UNOS 3.000 FIGURANTES PARTICIPARON EN ESTE HOMENAJE A LA EMIGRACIÓN

Oviedo vivió el Desfile de América en Asturias más multitudinario, una cita que cumplió su 67ª edición

| 21 Septiembre 2017 - 09:12 h.
Una de las carrozas que participaron en el Desfile de América.
Una de las carrozas que participaron en el Desfile de América.

Las chirigotas de Cádiz, el 125 aniversario del Teatro Campoamor y la espectacular carroza de cuatro plataformas sobre la que ha desfilado la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo, protagonistas del Desfile de América en Asturias. Ante más de 100.000 personas y en un cortejo en el que figuraban 11 carrozas y 3.000 figurantes, tuvo lugar esta representación del folklore latinoamericano en homenaje a la emigración.

Unos 3.000 figurantes han participado en la comitiva, que este año cumple su 67ª edición, y que ha comenzado con un homenaje a los países más afectados por el huracán ‘Irma’: Estados Unidos, Cuba y México. 

“Mucha gente en el desfile y más aún viéndolo”. No era para menos. Oviedo ha vivido este martes una de las citas con más tradición en el calendario festivo San Mateo: El Desfile de América en Asturias, que este año ha celebrado su 67ª edición y que ha comenzado con un homenaje a los países más afectados por el huracán ‘Irma’: Estados Unidos, Cuba y México. Lejos en el tiempo, que no en la memoria colectiva de esta ciudad, queda aquella comitiva de 1950 que congregó a miles de personas fascinadas por ‘haigas’, bandas de música y carrozas diseñadas por Alfonso Iglesias. La esencia sigue siendo la misma. La ciudad volvió a acoger a la comitiva, una de las más multitudinarias, con unos 3.000 participantes. Este año las chirigotas de Cádiz, el 125 Aniversario del Teatro Campoamor y la Real Banda de Gaitas ‘Ciudad de Oviedo’ han sido los protagonistas.

A las cinco de la tarde arrancaba el desfile desde la calle Independencia. A ambos lados de Uría miles de personas aplaudían a la Policía Local, la Banda de Música ‘Ciudad de Oviedo’ y a Pinón, Telva y Pinín ‘de carne y hueso'. Este último desfilaba sobre un carro en el que se leía ‘Non ye non’, en alusión a la campaña contra las agresiones machistas en San Mateo. Tras ellos, ‘El Fontán’ recreado sobre una carroza a cargo de la Asociación Mercáu Astur y el paso ‘Después de la boda’, a cargo del Grupo Trasgu. 

Ecuador tomaba la salida. La comunidad de residentes, buena parte bailando a pie, dedicaba su carroza a ‘Sol Inti’. Los más pequeños aplaudían la carroza infantil, colorida estructura decorada con animales sobre la que desfilaron niños y niñas vestidos de asturianos. Llegaba entonces la carroza dedicada al 125 Aniversario del Teatro Campoamor, una recreación de los palcos y plateas del coliseo ovetense y la última producción propia del Campoamor, ‘Maharajá’, en concreto la recreación de la escena de la boda, a cargo de la Capilla Polifónica, con el mismo vestuario creado especialmente para esta zarzuela.

El grupo folclórico Filandón y la Banda de gaitas Villa de Xixón anunciaban la carroza de Valdesoto en la que, a modo de popurrí, resumieron las mejores temáticas de las carrozas de esta localidad sierense en estas últimas dos décadas. A la altura de las autoridades –entre ellas el alcalde y la Corporación municipal–animaban al público a cantar una versión de la pieza de Luis Fonsi ‘Despacito’, convertida en ‘20 añitos’.

‘Las Tunantadas' de Perú fueron las protagonistas de la carroza de este país. El paso recreó la fiesta de la Tunantada en la que los habitantes de Jauja (Perú) lucen máscaras y se disfrazan con vestimentas en las que parodian a la sociedad colonizadora.

La gaita de Vicente Prado, El Pravianu, y el grupo ‘Xeitu’ rindieron un emotivo homenaje al gaitero Llibardón, en una carroza ‘Al son d´aquellos cantares’ desde la que el gaitero cantó y tocó durante todo el desfile. El folclore asturiano precedió así a México, tres pasos, en los que no faltaron los personajes más conocidos de la historia mexicana, mariachis y los bailes y danzas de ‘La Serpiente emplumada’. 

Le tocó entonces el turno a la Banda de gaitas ‘el Llacín’ y a una nueva carroza infantil, muy coreada por los más pequeños que no dudaron en lanzar serpentinas a los personajes de la Patrulla canina, temática que centraba la plataforma.

Y entonces, Cádiz hizo su aparición en la comitiva. Sobre una carroza que recreaba el Teatro Falla de Cádiz, las comparsas y chirigotas ganadoras de los cuatro primeros premios del Carnaval gaditano de este año ponían la gracia andaluza y el humor sobre un escenario rodante. ‘A la palestra’, en rima y con palmas, ‘salieron’ unos espectaculares ‘Irracionales’ con trajes de simio, ‘El Mayor espectáculo del mundo’, los alienígenas de la chirigota ‘Los del planeta rojo, pero rojo rojo’ y el cuarteto ‘Lo que el viento se llevó’. 

Una de las carrozas más coloridas, acompañadas de bailarines a pie fue la de ‘Sabor de La Habana’ y, tras ellos, ‘De Tineo a las Américas’, paso a pie y acompañado de un autocar antiguo y decenas de personajes vestidos de indianos.

Una gran bandera de Colombia anunciaba la llegada del paso dedicado a este país. Sobre una carroza, decorada con motivos de la selva amazónica y de la naturaleza fronteriza con Brasil, se escuchaba la música en directo, que un grupo bailaba a pie. Mateín ‘motorizado’ y el grupo folclórico de Fitoria daban la bienvenida a la samba de Brasil y a los espectaculares trajes del Carnaval de Bahía.

En el número 28 de la comitiva, compuesta por un total de 32 pasos, desfilaba un camión de bomberos de 1920 y la Escuela de Baile M&M de Luarca daba “la bienvenida” a New Orleans, con un numeroso grupo de bailarines y música en directo desde una plataforma.

El Pericote de Llanes precedió a una de las mayores carrozas que se recuerda en la historia del Desfile: ‘La Reina de Asturias’. Cerrando la comitiva, cuatro plataformas unidas, coronadas con un espectacular trono para la Gaita asturiana, sirvieron a todos los componentes de la Real Banda de Gaitas ‘Ciudad de Oviedo’ para celebrar así, acompañados, su 25º aniversario. Los músicos, a la altura de Uría, entonaron el himno de Asturias y pusieron en pie y a cantar a todos los que seguían el Desfile. Emocionante final para una Desfile que no lo fue menos. 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca