INAUGURÓ EL CICLO DE LA ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS GALLEGOS EN MADRID

El embajador de Túnez en España pronunció una conferencia sobre su país en la Casa de Galicia en Madrid

| 19 Septiembre 2018 - 12:49 h.
De izqda. a dcha.: Julio Lage, José Ramón Ónega, Wacef Chiha, Ibrahim Medini e Isabel Noriega.
De izqda. a dcha.: Julio Lage, José Ramón Ónega, Wacef Chiha, Ibrahim Medini e Isabel Noriega.

La Casa de Galicia en Madrid acogió este martes la ponencia ‘Construyendo relaciones comerciales e inversiones con Túnez’, que pronunció el embajador de Túnez en España, Wacef Chiha, primera del ciclo organizado por la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (AEGAMA), y cuyo objetivo es ahondar en el conocimiento de diferentes países y propiciar contactos y relaciones comerciales con sus socios. Cerca de medio centenar de asociados se acercaron a la Casa para conocer más sobre Túnez.

La presentación de la conferencia inaugural corrió a cargo del delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega, y en ella intervinieron: el presidente de Aegama, Julio Lage; la responsable de comunicación y redes sociales de Aegama, Isabel Noriega; el embajador tunecino, Wacef Chiha; y el ingeniero y director de la FIPA, agencia tunecina con oficina en España de promoción de la inversión exterior, Ibrahim Medini.

Ónega dio la bienvenida a la Casa tanto a los integrantes de la mesa como a los asistentes y deseó en sus palabras una fructífera tarde. “Siéntase como en su casa y que sea una sesión llena de éxitos”, dijo.

Para Julio Lage, “esta es una oportunidad para que las empresas de nuestros socios, que abarcan múltiples sectores, puedan establecer diversas líneas de negocio”. Añadió además que “ya hay unas cuantas empresas gallegas instaladas en Túnez por lo que el embrión ya está en marcha”.

Por su parte, la responsable de medios de Aegama, Isabel Noriega, hizo la presentación del embajador, que lleva en España desde 2015 y desempeñó con anterioridad responsabilidades diplomáticas en Berlín y París, donde fue delegado permanente de la Unesco durante cinco años.

Wacef Chiha hizo una exposición de la situación actual del país, que ha experimentado un importante auge los últimos años. “El nuevo modelo quiere ser más competitivo y exclusivo”. Además del turismo, que aumentó un 23% en el último año y cuyas previsiones son de que supere los 10 millones (casi su población) en 2020, están las exportaciones que suponen el 40% del PIB, frente a solo el 7% del turismo. Destaca por sus exportaciones en industria, componentes de automóviles, aeronáuticos, productos farmacéuticos, químicos, textiles, y energías, especialmente en las renovables. España es el 4º cliente de Túnez y 5º proveedor.

Ibrahim Medini proyectó un audiovisual, ‘Nuevo Túnez. Nueva visión económica’, con numerosos datos que dejaron patente el despegue económico del país elegido para instalarse por 3.500 empresas extranjeras, de las cuales solo 64 son españolas. “Dado que es una HUB regional con acuerdos de libre comercio con la Unión Europea, es un lugar con unas condiciones muy ventajosas para los inversores”, dijo Medini, y mostró ejemplos de diversos sectores, con las ventajas comparativas de las inversiones, las oportunidades y las actividades prometedoras. Especial hincapié hizo sobre la nueva ley de inversiones y los incentivos para los inversores extranjeros ya que suponen “muchas facilidades y grandes ventajas” para quienes decidan hacerlo en Túnez.

Para finalizar se sirvió un vino, tiempo de ‘networking’, reservado para las presentaciones, conocerse, intercambiar impresiones y tarjetas, primer paso para cualquier negocio.

Túnez posee una sociedad abierta y moderna, y está considerado como uno de los pocos países árabes con una democracia consolidada y la Constitución más avanzada (aprobada en 2014). Durante mucho tiempo, ha sido un lugar elegido para viajar por los europeos. Los 1.300 kms. de costa, de los cuales la mitad son playas, los museos, las medinas, la tradición artesana o la gastronomía son razones de peso para ello. El aspecto de la seguridad se ciñe a las fronteras con Libia y Argelia. Tiene 160.000 kilómetros cuadrados –de ellos, el 40% son desierto–, con 11 de millones de personas. Su economía diversificada y orientada para el mercado ha sido citada como un ejemplo de éxito en África y en el Oriente Medio. La consolidación de su estabilidad política dentro del marco democrático surgido tras la revolución de 2011 posiciona a Túnez como un país referente en el Norte de África.

 

 

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca