Salvador Fernández Moreda participó en la entrega de diplomas del quinto curso del Instituto Santiago Apóstol

| 08 Diciembre 2018 - 13:56 h.
En una breve intervención, Salvador Fernández Moreda valoró la trayectoria de los chicos en el colegio
En una breve intervención, Salvador Fernández Moreda valoró la trayectoria de los chicos en el colegio

En el marco de su estancia en la ciudad de Buenos Aires el legislador y expresidente de la Diputación de A Coruña Salvador Fernández Moreda visitó el colegio Santiago Apóstol. Moreda, que concurrió invitado por la autoridades del Instituto, participó en la entrega de diplomas a los alumnos del quinto curso.

En una breve intervención, Fernández Moreda valoró la trayectoria de los chicos en el colegio. “Una promoción más sale de las aulas del Santiago Apóstol y un grupo de alumnos finaliza una etapa en su camino formativo, su ‘cursus honorum’, que les permitirá, en un futuro próximo, integrarse en la sociedad y en el mercado laboral, con los conocimientos y valores necesarios para ser buenos ciudadanos y buenos profesionales”, apuntó.

“A lo largo de vuestra vida –ahondó–, con un mundo en continuo cambio, tendréis que actualizar permanentemente vuestros conocimientos, es una exigencia del mundo laboral; los valores, sin embargo, son intemporales y permanecen inmutables: el ser honrado y honesto tanto en vuestra vida pública como privada; el valor del trabajo y del esfuerzo, la solidaridad, la defensa de la libertad, los derechos individuales, la igualdad entre hombres y mujeres… son valores que os acompañarán siempre a lo largo de vuestra vida”.

Algún día, reflexionó, esos mismos jóvenes que acaban de recibir su diploma formarán parte de las clases medias y dirigentes del país y orientarán, con su trabajo, opiniones y  decisiones, su rumbo. “Sé por los valores que se transmiten a los colegiales que seréis unos ciudadanos libres, amantes de la libertad y la democracia, defensores de sus derechos y servidores de sus deberes, con amor y respeto a Galicia y España, lo que permitirá en el futuro mantener e incrementar, en beneficio mutuo, las sólidas y profundas relaciones de todo tipo que ambos países mantienen”, continuó.

En una comparación entre el mensaje simbólico del cuadro de Castelao ‘A derradeira leición do mestre’, el expresidente de la Diputación de A Coruña recordó cómo comenzó el proyecto del colegio. “En 1979 –señaló– era un objetivo fundacional, poco más que un sueño casi irrealizable. Pasaron 19 años hasta que ese sueño fue una realidad: en 1998 el Colegio inició su andadura”.

“La última lección del colegio –dijo– está contenida en los cimientos y paredes de este edificio: no fue un milagro del cielo, ni fruto de la obra de un filántropo rico. Como decía (Darío) Lamazares, fue el fruto sagrado de la voluntad de un grupo de gallegos”.

“Esta es la gran lección que encierra este edificio –concluyó–, podéis soñar, podéis poneros metas ambiciosas. Todo es posible cuando existe la férrea voluntad de conseguirlo”.

Por último, Fernández Moreda agradeció al Centro Galicia y a la Fundación Galicia-América, “como ciudadano”, “su trabajo que mantiene viva y presente en la sociedad argentina nuestra cultura y nuestros valores”. “Es, sin duda, el mayor legado que la emigración puede dejar para el futuro en Argentina”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca