LOS REYES OFRECIERON UNA CENA DE GALA EN HONOR DE LA PRESIDENTA BACHELET

El Rey agradece a Chile el haber recibido siempre a los españoles “con mucho afecto y gran hospitalidad”

El rey Felipe VI afirmó que “siempre he sentido en Chile el cariño y la cercanía de sus autoridades y de todas las personas con las que me he encontrado. Mi familia, y los españoles que viajan a su país, nos hemos sentido ─todos se sienten─ recibidos con mucho afecto y gran hospitalidad” y, por eso, “quiero dar hoy las gracias por ello a todos los chilenos”.

El Rey agradece a Chile el haber recibido siempre a los españoles “con mucho afecto y gran hospitalidad”
Reyes-Michelle Bachelet1
El rey Felipe VI, durante su intervención ant Michelle Bachelet.

El rey Felipe VI afirmó que “siempre he sentido en Chile el cariño y la cercanía de sus autoridades y de todas las personas con las que me he encontrado. Mi familia, y los españoles que viajan a su país, nos hemos sentido ─todos se sienten─ recibidos con mucho afecto y gran hospitalidad” y, por eso, “quiero dar hoy las gracias por ello a todos los chilenos”. Don Felipe pronunció estas palabras en la cena de gala que los Monarcas ofrecieron en el Palacio Real de Madrid en honor de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La visita de Estado de la presidenta Bachelet a España comenzó este miércoles, día 29, con el recibimiento oficial de don Felipe y doña Letizia en el Palacio Real de El Pardo. A mediodía, la presidenta chilena se trasladó al Palacio de La Zarzuela, donde mantuvo un encuentro con el Rey, en el que también asistieron, por parte española, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y el embajador de España en la República de Chile, Carlos Robles; y, por parte chilena, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile en España, Heraldo Muñoz Valenzuela, y el embajador de la República de Chile en España, Francisco Javier Marambio. Tras este encuentro, Michelle Bachelet mantuvo un almuerzo con los Reyes, al que también asistieron los reyes don Juan Carlos y doña Sofía.

La jornada concluyó con la cena de gala que los Monarcas ofrecieron en el Palacio Real de Madrid en honor de la presidenta Bachelet. Allí, don Felipe dirigió unas palabras en las que también destacó que “Chile es un país ejemplar que representa, para muchas naciones del mundo, una auténtica historia de éxito y una verdadera fuente de inspiración. Ahora tenéis por delante la gran tarea de consolidar los logros alcanzados y ponerlos al alcance de todos los chilenos. En esta empresa sabéis que contáis con todo nuestro apoyo”.

Asimismo, el Rey puso de relieve que “Chile es un socio estratégico para España, y España es actualmente el primer inversor europeo en vuestro país. Esta confianza del inversor español existe porque Chile ofrece una positiva combinación de apertura económica y solidez institucional”, y añadió que, igualmente, “Chile y España somos miembros entusiastas de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, donde consolidamos día a día los vínculos históricos, culturales, sociales y políticos que nos unen, y que cada día son más vigorosos. En la próxima Cumbre de Veracruz tendremos la oportunidad de impulsar y fortalecer aún más ese gran espacio de concertación, cooperación y diálogo que compartimos con todos los países hermanos de Iberoamérica”.

Don Felipe quiso también subrayar que “efectivamente, en México se pondrá en marcha un sistema de Cumbres más flexible que nos permitirá adaptar mejor este espacio a las exigencias de una realidad cambiante. En este contexto, podemos decir que también España y Chile comparten objetivos comunes”.

Antes de la cena tuvo lugar un concierto ofrecido por la soprano Auxiliadora Toledano Redondo y el pianista Alexis Muñoz Ortega, cuyo programa fue ‘El Vito’ y ‘Del cabello más sutil’, de Fernando Obradors, ‘Ay, ay, ay’, de Osmán Pérez Freire, ‘Alfonsina y el Mar’, de Ariel Ramírez, y por último ‘Canto Negro’, de Xavier Montsalvatge.

Este jueves, la presidenta Bachelet ofrecerá una recepción en el Palacio Real de El Pardo en honor de los Reyes.

El Rey agradece a Chile el haber recibido siempre a los españoles “con mucho afecto y gran hospitalidad”