El PP se convierte en la fuerza más votada en las siete grandes ciudades gallegas

| 13 de julio de 2020, 21:50

La contundente victoria del PP se registró en las cuatro provincias, en la mayoría de municipios –ganó en 298 de los 313 ayuntamientos de Galicia– y en las siete grandes ciudades.

El PP mejoró sus resultados respecto a las pasadas elecciones en las provincias de A Coruña y Lugo, donde consigue un diputado más en cada una de ellas. Escaños que pierde en las provincias de Ourense y Pontevedra. 

Por su parte, el BNG fue el único que mejoró en las cuatro provincias. El incremento más alto es en la provincia de A Coruña, donde consigue siete escaños, cinco más que en las pasadas elecciones. En Lugo, aumenta los diputados en dos, al igual que en Ourense. Mientras que en Vigo, suma cuatro más que los pasados comicios. 

Los socialistas, por su parte, perdieron un diputado en A Coruña y otro en Lugo, mientras que ganaron uno en Ourense y dos en la provincia de Pontevedra, todavía pendiente de confirmar con el resultado del recuento del voto emigrante. 

En las grandes ciudades el PP también fue la fuerza más votada. 

En A Coruña, el PP incrementa su representación en un 2,59% respecto al año anterior y se hace con el 46,11% de los votos. El PSOE, por su parte, no ha rentabilizado su trabajo en el Gobierno local y los números que consiguieron son muy similares a los de hace cuatro años. Quien sale reforzado de la capital herculina es el BNG que, capitaneado por el veterano Francisco Jorquera, consigue un aumento del porcentaje de voto superior al 17,6% con respecto a las anteriores autonómicas. 

A pesar de la victoria del PP en la ciudad de Lugo, el gran ganador de la noche es el BNG que multiplica casi por cuatro el número de votos conseguidos, lo que supone incrementar en un 16,98% los sufragios, alcanzando unos datos históricos en esa ciudad. Los socialistas, por su parte, se quedan en registros similares a los de las pasadas elecciones.

En la ciudad de Ourense el reparto de los porcentajes de voto fue similar al resto de Galicia. Los ‘populares’ consiguieron el mayor porcentaje con un 45,76%, seguido del BNG, con un 23,75%, lo que supone un incremento del 18,88% respecto a las anteriores elecciones; y del PSOE con un 21,14%.

En Pontevedra, el BNG rompió la barrera psicológica de los 10.000 votos, lo que supone un incremento de un 12,56% respecto a las pasadas elecciones. “Este resultado fue el mejor resultado de la historia del BNG. Es un resultado increíble”, aseguró el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, en una intervención tras conocerse los resultados. “Es el resultado –aseguró– de un trabajo a lo largo del tiempo y cuando hay un trabajo así, los resultados tienen que caer y van a seguir cayendo. Ahora, aunque hay a quien no le gusta escucharlo, hay que consolidarlo”, aseguró. El PP y el PSOE se mantienen con discretas subidas respecto a las pasadas elecciones, un 1,38% y 2,31%, respectivamente. 

En Santiago, el PP volvió a ganar las elecciones, con un discreto incremento del 1,38%. El mayor aumento se produjo en el BNG que sumó 9.110 votos más que en las pasadas elecciones y que casi duplica al PSOE, que consiguió poco más de 7.000 votos, lo que supone una bajada del 2,11% respecto a las pasadas elecciones. 

En Vigo, el PP ganó por tan solo 679 votos a los socialistas, que recuperan en la ciudad olívica la segunda plaza ocupada desde 2016 por En Marea. Los populares alcanzaron en Vigo un apoyo de un 32,51%, algo más bajo que en 2016 cuando los apoyó el 34,43%. 

El alcalde de la ciudad y tío del candidato socialista, Abel Caballero, felicitó a Núñez Feijóo por los resultados, pero criticó que el propio Feijóo no le hubiese felicitado a él por los resultados del PSdeG en Vigo. 

El alcalde socialista señaló que los ‘populares’ se situaron en Vigo 15 puntos por debajo de la media de Galicia y aseguró que el resultado arroja prácticamente un empate entre ambas fuerzas políticas. 

Asimismo, Abel Caballero le deseó al presidente electo éxito en los próximos cuatro años porque su éxito será el de los ciudadanos de Galicia, pero reconoció que la expectativa de Vigo tras doce años de Gobierno del PP en la Xunta “es la que es”. “Ya sabemos en esta ciudad lo que podemos esperar de él”, aseguró Abel Caballero, que expresó su deseo de que el presidente de la Xunta cambie porque Vigo tiene derecho a ser atendida como la primera ciudad de Galicia, la que más población tiene y más aporta al PIB.

En Ferrol, el PP consiguió una victoria contundente con un ligero crecimiento en la cuota de respaldo con respecto a los comicios de 2016. Los populares –que tienen tres representantes de la comarca en los primeros puestos de la lista por A Coruña– obtuvieron 13.901 votos, lo que supuso un 45,30% del total. En las elecciones gallegas celebradas en septiembre de 2016 habían logrado 15.140 sufragios, el 45%.

No obstante, el mayor crecimiento lo experimentó el BNG, que hace cuatro años fue la cuarta fuerza –por detrás de los populares, En Marea y el PSdG-PSOE– en el municipio naval y ahora se sube a la ola que ha empujado la formación en toda la comunidad. También en Ferrol adelantan los nacionalistas al resto de los partidos de izquierda, y se convierten en el segundo partido con un caladero mayor de votos. Si hace cuatro años el BNG había obtenido 2.356 votos, lo que representaba el 6,8 % del total, en estos comicios, los de Ana Pontón incrementaron ese respaldo hasta alcanzar las 6.593 papeletas, representando el 21,47%.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca