LAS ENTIDADES DE GALLEGOS EN CATALUñA LIDERAN LA EXPERIENCIA DE UNIóN INTEGRANDO A 15 DE ELLOS EN TRES AGRUPACIONES

Feijóo cree que la unidad es la “primera garantía de continuidad” de los centros del exterior

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, puso en valor el acuerdo de unión firmado el pasado mes de mayo de manera pionera por las casas gallegas de Cataluña, lo que permitirá coordinar las actividades de las distintas entidades para realizarlas de forma conjunta con la consiguiente reducción de gastos en momentos de crisis como el que se vive en la actualidad.

Feijóo cree que la unidad es la “primera garantía de continuidad” de los centros del exterior
Alberto Núñez Feijóo y Antonio Rodríguez Miranda, con los responsables de las asociaciones de Cataluña que firmaron el acuerdo para la unión.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, puso en valor el acuerdo de unión firmado el pasado mes de mayo de manera pionera por las casas gallegas de Cataluña, lo que permitirá coordinar las actividades de las distintas entidades para realizarlas de forma conjunta con la consiguiente reducción de gastos en momentos de crisis como el que se vive en la actualidad. Feijóo avanzó que en este mismo año también se unirán entidades de Alemania, Cuba, Venezuela y Argentina. En el acto de firma de este convenio, en el Centro Gallego de Barcelona, Feijóo apeló a la unidad y a la viabilidad que son, dijo, “la primera garantía de continuidad” de estas entidades.

En virtud del acuerdo, un total de 15 entidades gallegas en Cataluña comienzan su proceso de unión en el campo de la galleguidad, que dará lugar a tres nuevas agrupaciones que se constituirán antes del 30 de noviembre de 2013. Las entidades resultantes serán el Centro Gallego de Barcelona: Casa de Galicia de Barcelona y Provincia; la Asociación de Centros y Casas Gallegas de Cataluña; y la Xuntanza de Asociaciones Gallegas en Cataluña.
En la primera de ellas se integran la Asociación Cultural Cova da Serpe, Asociación Cultural Toxos e Xestas, Botafumeiro Señardade, Agrupación Cultural Galega Alborada A Llagosta y la Irmandade a Nosa Galiza de Mollet. La Asociación de Centros y Casas Gallegas de Cataluña estará integrada por la Agrupación Cultural Gallega de Barcelona, Irmandade Galega de Rubí, Irmandade Galega O Noso Lar de Tarrasa, el Centro Galego de Lleida y Foro da Terra Galega. Por último, a la Xuntanza de Asociaciones Gallegas en Cataluña se unen la Asociación Cultural Rosalía de Castro de Cornellá, Casa Galega de Hospitalet y la Agrupación Cultural Agarimos de Badalona.
Este proceso no significa que las entidades que asumen la fusión pierdan su identidad jurídica si hacen una renuncia expresa a su reconocimiento como comunidades gallegas en favor de la entidad resultante.
Manoel Carrete, presidente del Centro Gallego de Cataluña y apoderado de la agrupación creada a partir de la firma del acuerdo de unión, considera que lo importante es hacer las cosas bien y de un modo coordinado para que ninguna institución que se sume a la iniciativa pierda su identidad.
Para Carrete, atender a la recomendación de la Xunta en este sentido, no sólo va a permitir una mejor utilización de los recursos económicos, sino que requerirá mejorar la coordinación para evitar que se repitan celebraciones conmemorativas dentro de la misma ciudad. “Antes se hacían microfiestas y ahora se hacen macrofiestas”, aclaró Carrete. Eso será posible puesto que, además de contar con un presupuesto mayor para cada evento, las convocatorias tendrán mayor repercusión social, ya que conseguirán atraer a mayor número de personas. Y puso como ejemplo la reciente celebración del Día das Letras Galegas en Cataluña, que “se hizo en grupo” y el salón de la Irmandade estuvo “a reventar”. “Si no hubiésemos trabajado en conjunto no se hubiese hecho así, porque cada uno tiraría por lo suyo”, añadió.
Carrete aseguró que, de momento, los representantes de las entidades asociadas todavía están poniendo “cosas en común”, y destacó, como dato importante, que se mantienen las sedes y que entre las entidades asociadas en torno al Centro Gallego de Barcelona, no se producen interferencias en las actividades, ya que cada una abarca un campo de acción.
Por su parte, la Secretaría Xeral de Emigración firmará este año un convenio con las asociaciones inmersas en este proceso en el que les garantiza el promedio de subvenciones recibidas en los tres últimos años.
A corto y medio plazo, este dimensionamiento de las entidades gallegas de Cataluña concluirá en una integración efectiva de las entidades más pequeñas en aquellas con mayores posibilidades de espacios, mayor número de socios y más actividad.


Garantía de viabilidad
El titular de la Xunta aseguró que la alianza sellada por las entidades gallegas de Cataluña “es el mejor comienzo para dar respuesta a retos cada vez mayores” y “para abrir las puertas de las casas gallegas” a los más jóvenes.
Feijóo considera que “para ser más viables es buena la unidad de las entidades más pequeñas con otras que tienen más posibilidades de espacios, más socios y más actividad, porque la viabilidad es la primera garantía de vuestra continuidad”.
En su intervención, Feijóo apeló a la unión y a la cooperación que han sido, dijo, el instrumento para que “Galicia exista en Cataluña” y para que “trascienda de los mapas”. En este sentido, aseguró que ésta ha de ser la fórmula para que estas entidades gallegas “trasciendan en el tiempo”.
“Nadie puede cuestionar que los lazos de Galicia con sus emigrantes son intensos, pero además, el camino que trazáis las casas gallegas de Cataluña desde hoy demuestra que también pueden ser duraderos”, enfatizó.
El presidente del Ejecutivo autonómico gallego comprometió la “compañía” y el “respaldo” de la Xunta en este proceso de colaboración entre entidades en el que el Gobierno gallego, dijo, “cree firmemente”, y que ha impulsado a través de medidas como la Lei da Galeguidade o favoreciendo que las órdenes de ayuda a la emigración prioricen a aquellas entidades que se unan.
“Abristeis Galicia al mundo y nos abristeis los ojos a la cooperación”, apostilló; ahora “Galicia sigue necesitando vuestro ejemplo” y “necesita de vuestro apoyo en una de sus apuestas más decididas, que es la internacionalización”, concluyó.

Feijóo cree que la unidad es la “primera garantía de continuidad” de los centros del exterior