AL ACTO ASISTIó EL EMBAJADOR DE CUBA EN ESPAñA Y DOS DE LAS HERMANAS DE FRAGA

El libro ‘Manuel Fraga un gallego cubano, Fidel Castro un cubano gallego’, presentado en la Casa de Galicia en Madrid

La Sala A de la Casa de Galicia, sede institucional de la delegación de la Xunta en Madrid, acogió este martes la presentación del libro ‘Manuel Fraga un gallego cubano, Fidel Castro un cubano gallego’, de Miguel Ángel Alvelo Céspedes.

El libro ‘Manuel Fraga un gallego cubano, Fidel Castro un cubano gallego’, presentado en la Casa de Galicia en Madrid
Alvelo, Ónega y Pérez-Desoy con el cartel del libro en primer plano
Alvelo, Ónega y Pérez-Desoy con el cartel del libro en primer plano.

La Sala A de la Casa de Galicia, sede institucional de la delegación de la Xunta en Madrid, acogió este martes la presentación del libro ‘Manuel Fraga un gallego cubano, Fidel Castro un cubano gallego’, de Miguel Ángel Alvelo Céspedes. La obra, que fue prologada por Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, establece las similitudes y diferencias entre ambos líderes políticos. En el acto, también se proyectaron imágenes de las visitas de Manuel Fraga Iribarne a Cuba en los años 1991 y 1998 y contó con la asistencia del embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez, y las hermanas de Manuel Fraga, Celia y Margarita.

En la mesa presidencial estaban el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa, José Ramón Ónega López; el diplomático Carlos Pérez-Desoy y el autor, Miguel Ángel Alvelo Céspedes. En sus palabras, Ónega definió el libro como “de pasión, conocimiento y memoria” y presentó a Pérez-Desoy, subdirector general de la Cancillería del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno de España; cónsul de España en La Habana de 2000 a 2003; y consejero de la Embajada de España en La Habana de 2006 a 2010.

Para Pérez-Desoy se trata de una obra “escrita desde el corazón”, pues conoció al autor en La Habana, donde “ya siempre ponía gran empeño en todo lo que emprendía”.

Ónega retomó la palabra para esbozar algunos datos biográficos del autor. Miguel Ángel Alvelo Céspedes nació en Camagüey (Cuba) el 1 de noviembre de 1968. Está casado. Es profesor de educación física y deportes, graduado en la Facultad Comandante Manuel Fajardo, en la especialidad de Natación. Alvelo fue el creador del primer Club Gallego de Natación Rosalía de Castro, dentro de las sociedades gallegas en Cuba. Y también director técnico de la delegación de natación en Lanzarote, reconocido por la Federación Canaria de Natación. La emigración española hacia América, y en concreto a Cuba, ha sido siempre su preocupación e inquietud, y por ello creó una página web donde así lo expresa, con la que desea crear un puente entre España y América, para que el viejo continente y el nuevo sean cada día más fuertes, más importantes y más pujantes en el mundo.

Este es su primer libro, fruto de su faceta de escritor e investigador histórico sobre temas migratorios y comerciales. Ahora está preparando el segundo, sobre ‘El Encanto de La Habana’, el origen de los almacenes españoles ‘Galerías Preciados’ y ‘El Corte Inglés’, fundados por emigrantes que tuvieron su primera escuela comercial en La Habana.

Por su parte, Alvelo Céspedes comentó cómo se formó la familia de Fraga, que  tenía un amor especial por Cuba, y siempre lo demostró. De hecho, Cuba fue al primer lugar extranjero al que viajó como presidente de Galicia. En el libro cuenta que el padre de Fraga –Manuel Francisco de Sales Fraga Bello, tal y como aparece en su partida de bautismo, había nacido el 29 de enero de 1887 en una pequeña aldea de San Jorge de Rioaveso, en el concello de Vilalba, Lugo– tomó la decisión de emigrar después de ver la casa de un indiano de nombre Manuel Santalla, cuando iba al pueblo de al lado a comprar una botella de vino que le habían encargado. Volvió con la botella y la clara idea de ir a Cuba para tener una casa como aquella. Cumplió su palabra y no sólo viajó él, pues su ejemplo fue seguido por sus hermanos. Los inicios del padre de don Manuel en la isla fueron en el poblado de Manatí, a las órdenes del ingeniero navarro el marqués de Aguayo. A la casa del marqués llegó la madre de Fraga, María Iribarne Dubois, por la mediación de un párroco que le planteó la posibilidad de trabajar para esta adinerada familia de Cuba. Allí se conocieron, se enamoraron y allí nacieron los hermanos mayores de Manuel Fraga.

En relación a Fidel Castro, Alvelo lo ve más como una cuestión genética, lejos del cubano mulato o indio. Hijo del gallego Ángel Castro, nació y se crió entre gallegos y jesuitas. La presentación se completó con una serie de grabaciones realizadas en las visitas de Fraga a La Habana y de Fidel a Galicia.

El libro ‘Manuel Fraga un gallego cubano, Fidel Castro un cubano gallego’, presentado en la Casa de Galicia en Madrid