El profesor de danza gallega se reunió con sus alumnos de Puerto La Cruz

Óscar Cobos Martínez: “Nunca se cansen de preguntar e investigar”

Tres años después de su última visita a Venezuela, Óscar Cobos Martínez, profesor de danza gallega, visitó el Centro Gallego de Puerto La Cruz (CGPLC), coincidiendo con el 53° aniversario de la institución.

Óscar Cobos Martínez: “Nunca se cansen de preguntar e investigar”
El secretario de secretario de Cultura, Fiestas y Recreación del CGPLC, Luis Vicente Muñiz Raña, obsequió un polo del Centro a Óscar Cobos.

Tres años después de su última visita a Venezuela, Óscar Cobos Martínez, profesor de danza gallega, visitó el Centro Gallego de Puerto La Cruz (CGPLC), coincidiendo con el 53° aniversario de la institución. El profesor pudo constatar la favorable evolución del grupo de danzas folklóricas que hace vida en la entidad: ‘Aires Galegos’.
El profesional de la danza, enviado por la Secretaría Xeral de Emigración de la Xunta, aseguró que el avance de sus alumnos ha sido positivo. “Como dije hace tres años, aquí hay gente con muchas ganas de trabajar y entre ellos están los integrantes del grupo de baile, tanto los mayores como los pequeños, tienen una curiosidad por querer aprender y hacer las cosas bien”.
Gracias a la disposición de los bailarines, Cobos Martínez consigue hacer su trabajo con mayor fluidez, “facilitan mi labor, porque si ya cuentas con la motivación de la gente y el buen hacer solo tienes que coordinarlo. Venir a dar clases aquí es muy cómodo”. De igual forma aseguró que la clave para un buen trabajo está en hacer las cosas “de una forma muy natural y contando con la ilusión de la gente”.
Como instructor de baile gallego, Cobos ha trabajado en gran cantidad de países donde existe presencia de ciudadanos de origen gallego, desde México a Argentina ha encontrado la misma motivación en los alumnos, “todos se cortan con el mismo patrón. Las ganas de representar a una tierra que en muchos casos no conocen físicamente, lo cual es aún más maravilloso”.
Para el profesor, cada país y cada centro gallego visitado es “un mundo en sí mismo”, y los integrantes de los grupos folklóricos logran mantener el contacto con sus raíces a pesar de las distancias, “estamos hablando de latitudes que están muy lejos de Galicia, largas distancias en donde vemos cómo la gente joven tiene un amor por una tierra que en realidad es de sus padres o sus abuelos y eso es encomiable”.
Óscar Cobos Martínez apuesta por preservar las tradiciones adecuándolas a los nuevos tiempos, “para mí la mejor manera de respetar una tradición es manteniéndola viva, para lo cual evidentemente hay que adecuarlas a los tiempos en los que estamos. Ya nadie se viste como hace cien años, la música ha evolucionado como todo en la vida y evidentemente el baile tradicional gallego debe evolucionar si no quiere morirse”.
Sin embargo, recalca la importancia de conocer y manejar el baile tradicional. “Lo tradicional es indispensable conocerlo y trabajarlo para que sobre esa base tradicional se pueda evolucionar, no puede haber una evolución sin un conocimiento previo”.
A pesar de la crisis, el profesor de danza asegura que la Xunta “sigue apostando muy fuerte por la cultura, porque es lo único que nos queda y es una apuesta que la Secretaría Xeral de Emigración lleva tiempo sacando adelante y en la cual se sigue de alguna manera fortaleciendo la formación para los diferentes grupos de baile, música, canto, cocina en la diáspora gallega”.
En anteriores visitas, Cobos conoció los centros gallegos de Maracaibo (Zulia), Valencia (Carabobo) y Lechería (Anzoátegui), “en los tres sitios me sentí muy bien, el trato recibido por los grupos, los directivos y el personal fue maravilloso, una experiencia fantástica”.
Sin embargo, cataloga a Lechería como una “pequeña joya… He tenido la suerte de regresar a uno de mis rincones favoritos”. El profesor de danza dice recordar su lugar de nacimiento e infancia en la región, “por eso en Lechería no estoy como en mi casa, estoy en mi casa. En pocas partes del mundo he logrado estar tan bien como aquí”, apostilló.
A quienes hacen vida dentro de los grupos folklóricos en Venezuela les recomendó que “nunca dejen de interesarse por la cultura gallega, una cultura que en muchos casos es ajena pero forma parte de ellos, nunca se cansen de preguntar e investigar. Sé que dentro de los grupos folklóricos hay gente maravillosa, profesores magníficos y solamente necesitan un pequeño empujón y sentirse respaldados por su grupo y los directivos”.

Óscar Cobos Martínez: “Nunca se cansen de preguntar e investigar”