DICE QUE LOS ESPAÑOLES EN LA ISLA SON “UN INMENSO ACTIVO” PARA LA TOMA DE DECISIONES

Sánchez se compromete con la colectividad española en Cuba a eliminar el voto rogado antes de mayo de 2019

| 24 Noviembre 2018 - 14:59 h.
Pedro Sánchez, durante su paseo por La Habana Vieja, acompañado por el presidente cubano y el historiador Eusebio Leal.
Pedro Sánchez, durante su paseo por La Habana Vieja, acompañado por el presidente cubano y el historiador Eusebio Leal.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó su encuentro con la colectividad española en Cuba, durante su visita de dos días al país, para reiterarles el compromiso del Ejecutivo español de acabar con el voto rogado antes de las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán en España el próximo mes de mayo. Con esta medida, Sánchez pretende “incorporar” a este colectivo en los “procesos de toma de decisiones”, después de que las restricciones derivadas de la entrada en vigor de la reforma de la Loreg, en 2011, con el establecimiento del voto rogado para los residentes en el exterior, lo hubiese dejado relegado a un segundo plano.

En su visita oficial a Cuba, la primera de un presidente del Gobierno español en 32 años, el jefe del Ejecutivo participó en una recepción a la colectividad española en la residencia del embajador español, durante la que recalcó que el viaje a la isla era “muy necesario, imprescindible y urgente”. Asimismo, trasladó su agradecimiento “de corazón” a la colectividad española residente en Cuba, de la que destacó su “valor” y el “papel fundamental” que juega en la nueva etapa que se abre con esta visita en las relaciones entre España y el país caribeño.

El presidente aludió a la emoción del encuentro con la colectividad en cada viaje realizado a América Latina desde que accedió al poder, hace cinco meses, y, “en el caso de Cuba, la emoción es aún mayor por el peso de la historia entremezclada de nuestros pueblos”, aseguró.

Sánchez también destacó el papel de “tierra de acogida” que a lo largo de su historia jugó Cuba, país en el que figuran registrados en el Consulado más de 141.000 españoles. “Esperamos que ascienda muy pronto a 200.000”, dijo el presidente, quien, aludiendo a la importancia de la diversidad para hacer comunidad, recalcó que el colectivo supone “un inmenso activo” al que se debe reconocer “de cara al futuro en común de ambos países”.

“España no se puede entender sin la aportación de la emigración” y es importante contar con ella “para construir la España de la próxima época”, dijo Sánchez, quien se dirigió a los empresarios españoles en la isla y elogió su trabajo, sobre todo la que llevan a cabo a través de las pequeñas y medianas empresas, que los convierte en embajadores de España en Cuba y América Latina.

 “Tenéis el reconocimiento y aprecio sincero del Gobierno y también nuestra complicidad”, les dijo el presidente español, quien incidió de manera especial en la necesidad de contar con esta colectividad en los procesos de toma de decisión.

Al respecto, recalcó su compromiso de acabar con la “injusticia” del sistema del voto rogado, que complica el ejercicio del derecho al sufragio de los residentes en el exterior, al exigirle que informe formalmente y con carácter previo de su deseo de votar.

Según señaló Sánchez, su Gobierno está “comprometido” con esta reforma “urgente y necesaria” para su eliminación y está trabajando en ello con los Grupos Parlamentarios del Congreso con el objetivo de lograr el consenso necesario que permita acabar “de una vez por todas” con este sistema, sentenció.

 

"Me siento feliz"

A la recepción en la residencia del embajador asistió en pleno el Consejo de Residentes Españoles en la Isla, y todos los responsables de las sociedades y centros regionales de la emigración española en Cuba.

Sánchez saludó y dialogó, uno por uno, con casi todos los emigrantes que se encontraban en los jardines de la residencia. Además, se hizo fotos, selfis y compartió hasta una copa de vino “porque me siento feliz” entre los españoles en Cuba comentó a los asturianos Adela Sierra y Enrique Vigistain, con quienes se fotografió.

Sorprendió a los emigrados la amabilidad y cortesía del mandatario español para con ellos, despojado de sus guardaespaldas y personal de la comitiva. “Vine a Cuba y deseaba un encuentro con la colectividad española en la Isla que tantos aportes ha dejado en este país”, expresó el mandatario mientras caminaba rodeado de emigrantes por los jardines de la residencia.

Por vez primera, en 32 años, un presidente español visita oficialmente Cuba y se reúne con la colectividad hispana en La Habana. “Todos estamos felices y honrados por este encuentro”, afirmó María Antonia Rabanillo, presidenta de las sociedades castellanas y leonesas. En iguales términos, se expresó el presidente de la Federación Gallega, Sergio Toledo.

El secretario del CRE, Juan A. Serra, afirmó que de ahora en adelante “todo será más fácil para el trabajo con la emigración. Sánchez es una gran persona y muy preocupado por la colectividad”, a la que prometió eliminar el voto rogado.

Además del embajador Fernández Trigo, se encontraban el cónsul general de España en Cuba, Carlos Pérez-Desoy, todos los miembros de la delegación hispana y demás cargos diplomáticos.

 

Abrir un consulado en Santiago de Cuba

Para lograr el objetivo, Sánchez ser comprometió a dotar de más medios al Consulado de España en La Habana. Asimismo, anticipó que España “espera abrir otro consulado en los próximos meses”, en referencia al Consulado General de España en Santiago de Cuba en el que se trabaja desde hace tiempo.

En su mensaje a la colectividad española en Cuba, Sánchez recalcó los vínculos que unen a ambos países y destacó “el peso” de esta comunidad como “un inmenso activo” al que se le debe reconocer y con el que se debe contar en la nueva etapa de relaciones abierta con la isla.

El jefe del Ejecutivo español tuvo la oportunidad de trasladar a las autoridades cubanas –entre otras, al presidente Miguel Díaz-Canel, con el que se reunió– y al mundo empresarial las “preocupaciones” y “desafíos” que afronta de la colectividad española en la isla. 

“Confío en vuestra labor y en el importante papel que jugáis como embajadores, especialmente en el caso de las pequeñas y medianas empresas”, dijo Sánchez, quien apostilló: “La auténtica memoria reside en las personas, en quienes llegaron a esta tierra desde un rincón de Galicia, de Asturias, y preservaron un vínculo a prueba de avatares y de desencuentros, así que os convoco a ser mucho más que custodios de esa memoria: a ser parte del futuro de una relación renovada entre España y Cuba. Para superar juntos el distanciamiento y apostar por un futuro de retos compartidos entre dos países hermanos”.

 

Plan conjunto en La Habana Vieja

En su segunda jornada en Cuba, Pedro Sánchez, rodeado de transeúntes y turistas, ha paseado por La Habana Vieja junto al historiador de la ciudad, Eusebio Leal. Sánchez ha centrado el recorrido por las zonas rehabilitadas por la cooperación española.

El presidente del Gobierno ha aprovechado la oportunidad para anunciar la puesta en marcha de un plan conjunto entre España y Cuba, de accesibilidad integral para La Habana Vieja, un proyecto que promoverá la inclusión y la cohesión social, dando acceso al centro histórico también a las personas con discapacidad.

Durante el paseo, ha tenido lugar el acto de cesión de la Silla de Maceo, un recuerdo de la historia común y un gesto de amistad hacia el pueblo cubano, para su exposición en el Museo de la Ciudad de La Habana durante un período de dos años.

Tras este recorrido, el presidente ha inaugurado la exposición de dibujos arquitectónicos Archipaper, producida por el ministerio de Asuntos Exteriores, con el objetivo de normalizar la presencia de la cultura española en Cuba.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca