante el gobierno de Rodríguez Zapatero en 2011, quizás con la intención de evitar los posibles fraudes que hubieran podido cometerse, pero que tuvo el efecto pernicioso de complicar tanto el ejercicio del derecho al voto que desanimó a muchos a ejercerlo y que incluso aquellos que lo ejercieron, por las trabas burocráticas que conllevaban, luego no llegaban a materializarlo.

P. ¿Hasta qué punto esta modificación puede implicar un incremento de participación?

R. Si nos atenemos a la secuencia histórica de anteriores elecciones con y sin voto rogado, podríamos aventurarnos a decir que el voto de los residentes en el extranjero podría multiplicarse por seis.

Para que nos entendamos, antes de la llegada del voto rogado ejercían el derecho al voto casi el 30% de los inscritos en el CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes). A partir de la reforma del 2011, tan solo el 10% ‘rogaba’ ejercer el voto, pero que finalmente y por las complicadas trabas burocráticas sólo materializaban en torno al 5%. Es decir, miles de españoles y andaluces que votaban desde el extranjero dejaron de hacerlo a partir del año 2011.

El censo electoral andaluz supera los 6,6 millones de electores, de los cuales más de 260.000 residen en el exterior. Si sólo votasen ese 30% que votó de media en las últimas elecciones generales se alcanzaría la cifra de casi 80.000 votantes, que con el ‘voto rogado’ apenas alcanzaban los 13.000 votos. Como se puede comprobar, el incremento de la participación de los andaluces residentes en el extranjero podría ser muy significativo; seis veces superior al actual.

P. Desde algunos ámbitos se empieza hablar de la necesidad de ir un paso más allá y constituir una circunscripción propia para la emigración en el Congreso y el Senado. ¿Qué le parece esto?

R. Es una cuestión que está en el debate político y social y que habrá que abordar y estudiar y tomar una decisión. Pero lo más importante es que, tratándose de un derecho fundamental tan importante y que nos afecta a todos, se trate de llegar al mayor consenso político que sea posible, tal como ha sucedido con la eliminación del voto rogado en el que prácticamente ha habido unanimidad, y ello porque estamos hablando de uno los derechos fundamentales más sagrados: el derecho al voto.

Francisco Arroyo: “El incremento de la participación de los andaluces en el extranjero podría ser seis veces superior al actual”