EL PRIMER SEMINARIO DE ESTE AÑO REUNIÓ A 45 PERSONAS, ENTRE PARTICIPANTES Y DOCENTES

Tras veinticinco años de actividad, se mantiene el interés por los seminarios para mayores del programa ¡Adentro!

| 24 Marzo 2019 - 20:26 h.
Una buena parte de los asistentes al seminario, a la entrada del lugar donde se celebró.
Una buena parte de los asistentes al seminario, a la entrada del lugar donde se celebró.

El interés por los seminarios del programa ¡Adentro! para emigrantes mayores se mantiene y, tras casi veinticinco años de actividad, sigue atrayendo cada año de nuevo a personas interesadas en formarse como animadores socioculturales para la tercera edad. El primer seminario de este año, que tuvo lugar en Vallendar del 15 al 17 de marzo, reunió a cuarenta y cinco personas, entre participantes y docentes, procedentes de diferentes ciudades de Alemania y Bélgica. Nueve participantes asistían por primera vez.

En los seminarios se forma a personas hispanohablantes que quieren dedicar su tiempo libre al voluntariado social, actuando como multiplicadores en las asociaciones y grupos de emigrantes mayores de sus lugares de residencia. Terminada su formación, desarrollan con sus grupos actividades que fomentan la comunicación y la convivencia y orientan a los mayores sobre hábitos de vida saludables para mejorar su bienestar. Los temas que se ofrecen son muy variados, desde información sobre los derechos sociales de los emigrantes hasta los avances de la gerontología, la medicina y la psicología relativos a la persona mayor. En el programa tienen cabida también el ejercicio físico, la música, la espiritualidad y espacios para el ocio.

Los seminarios de ¡Adentro! los organizan, conjuntamente, la Academia Española de Formación (AEF), la Confederación de Padres de Familia, la Cruz Roja Alemana (DRK) y la Fundació Privada Can Gelabert, con el apoyo del Departamento de Formación de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones.

 

Variedad de temas y libertad de elección

La llegada de los participantes estaba prevista para las cuatro de la tarde. Media hora después ya tenía lugar el primer pleno del seminario, en el que, tras el saludo a los asistentes por parte de los organizadores, el coordinador de ¡Adentro! y presidente de la AEF, Vicente Riesgo, introdujo el programa a desarrollar durante el fin de semana. En este primer encuentro, se presentaron cada uno de los asistentes y aquellos que están dirigiendo grupos informaron sobre su trabajo. Esa misma tarde, después de la cena, se realizaron paralelamente los tres primeros talleres del programa.

En los seminarios se pueden elegir libremente los temas que a cada uno le sean de mayor interés, excepto los participantes nuevos, que tienen que asistir a los cursos de introducción de la pedagogía de ¡Adentro! como programa de animación sociocultural. Esta vez, se responsabilizó de ese importante punto del programa el sociólogo Vicente Riesgo, quien también dirigió el taller de trabajo biográfico ‘A la búsqueda de mí mismo’. Mediante la elaboración de un collage, los principiantes se iniciaron en el trabajo de autoreflexión y autoinspección necesario para poder escribir la propia biografía, un requisito imprescindible para continuar con la formación en ¡Adentro!. Previamente, se trabajó sobre el significado del trabajo biográfico para el desarrollo de la personalidad del mayor emigrado y su importancia como balance de las experiencias de la propia vida, lo que también ayuda a descubrir potencialidades y talentos que se pueden seguir amplificando en la tercera edad. Los futuros multiplicadores reciben, en esta fase inicial, una formación básica orientada a reforzar el desarrollo de su personalidad y capacidad de trabajar en equipo, así como a ampliar sus conocimientos en las áreas del fomento de la salud, organización de actividades socioculturales, temas sociojurídicos relevantes para mayores y trabajo en asociaciones y redes sociales.

 

 

Compartir experiencias para disfrutar de la vida

José María Villar, sociólogo residente en Bruselas, actuó por primera vez como docente en el seminario. Los temas que desarrolló en sus dos talleres fueron ‘Participar es vivir’, en el que se analizó qué es ‘vivir’ y se subrayó la importancia de participar y compartir experiencias con las personas que nos son cercanas para disfrutar de la vida. “Cuando falta tu pareja, ¿es posible seguir adelante? fue el título de su segundo taller, en el que, basándose en experiencias propias del grupo, se buscaron fórmulas para seguir adelante cuando se pierde a la pareja. Partiendo del primer acontecimiento estresante, el duelo, analizaron juntos los sentimientos y emociones en torno a ese trance y los comportamientos más adecuados para superarlo. Para terminar, Villar expuso una filosofía de comprensión de la vida tras el duelo.

 

Ansiedad, agresividad, Burnout

Daniel Gil Abascal, psicólogo español residente en Colonia, dirigió al comienzo del seminario un taller interactivo sobre ‘Cómo controlar pensamientos ansiosos’, en el que explicó qué son el estrés y la ansiedad, sus síntomas asociados y qué se puede hacer para cambiar la forma de ver el mundo y reducir el miedo. En otro taller, el sábado por la mañana, habló sobre la irritabilidad de las personas y las causas por las que los mayores se irritan. El docente dio pautas para disminuir la irritabilidad mediante técnicas de relajación, el trabajo cognitivo y un análisis profundo de la realidad que permita canalizar la agresividad de manera positiva hacia una solución práctica, para salir así de una situación estresante. En un tercer grupo buscó con los asistentes respuestas a la pregunta: “¿Es posible el agotamiento físico y emocional en la persona mayor?”. En ese contexto, el psicólogo habló sobre el Burnout en la tercera edad, sus síntomas y consecuencias. En su última intervención, dirigió un taller de introspección y fomento de la autoestima a través de la creación artística.

 

La vejez de las mujeres

Carmen Salinas, directora de la Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona y docente de ¡Adentro!, dirigió tres grupos de trabajo, dos el sábado y uno el domingo. La jurista y psicóloga habló en el primero de ellos sobre ‘La vejez de las mujeres’, resaltando la necesidad de considerar el envejecimiento desde una perspectiva de género, lo que ayudaría a comprender las desigualdades entre mujeres y hombres mayores.  Brevemente, analizó con el grupo el origen de las desigualdades de género en la cultura, en la religión y en los roles que siempre han reforzado la dominación de un género sobre otro, lo que ayudó a entender, por ejemplo, cómo se socializan los estereotipos que se esperan de cada género. Los roles desempeñados a lo largo de la vida por las mujeres, especialmente por las emigrantes, contribuirían a que, a pesar de vivir más tiempo que los hombres, éstas tengan una mala percepción de su salud y calidad de vida e incluso padezcan más trastornos mentales, como ansiedad, depresión y otros. Recordó también que las mujeres emigrantes mayores están más marcadas por la socialización de género que las jóvenes, pero que ambas asumen una “carga mental” o tarea invisible en la vejez de la que nadie habla. Las diferencias de género podrían reducirse a partir del momento en que las propias mujeres reconozcan y valoren lo que saben, se las respete en igualdad y tengan la posibilidad de participar plenamente en la vida laboral. Al mismo tiempo, sería necesaria la incorporación del hombre al ámbito social, familiar y de cuidados. La docente agradeció la presencia de algunos hombres en este grupo.

 

Modelos de vivienda para la tercera edad

‘Modelos de vivienda en la tercera edad’ fue el segundo tema tratado por Salinas. “Cuando cuestionamos a mayores de sesenta y cinco años dónde les gustaría envejecer, casi la totalidad prefieren hacerlo en casa, no quieren ser una carga para sus hijos y consideran que permanecer en su hogar y en su entorno les proporciona más libertad, privacidad y autonomía”, según la docente, pero no todos se habrían planteado lo que podría suceder en el momento en que su autonomía se viera disminuida, por eso, insistió en que la prevención para tales casos era imprescindible. Para mantener la autonomía el mayor tiempo posible, recomendó adaptar previamente la vivienda a las posibles necesidades futuras, eliminar barreras y adecuar baños y cocina, para poder vivir en ella con seguridad. Disponiendo, además, de un servicio de atención domiciliaria, los mayores podrían permanecer en su hogar incluso con altos grados de dependencia.

Aunque entre los participantes al taller predominaba el deseo de envejecer en el propio domicilio, algunos ya habían pensado en cuál sería la mejor opción en caso de incapacidad. En ese sentido, se expusieron y compararon los diferentes modelos de residencias y viviendas para mayores en España y Alemania, como apartamentos y pisos tutelados, casas y comunidades residenciales compartidas y otras formas de convivencia, en las que incide en su elección el deseo de autonomía y la influencia de la soledad en esa etapa de la vida. Por último, se habló también de una de las alternativas de creciente interés en Europa, el ‘cohousing senior’, una cooperativa de viviendas autopromovidas y autogestionadas por sus miembros, cuya forma de convivencia fomenta la colaboración, la solidaridad, la participación, la integración social y la sostenibilidad y permite a los mayores envejecer en un espacio adecuado y con mayor salud y bienestar.

‘La tutela jurídica de las personas mayores’ fue el último tema tratado por la jurista. También aquí subrayó la necesidad de prevención para el caso de accidente, enfermedad o vejez, circunstancias que pueden mermar las propias facultades hasta el punto de que uno mismo ya no pueda encargarse de sus propios asuntos y tenga que dejarlos en manos de una persona ajena. Para evitar que alguien indeseado pueda tomar esa responsabilidad, recomendó que cuando todavía se es perfectamente capaz, se decida quién se quiere que, llegado el momento, se ocupe de sus asuntos, evitando así que lo haga un funcionario público o un pariente indeseado. Recordó también la conveniencia de disponer de documentos preventivos (Autotutela, Poderes preventivos y el Documento de voluntades anticipadas) y subrayó la importancia de este tema para los mayores residentes en el extranjero.

 

Derechos y participación política de los mayores

Ya en la recta final del seminario, Vicente Riesgo habló sobre ‘Derechos ciudadanos y participación política de los mayores’. Después de identificar qué derechos ciudadanos consideraban los participantes del grupo como más importantes para su vida, presentó una selección de los que son reconocidos por la Constitución Española y por la Constitución Alemana respectivamente. En el grupo se debatió también qué derechos son de especial transcendencia para los mayores emigrados y se analizaron las posibilidades de participación activa y pasiva que, para defenderlos, existen en ambos países en el ámbito local, regional y estatal. En ese contexto, los participantes analizaron con especial interés las prescripciones del artículo 50 de la Constitución Española para promover el bienestar de los mayores.

Riesgo hizo también referencia a las próximas convocatorias electorales, en especial a la del Parlamento Europeo, comentando la necesidad de participar activamente en ellas y votar partidos democráticos para evitar que el poder caiga en manos de fuerzas antieuropeístas, nacionalistas o xenófobas. Posteriormente, los asistentes al taller mostraron interés por tratar esos temas en sus grupos en las asociaciones.

La sanidad fue otro de los temas del seminario relacionado con los derechos de la persona mayor. José Alberto Haro-Ibáñez, experto en la materia, habló a un grupo de interesados sobre el Seguro Sanitario de los jubilados en Alemania y otras cuestiones de relevancia para ellos.

Otras actividades del programa fueron la gimnasia y el baile para mayores y un taller de ejercicios de concentración y coordinación, dirigidos por Eufemio Cascón. Teresa Díaz Rivero dirigió el grupo de yoga para mayores.

El sábado, después de la cena, se ofreció la posibilidad de asistir a una celebración eucarística en memoria del recientemente fallecido Benito Sánchez, que dirigió los grupos de tai-chi de ¡Adentro! durante muchos años y fue persona muy querida y respetada por todos. También en su honor, preparó una documentación gráfica Vidal Olmos, consejero honorífico de la Confederación.

Al finalizar el seminario se hizo, como es costumbre, una evaluación anónima del mismo.

El próximo seminario tendrá lugar del 14 al 16 de junio de 2019 en Königswinter.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca