AGUARDIENTES Y LICORES TRADICIONALES CUENTAN TAMBIÉN CON UNA PROTECCIÓN ESPECIAL

Cinco denominaciones de origen para presumir de la calidad de los vinos gallegos en el mercado mundial

| 7 de octubre de 2013, 14:11
Medio Rural.Feijoo vino Monterrei
Feijóo asistió este año a la Feira do Viño de Monterrei.

Galicia puede presumir, con fundamento, de sus vinos. Tanto los blancos como los tintos disfrutan de un reconocido prestigio en los diferentes mercados a nivel mundial y convierten a esta Comunidad Autónoma en un verdadero referente de calidad en el ámbito vitivinícola. Para los gallegos que viven en la propia Comunidad autónoma y también para los residentes en el exterior, los vinos de esta tierra representan un valor en alza y forman parte inseparable de su identidad, por tradición, historia y cultura enogastronómica.

 

En Galicia existen cinco diferentes denominaciones de origen (Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras), a las que hay que sumar tres indicaciones geográficas protegidas de “viños da terra”, como son Barbanza e Iria, Betanzos y Valdemiño-Ourense, correspondientes a estas zonas de producción.
Además, los aguardientes y licores tradicionales de Galicia cuentan con una protección especial que ampara tanto los orujos como el aguardiente de hierbas, el licor café y el licor de hierbas. Todos ellos forman también parte fundamental de la despensa de productos agroalimentarios gallegos que se beben.


Monterrei
La zona amparada por la denominación de origen (D.O.) Monterrei se sitúa en la comarca orensana del mismo nombre y está constituida por las subzonas Val de Monterrei y Ladeira de Monterrei.
La conjunción de peculiares suelos y clima, junto con la tradición vitivinícola heredada de generación en generación permiten extraer de las viejas variedades unos caldos con personalidad única, resultando unos vinos blancos de color amarillo pálido o color de paja, con irisaciones doradas. En nariz son potentes, con aromas frescos y a fruta madura. En la boca, frescos, afrutados y con una cierta punta de acidez que equilibra y compensa el grado alcohólico y un final ligeramente amargo.
En cuanto a los vinos tintos, es de destacar su intenso color morado, con tonos violáceos o cereza, sobresaliendo su potente aroma con notas de frutas del bosque y frutos rojos (frambuesa y mora). En boca se aprecia acidez y alcohol, siendo armoniosos y bien conjuntados, frescos y con sabor de fruta roja madura.
Entre las variedades de uva de la D.O. Monterrei son blancas preferentes la dona branca, godello y treixadura y tintas preferentes la mencía y la merenzao.
 

Rías Baixas
La zona amparada para la producción de vino con denominación de origen Rías Baixas se localiza en la provincia de Pontevedra y en el sur de la de A Coruña, organizándose en cinco subzonas: Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla.
Los vinos monovarietales de albariño tienen un color amarillo-paja, brillante, con irisaciones doradas y verdes. En la nariz poseen notas florales y frutales finas y distinguidas, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración medio-larga. En la boca son frescos y suaves, con suficiente cuerpo y grado alcohólico, acidez equilibrada, armoniosos y con amplios matices. Su retrogusto es placentero, elegante y completo.
Los vinos Rosal y Condado están personalizados por llevar en su composición las variedades loureira y treixadura, respectivamente. Son caldos de intensos olores con ligera acidez y en la boca resultan plenos, agradables y atractivos.
Las variedades blancas preferentes en esta denominación de origen son albariño, loureira blanca o marqués, treixadura y caíño blanco. Las tintas preferentes serían caíño tinto, espadeiro, loureira tinta y sousón.


Ribeira Sacra
La zona amparada por la denominación de origen Ribeira Sacra comprende parroquias y lugares de 17 municipios situados a lo largo de las riberas del Miño y del Sil, en el sur de la provincia de Lugo y el norte de la de Ourense. Está constituida por las subzonas siguientes: Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil.
Esta D.O. está orientada fundamentalmente a la producción de vinos tintos, elaborándose también blancos muy interesantes. Es la Mencía, señorial variedad tinta, la más cultivada en la Ribeira Sacra, dando lugar a vinos de gran calidad, que destacan por sus aromas limpios, elegantes e intensos, su color cereza intenso, brillante y con un ribete púrpura.
Entre los vinos blancos, con una producción menor, destacan los que se obtienen de las variedades godello, albariño y treixadura, de gran frescura y al mismo tiempo con gran plenitud en boca. Afrutados y con un fino toque de acidez, destacando por su ligero retrogusto y delicada presencia en el paladar. La graduación alcohólica mínima de estos vinos es de 11º.
Las variedades blancas preferentes son la godello, albariño, loureira, treixadura, dona blanca y torrontés. Las tintas preferentes son la mencía, brancellao, merenzao, sousón, caíño tinto y tempranillo.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca