LA PRESIDENTA DEL BANCO CENTRAL ASÍ SE LO ASEGURÓ AL EMBAJADOR, ROMÁN OYARZUM

La decisión de Argentina de pagar en pesos las jubilaciones a los emigrantes españoles es “irreversible”

| 01 Agosto 2012 - 13:52 h.
Un momento de la rueda de prensa que ofrecieron Julio Olmos, Pedro Sanz, Pablo Barrios y María Teresa Michelón.
Un momento de la rueda de prensa que ofrecieron Julio Olmos, Pedro Sanz, Pablo Barrios y María Teresa Michelón.

La Cancillería española dio a conocer esta semana, de manera oficial, que en virtud de la aplicación de la comunicación A5318 del Banco Central de la República Argentina, se encuentra suspendido el cobro de pensiones en moneda extranjera.

Durante una rueda de prensa ofrecida en la sede de la Cancillería, el encargado de Negocios de la Embajada, Pedro Sanz Serrano, explicó que las gestiones llevadas adelante ante autoridades argentinas resultaron infructuosas. En este sentido, señaló que ni bien se conoció la decisión de pesificar la jubilaciones extranjeras, el embajador, Román Oyarzun, se reunió con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y, seguidamente, con la presidenta del Banco Central de la República Argentina, Mercedes Marcó del Pont, quien, según Sanz, le explicó que se trataba de “una decisión ya tomada” e “irreversible”.

En esta dirección, el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada, Julio Olmos, dio a conocer el lunes pasado que la Cancillería también mantuvo reuniones con operadores bancarios locales del BBVA Francés y Santander, entre otros, para analizar opciones posibles. “Sin embargo –apuntó– el resultado de las acciones no fue satisfactorio y los pensionistas van  a cobrar en pesos”.

Olmos recordó asimismo que la pesificación dispuesta por el Banco Central (que afecta, entre otras cosas, a  jubilaciones y pensiones extranjeras) entró en vigencia en octubre de 2011. Sin embargo, en aquella oportunidad el Gobierno argentino accedió al pedido de la Cancillería de exceptuar de la norma a jubilados y pensionistas españoles, por lo que los pagos se continuaron realizando en dólares hasta el mes de julio pasado, fecha en la que el Banco Central dejó sin efecto la excepción. 

Por otra parte, indicó que es importante establecer una distinción entre jubilados y pensionistas contributivos y no contributivos porque la  operatoria es distinta. Los jubilados españoles –en torno a 7.000–  tienen 3 opciones de cobro de la pensión (depósito en una cuenta en España, por cheque enviado por correo o por medio de un giro a una cuenta en Argentina) y que éstos pueden elegir libremente cualquiera de estas tres modalidades.

Para los beneficiarios de las prestaciones por ancianidad (unos 17.000), en cambio, hay una única opción que es el giro que se hace desde España, (una partida concreta que no se puede pagar en España) y que se gestiona a través de un contrato que con el BBVA Francés.

En la rueda de prensa, también estuvieron el cónsul general de España, Pablo Barrios; el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada, Julio Olmos, y la presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Buenos Aires y representante por Argentina ante el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, María Teresa Michelón Martínez, quienes informaron que son los CREs de Argentina los que están canalizando los reclamos de los particulares. En este sentido, informaron que el CRE Buenos Aires elevó al Defensor de la Tercera Edad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, unos 1.000 reclamos de residentes españoles.

Una vez finalizada la feria judicial de invierno, detalló Michelón, Semino tiene previsto presentar los reclamos en la Justicia argentina, en el marco de un pedido de amparo colectivo. Al mismo tiempo, pidió a los españoles que se comprometan y se movilicen.

“Es fácil quejarse y decir que nadie hace nada, mientras uno se queda muy cómodo en el sillón de su casa”, lamentó  la representante española.

Finalmente, consultado al respecto, el encargado de Negocios de la Embajada, ratificó que tras la caída del convenio de doble imposición, denunciado por Argentina, a partir del primero de enero, cada país aplicará su normativa fiscal específica. En esta dirección, Sanz precisó que “como consecuencia, todo pago que se gire desde España tendrá una retención del 8% en origen”, jubilaciones y pensiones contributivas, incluidas.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca