El Centro Gallego de Buenos Aires, un hospital en papel en vías de modernizarse

“Hoy el Centro Gallego de Buenos Aires es un Hospital de Papel que nos proponemos convertir en una entidad que cuente con una sistema digital integrador que le permita llevar un seguimiento exhaustivo de toda la información que genera, agilizar los procedimientos y facilitar la atención a los pacientes”, explicó el actual interventor de la entidad a Galicia en el Mundo, Martín Moyano Barro.

El Centro Gallego de Buenos Aires, un hospital en papel en vías de modernizarse
Archivos ya preparados
Archivos ya procesados y listos para trasladar a depósito.

“Hoy el Centro Gallego de Buenos Aires es un Hospital de Papel que nos proponemos convertir en una entidad que cuente con una sistema digital integrador que le permita llevar un seguimiento exhaustivo de toda la información que genera, agilizar los procedimientos y facilitar la atención a los pacientes”, explicó el actual interventor de la entidad a Galicia en el Mundo, Martín Moyano Barro.

El proceso de digitalización –precisó el gerente de Sistemas de la institución, Mauro Soler– se divide en varias etapas que se están desarrollando simultáneamente.

“Comenzamos primero con la guarda y el ordenamiento del físico de papel y a digitalizar lo satelital (los archivos que menos se utilizan en el día a día) que son los óbitos y las bajas, para adelantar tiempo y ganar espacio.

La segunda parte, de la primera etapa,  que es la más fuerte, comprende la digitalización de los archivos de contabilidad y recursos humanos. Un enorme caudal de información que ya estamos cargando en un sistema informático integrador.

Uno de los problemas que tiene el Centro, señaló Soler, es que no todas las áreas están digitalizadas y que tienen sistemas operativos que no son compatibles entre sí o que están totalmente desactualizados. Por ejemplo, indicó, hay un sistema informático que se desarrolló de manera incompleta (nunca se terminó), que es un prefabricado de IBM que data del año 1991, y que es con el que se maneja toda la parte contable, financiera y de tesorería.

Dada la poca capacidad de almacenamiento que tienen los equipos (que tienen más de 25 años de antigüedad) y que se pueden romper, se corre el riesgo de perder información porque las copias nos son automáticas, sino que se realizan manualmente en períodos cortos de tiempo, según detalló el responsable del área de sistema de la gestión actual del Centro Gallego.

Cuando finalice el proceso de digitalización, aseguró, se habrán informatizado, en el marco de un sistema digital integrador, los legajos del personal, las historias clínicas, todo el sistema de facturación y los óbitos y bajas.

“Por decisión de los sucesivos directorios del Centro, –ahondó Soler–  la entidad hasta ahora se manejaba a padrón abierto y como había una incomunicación total entre áreas como afiliación y el sistema de emisión de turnos, por ejemplo, se generaba una inconsistencia total de datos”.

Tras modernizar el sistema de cableado e instalar un centenar de ordenadores, solicitados al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y finalizar la etapa tecnológica de hardware,  toca comenzar con la capacitación del personal de la institución. “Vamos a capacitar a todo el personal de la casa, no hay posibilidad alguna que quede alguien sin capacitarse” aseveró Soler.

Además, en el proceso de informatización, explicó, “se van a agilizar varias áreas”. “No solamente es poner informática. Vamos a descentralizar la modalidad de circulación de pacientes y las modalidades de admisión y pagos”, precisó.

“Hoy –detalló– uno va a la guardia, recibe el bono, tiene que ir a tesorería, hacer la fila, pagar, volver a la guardia, hacerse admitir y esperar que lo atiendan. A partir de ahora los consultorios externos y las guardias nuevas van a tener posnet y con solo pasar la credencial se completarán los pasos mencionados”.

“Con esto vamos a poder hacer un seguimiento interno y externo de pacientes; contar con un sistema de trazabilidad que nos permita mejorar el sistema de calidad interna, que hoy el centro no tiene, y contar con un centro de estadísticas, que tampoco tenemos”, avanzó.

Por otro lado, sostuvo que las prescripciones médicas de papel que hoy se amontonan en bolsas de plástico se van a realizar por la vía informática para implementar, del mismo modo que se hizo en el Hospital Güemes, una trazabilidad automática hasta la dispensación completa de los medicamentos. “Hoy eso no se hace, hoy a duras penas podemos hacer un seguimiento de compras real”, concluyó el gerente de Sistemas del Centro Gallego de Buenos Aires, Mauro Soler.

El Centro Gallego de Buenos Aires, un hospital en papel en vías de modernizarse