Rechazadas todas las enmiendas, la norma ya no tendrá que volver al Congreso

El Senado aprueba la nueva Ley de Memoria Democrática, que amplía los casos para la adquisición de la nacionalidad

El Pleno del Senado aprobó definitivamente este miércoles 5, por 128 votos a favor, 113 en contra y 18 abstenciones, la nueva Ley de Memoria Democrática, que amplía los casos para la adquisición de la nacionalidad, y enfila así su entrada en vigor.
El Senado aprueba la nueva Ley de Memoria Democrática, que amplía los casos para la adquisición de la nacionalidad
Debate Memoria Democratica
El pleno del Senado, durante el debate de la nueva Ley de Memoria Democrática.

Ninguna de las más de 500 enmiendas presentadas por los grupos ha sido respaldada ni tampoco los vetos de PP, Vox y Ciudadanos han salido adelante tras el largo pleno celebrado este miércoles, por lo que el texto se mantiene, y así se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE), tal cual salió del Congreso a principios de verano.

Una de las medidas reparadoras de las personas que sufrieron el exilio que se reconoce en esta nueva Ley es la modificación de la adquisición de la nacionalidad que se recoge en la disposición adicional octava y que asegura que podrán obtener la nacionalidad española los nacidos fuera de España de padres o madres, abuelas o abuelos, exiliados por razones políticas, ideológicas o de creencia, en la que se da cabida asimismo, en coherencia con los objetivos de esta ley, a los hijos e hijas nacidos en el exterior de mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros, antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1978, así como los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad de origen en virtud del derecho de opción de acuerdo a lo dispuesto en la presente Ley o en la Ley de Memoria Histórica.

El Senado aprueba la nueva Ley de Memoria Democrática, que amplía los casos para la adquisición de la nacionalidad