RECORDó QUE LA DISMINUCIóN DE PENSIONES EN ARGENTINA Y VENEZUELA PERMITEN MANTENER OTROS PROYECTOS

Miras Portugal aseguró ante el Consejo que su departamento está “optimizando recursos”

En su intervención en el cierre del Pleno del Consejo, el director general de Migraciones y secretario del Consejo, Aurelio Miras Portugal, dijo que, como secretario, dará fe de lo que ocurrió en el Consejo “pero no me siento orgulloso” y le instó a "madurar más". Además, el secretario aseguró que su departamento estaba "optimizando los recursos" y que la disminución de las pensiones en Argentina y Venezuela permitía mantener otros proyectos.

Miras Portugal aseguró ante el Consejo que su departamento está “optimizando recursos”
Foto de familia de los participantes en el II Pleno del VI Mandato del CGCEE.

En su intervención en el cierre del Pleno del Consejo, el director general de Migraciones y secretario del Consejo, Aurelio Miras Portugal, dijo que, como secretario, dará fe de lo que ocurrió en el Consejo “pero no me siento orgulloso”. “Seguramente –explicó­– el primer fallo fue mío como secretario porque no debí poner como primer punto aprobación del acta del día”, ya que esa palabra “causó un revuelo que hizo perder innecesariamente más de una hora”. En todo caso, matizó, “me gustaría que el Consejo madurase más. Nadie puede negar que cuanto hemos vivido, ya sólo en está última parte, no nos gustaría volver a repetirlo y por eso pido madurez”.

Según Miras Portugal, la madurez es tener en cuenta que “aquí había una mesa que no es diferente a los que estáis ahí” y aseguró que cuando leyó el informe de la Abogacía del Estado respecto a este punto del nuevo Reglamento no fue por “fastidiar ni chinchar a nadie”, sino porque tenía que hacerlo, “era mi obligación”. “Parece que la mesa es una cosa diferente. Yo puedo ser diferente pero quien no es diferente es el presidente”, aseguró el director general, que dijo que “nosotros no podemos ser los protectores, tenemos que ser llevados por el Consejo”.

Además, Miras recordó a todos los presentes que el Consejo es un órgano consultivo. “Si pedís lo imposible y no somos capaces de llevarlo con lógica, este barco acabará fracasando”, aseguró Aurelio Miras, quien dijo que en ningún momento desde la administración se trató de obviar los temas de las ALCE (Aulas de Lengua y Cultura Española) y que siempre había estado previsto que interviniese Ángeles Muñoz.

Miras, que recordó que el presupuesto se ha mantenido gracias a la “grandeza de la ministra, que tomó una determinación que no era fácil”, instó a los consejeros a ser razonables y pensar que “lo óptimo a veces está reñido con lo bueno”.

Antes de estas consideraciones, Miras Portugal hacía un pequeño resumen del trabajo en su Dirección General y aseguraba que “habían optimizado recursos”  y que los que había se estaban entregando a los que más lo necesitaban.

Miras recordó que no se ha disminuido el número de las pensiones. “Se dan las que hay que dar” porque en “Argentina y Venezuela se ha incrementado la cuantía de las pensiones y, por lo tanto, se ha liberado un dinero que pasa a otras funciones”. Aparte de eso, hay un “programa fundamental”, el programa que permite a los consejeros disponer de dinero para las situaciones de emergencia, “que no son aquellas que están reconocidas con anterioridad” sino aquellas destinadas a socorrer a españoles en el exterior.

El director general aseguró que con el dinero que se ha liberado en Argentina y Venezuela se está atendiendo a los mayores y dependientes que “están a lo largo y ancho de los centros de beneficencia española que están repartidos por todo el mundo”. Miras también recordó que “hay grupos de voluntarios que se reparten los días y regalan unos días a la sociedad para hablar en su lengua”.

Miras Portugal también quiso recordar que el programa de asociaciones y centros se ha incrementado este año, “pasando de 400.000 a 500.000 euros”, algo que parecía “increíble”. El responsable de Emigración del Gobierno aseguró que este incremento es algo “simbólico”, ya que estos centros se han mantenido, “algunos desde hace más de 170 años”, sin nuestras ayudas. “Es más –matizó–, nos han ayudado ellos a nosotros y siguen ayudándonos”, ya que, como se ha dicho en varias ocasiones a lo largo del Consejo, los centros españoles siguen “acogiendo y guiando” a los españoles que ahora llegan.

El director general también aseguró que no se ha bajado el presupuesto para comunicación ni para investigación, sino que los hemos subido porque “todos habéis mostrado la importancia de la comunicación y de la prensa”.

Miras también recordó la aportación de 2.200.000 euros para el programa de jóvenes que en años anteriores, “de la euforia económica española”, no pasaron de los 1.500.000 euros. “Es cierto que hay menos programas”, dijo Miras, quien aseguró que no podía presumir de tener más dinero que gobiernos anteriores pero cuando “hablaba de la optimización de recursos simplemente digo léanse los boletines oficiales del Estado, donde viene lo que a cada uno se asigna” y “ésta es la prueba de la verdad”.

Miras Portugal aseguró ante el Consejo que su departamento está “optimizando recursos”