EL CURSO FUE REALIZADO POR 25 EMPRENDEDORES Y CONTÓ CON EL APOYO DE LA CONSEJERÍA DE EMPLEO DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA

Culminó con rotundo éxito el I Curso de Formación en Chocolatería de la Escuela KKO Real

| 30 Abril 2012 - 12:37 h.
José Mª Cuyás, Marlene Berríos,Brindis Álvarez, Juan Francisco Hernández Bruzual, Richard Barreiro y Olmedo y Carlos Carreira.
José Mª Cuyás, Marlene Berríos,Brindis Álvarez, Juan Francisco Hernández Bruzual, Richard Barreiro y Olmedo y Carlos Carreira.
Mediante un convenio suscrito con la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Venezuela, 25 emprendedores españoles o descendientes culminaron con éxito el primer curso de formación y capacitación en Chocolatería y Confitería en la Escuela KKO Real.
Este curso, que se impartió durante tres meses, gracias a un acuerdo entre la Dirección General de Ordenación de las Migraciones (DGOM), a través de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Venezuela, con la empresa Procesadora Cacao Real, y su Escuela de Confitería y Chocolatería KKO Real, los alumnos pudieron conocer el cacao desde sus orígenes, los distintos procesos de refinado para elaborar su propio chocolate, trabajarlo y transformarlo en tabletas y bombones mediante técnicas francesas y belgas.
Esta primera experiencia contó con tres módulos para un total de 250 horas académicas (Módulo I: 64 horas; II: 170 horas, y el tercer y último módulo: de 16 horas), que se impartieron durante 12 semanas, en horario comprendido de 8:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, de lunes a jueves.  
El perfil del alumno se basó en edades comprendidas entre los 18 y 35 años, y tener aprobado como mínimo el tercer año de Bachillerato. El módulo I versó sobre herramientas para la inserción laboral; el II, acerca de la elaboración de productos de chocolate y confites a base de azúcares, y el Módulo III, sobre la elaboración de un producto determinado, y presentación de un proyecto final. Además los alumnos visitaron haciendas de cacao, donde recibieron información acerca del proceso de recogida del fruto, selección, secado, almacenaje, transporte y posterior procesamiento en planta. “El objetivo de este curso en concreto es la de formar y capacitar a los jóvenes que quieran desarrollar profesionalmente la Confitería en áreas de chocolates y confites a base de azúcares, impartiéndoseles conocimientos que les permitan estar a la vanguardia en procesos de fabricación y tendencias en el mercado de esta rama de la industria”, aseguró en su día el consejero de Empleo y Seguridad Social, Manuel Luis Rodríguez González.
Marlene Berríos Medina, directora de esta escuela, no ocultó su alegría por ver culminada la preparación de este grupo. “Es el primer curso de la escuela de KKO Real, el próximo 7 de mayo abrimos otro curso, ya no solo con alumnos españoles, hemos tenido mucha demanda y estos muchachos fueron modelos piloto”, la escuela también está realizando “cursos cortos abiertos al público los fines de semana”, agregó.
Berríos Medina comentó que a los alumnos se les enseñó “todo el proceso, se les narró la historia del cacao desde sus orígenes y, para felicidad nuestra, ya está comprobado que el cacao es originario de Venezuela”, destacó con orgullo.
Por su parte, Juan Francisco Hernández Bruzual –descendiente de salmantinos–, director general de la Procesadora Cacao Real y de la Escuela de Confitería y Chocolatería KKO Real, aseguró que este primer conjunto de graduandos “ha sido un grupo de estudiantes con unas actitudes asombrosas, estoy realmente emocionado, estos muchachos al menos la mitad son emprendedores, pero emprendedores con proyectos bien elaborados y un producto terminado fácil de mercadear y comercializar”, aseveró.
La Escuela de KKO Real en alianza con la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) cuenta con una materia electiva sobre el cacao que ya tiene seis semestres impartiéndose, además de un diplomado en la Universidad Simón Bolívar (USB), “y ahora vamos a tener una Granja Escuela en Tacarigua de Mamporal (estado Miranda), donde los muchachos ya no solamente van a tener el conocimiento teórico, el conocimiento práctico de cómo trabajar el cacao, sino también de donde sale la materia prima. Esta granja escuela estará en colaboración con la Organización ‘Fe y Alegría’, yo creo que ya tenemos un proyecto integral”, dijo con emoción.
Al acto de entrega de certificados para estos 25 nuevos emprendedores, asistieron, Brindis Álvarez García, jefe de Gestión de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España; Richard Barreiro y Olmedo, cónsul honorario de España en Anzoátegui y director del Semanario ‘Magazine Español’; Carlos Navarro Gerstel, director administrativo de la Procesadora Cacao Real; José María Cuyás Hernández, analista de Mercado de la Consejería Económica y Comercial de la Embajada de España; y Carlos José Carreira Quintas, asesor del curso; así como otros directores, empleados de Cacao Real, y familiares de los graduandos.
Berríos Medina agradeció “el empeño de los alumnos para el desarrollo de este programa, “e instó a seguir adelante en el mundo del cacao. Uno a uno los 23 alumnos presentes –dos estaban ausentes en el acto– recibieron de manos de las autoridades presentes su certificado con gran satisfacción.
La entrega de reconocimientos no fue sólo para los alumnos; Marlene Berríos Medina recibió por parte de sus pupilos una placa de reconocimiento, que fue entregada por María Esther Sarria Bompart, “por toda lo que nos ha enseñado y toda la paciencia…”. La directora de la Escuela KKO Real se mostró emocionada y comentó: “Enseñé simplemente técnicas, ahora ustedes tienen que seguir la práctica y hacerse merecedores, ustedes son un factor multiplicante para esta escuela”.  Los alumnos también dirigieron una carta a la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España, en la figura de su titular Manuel Luis Rodríguez González, agradeciendo su colaboración y gestión en el proyecto.
El jefe de Gestión de la Consejería, Brindis Álvarez García, trasladó el saludo del consejero de Empleo y Seguridad Social, quien no pudo asistir a la ceremonia por encontrarse en España, y felicitó a alumnos y profesores. “Ser los primeros es una gran responsabilidad, espero que estos cursos no acaben aquí, que tengan una continuidad…”.
Por su parte, el cónsul honorario de España en Anzoátegui, quien colaboró en la idea del curso, envió un saludo de parte del cónsul general, Aníbal J. Jiménez Abascal, y comentó a los presentes: “Este curso salió de una conversación informal y ha culminado hoy con rotundo éxito, la verdad nos sentimos orgullosos (…)”. También destacó la importancia de este tipo de iniciativas para contribuir con el país: “Es una apuesta por el futuro, la tecnificación, el crecimiento corporativo y eso es importante porque también genera empleo y este empleo genera más cosas, como el bienestar de los ciudadanos… Contáis con un diploma que tiene vigencia dentro de la Unión Europea (UE)”, destacó.
En la ceremonia de entrega de certificados, Juan Francisco Hernández Bruzual confesó haberse impactado con la calidad de los proyectos presentados por los alumnos, “cualquier palabra que pueda decir va a ser corta con lo que significa para nosotros hoy culminar este primer curso”.
Para motivar a los alumnos, el director general de Cacao Real recordó la historia de la formación de la empresa, para concluir diciendo: “Hay que ser temerarios, romper los paradigmas, nosotros no sabíamos nada de cacao pero teníamos una buena idea y un estudio económico que nos decía que sí era rentable y aquí estamos”.
La formación de la Procesadora Cacao Real contó con la colaboración de la UCAB. “Fui a la universidad de la que soy egresado y les conté que queríamos montar una fábrica de la cual no sabíamos nada, ideamos un diplomado en la Universidad Católica para buscar 12 personas y formarlos en el conocimiento del cacao, complementaron sus estudios en Alemania y Holanda, y esos nuevos profesionales son los que montaron esta fábrica”.
El director general de la Procesadora Cacao Real quiso transmitir en su discurso herramientas para los nuevos emprendedores: “Las empresas hablan solas, todo lo que hagan en la vida no traten de planificarlo al cien por ciento porque se van a quedar en lo que se denomina ‘parálisis por análisis’; las empresas te hablan, lo único que tienes que hacer es aguzar el oído para escucharlas”.
Al finalizar los discursos, los asistentes pudieron disfrutar del producto final de tres meses de trabajo, una variada muestra de bombones y trufas, elaborados con alta calidad teniendo como ingrediente principal el mejor cacao del mundo, el de Venezuela, al igual que su potencial humano.
Graduandos del I Curso de la Escuela KKO Real: Dorian Esther Abraham Paz, Bolívar Antela Garrido, Inés Carreira Martínez, Ricardo Rafael Cluet Márquez, Rossevell Colmenares de Fernández, Mariana Chiquinquirá Cruz Finol, Erick Manuel Fuentes Quintero, Liliana García Losada, María Grana, Sara Naidet Herrera Sequera, Carolina Herrero, Juan Guillermo Iribarren Herrera, Roberto Jorge Leandro, Anna María Leccese, Marisol López Pineda, Irene María Mayo Zavatti, Suslyn Dayamanti Pérez Alfonzo, Jennyfer Carolina Pérez Moreno, Yensi Ramírez Tobón, Daniela Roberto Fuente, María Eugenia San Juan Ponce, María Esther Sarria Bompart, Adriana Lorena Sierra Atencio y Julio César Villar Hernández .
La Escuela de Chocolatería y Confitería KKO Real tiene a su disposición los teléfonos (0212) 381.14.64 y 381.16.98, extensión 235. La página web es: www.cacaoreal.com.ve. La Escuela tiene su sede en la Av. Intercomunal, Procesadora Cacao Real, Nivel C, Local A (detrás del Centro Comercial La Parada), Guatire, estado Miranda (1003).

Apoyo a la FESNOVIJ
‘Magazine Español’ pudo conocer que como parte de su Responsabilidad Social Empresarial (RSE), la Procesadora Cacao Real construye un local de 700 metros cuadrados, con un aforo para 400 personas, totalmente equipado con camerinos y despachos, que entregará en comodato para el funcionamiento de la Fundación Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela (FESNOVIJ), que dirige el maestro José Antonio Abreu Anselmi, para de esa manera brindar aporte a la cultura, bajo la sistematización de la instrucción y la práctica colectiva de la música a través de la orquesta sinfónica y el coro como instrumentos de organización social y desarrollo comunitario, en este caso del eje Guarenas-Guatire del estado Miranda.
Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca