NACIDO EN MONTEVIDEO, SIEMPRE HA ESTADO INMERSO EN LA COMUNIDAD GALLEGA

AEGU premia como emprendedor gallego del año al empresario Pablo Casal

| 29 Noviembre 2019 - 14:29 h.
Pablo Casal, junto con invitados al acto.
Pablo Casal, junto con invitados al acto.

En el Centro Cultural de España (CCE), y con la presencia del embajador de España, el cónsul general, el consejero comercial de la Embajada y el director del CCE, la presidenta de la Asociación de Empresarios Gallegos en Uruguay (AEGU), Sandra Canedo, junto al secretario de la institución gallega, han entregado el máximo galardón de la Asociación a Pablo Casal, como emprendedor gallego del año.

Pablo Casal es hijo de una orgullosa empresaria de la industria hotelera de Uruguay, Charo Gil, y, según él mismo recordó durante la ceremonia de entrega, su padre nació en Barciademera, una aldea del ayuntamiento de O Covelo, a unos 10 kilómetros del municipio pontevedrés de Mondariz. Casal también contó que su padre conoció a su madre en la fiesta de su pueblo a principios de los años 70. “Era el cumpleaños de ella y sus padres (mis abuelos maternos) eran de una aldea pegada a la de mi padre, que se llama Piñeiro, a unos 5 kms. Se casaron en España en diciembre de 1972 y yo nací en Montevideo dos años más tarde”, explica.

Sobre los primeros años de su vida, Casal recordó que los había pasado en España, “alternando entre Vigo y las aldeas, hasta cuando empecé la escuela que nos mudamos a Uruguay”. A pesar de nacer en Montevideo mantuvo fuertes vínculos con España, “cada 2 ó 3 años viajaba a España a pasar los veranos con mis abuelos paternos. A partir de ahí crecí en Uruguay, pero siempre inmerso en la comunidad gallega”.

Respecto a su lado empresarial, Casal explica que “a los 8 años me regalaron mi primera computadora, una Commodore 128, de la cual no me despegué nunca más hasta que realmente me quedó chica. En ella hice unas de las primeras BBS de Uruguay (una tecnología telemática similar a Internet, pero más primitiva), la cual llegó a interconectar computadoras entre Uruguay y el mundo”.

Después, cursó estudios de técnico en radio y televisión, “ya que estaba obsesionado con la electrónica analógica de control”, confiesa el propio Casal que también estudió analista de sistemas, ingeniería de telecomunicaciones e ingeniería de sistemas, “aunque no terminé ninguna de las 3, ya que antes de terminar la carrera me enfoqué en emprender”. “Más tarde ­–continúa– hice un programa ejecutivo de dirección comercial y marketing de la universidad de ESADE en Barcelona, el cual sí terminé y me ayudó a ordenar muchos conceptos de marketing que ya manejaba intuitivamente”.

En marzo de 1998 fundó Netlabs, con un socio que hoy trabaja en Google. “Yo venía de renunciar a la dirección técnica de Netgate, porque quería materializar una visión de empresa que no existía en el país”, recuerda.

Durante su intervención, Casal hizo un recorrido por su vida laboral recordando que “hice una de las primeras BBS con conexión a FidoNet internacional”. “Luego –continúa– una empresa de armado y reparación de PC. Más tarde fui a trabajar como especialista Unix a Netgate donde al año terminé como director técnico (CTO) de la empresa. A los 23 años me fui de Netgate y fundé Netlabs. En Netlabs pasamos de ser 2 personas sin clientes a una empresa de aproximadamente 50 colaboradores y más de 2 millones de USD de facturación. Hoy en día tenemos clientes en Estados Unidos, Colombia, Perú y Uruguay. En Uruguay somos el principal ‘partner’ de Red Hat Linux, Cloudera (principal fabricante de la solución open source de BigData) y Deloitte. Nuestros principales clientes locales son UTE, la IMM, Antel, Telefónica, Agesic, VisaNet, Woow, Tienda Inglesa, Tienda Mia, etc. Somos el principal referente Linux y BigData en Uruguay con la mayor cantidad de instalaciones y horas de servicio”.

A nivel personal y unos años antes había empezado a estudiar guitarra, más adelante canto y participó en algunas bandas de rock, con las que hacían tributo a bandas inglesas de los 80. Actualmente canta como tenor en el Ensemble barroco De Profundis, el Ensemble barroco Opsis y, eventualmente, en algún coro de ópera para producciones del Sodre o Solís.

También practica la astrofotografía (fotografía de planetas y galaxias), “lo cual hago con un telescopio desde mi casa”, explica.

También hace senderismo. “He escalado el Aconcagua, el gran cañón, Yosemite, los Smokie Mountains y algunos Fyords en Noruega y tres veces el Camino de Santiago”, asegura Casal, quien reconoce que también disfruta armando robots, “especialmente de navegación autónoma y capacidades empáticas haciendo uso de inteligencia artificial”.

Casal también confesó que adora la filosofía, “especialmente la filosofía de la ciencia y el pensamiento crítico”. Además, fue directivo de AEGU en varios períodos y también formó parte de la directiva de la CUTI (Cámara Uruguaya de Tecnologías de Información). “En abril de 2019 –explica­– me invitaron y acepté formar parte de una comisión de la IEEE (organismo internacional que sugiere los estándares para dispositivos electrónicos y de comunicaciones, por ejemplo WIFI), llamada IEEE Quantum Iniciative. De sus 20 miembros soy el único latino y nuestro propósito es el de sugerir los estándares internacionales consensuados que probablemente adoptará el incipiente mercado de las computadoras cuánticas”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca