ENTRE LOS FACTORES MEJOR VALORADOS SON EL ESTILO DE VIDA Y EL ENTORNO NATURAL

España se sitúa en el puesto 14º en cuanto a su prestigio internacional, según la encuesta del Real Instituto Elcano

| 8 de octubre de 2021, 13:35

La crisis sanitaria y económica motivada por la pandemia ha pasado factura a la mayoría de las economías que ven cómo desciende su prestigio internacional y la valoración que los ciudadanos hacen de su propio país, según la encuesta realizada por el Real Instituto Elcano, junto con el Reputation Institute (ahora RepTrak Company), y que analiza el prestigio internacional de los países que forman las primeras 55 economías del mundo. España baja un puesto respecto al pasado año y se sitúa en el 14º.

El trabajo de campo de esta encuesta, que se lleva haciendo de manera anual desde 2009, se realizó entre enero y marzo de este año, meses en los que el Covid-19 todavía tenía un alto impacto. En la muestra en la que se preguntaba por España se incluyeron 24 países: todos los del antiguo G-8 (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Rusia, Estados Unidos, Canadá y Japón), los mayores países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú), Portugal, Países Bajos, Bélgica, Marruecos, China, Australia, India, Corea del Sur y la propia España.

En el clima general de descenso, España se mantiene en el grupo de cabecera del prestigio medido en los países del G-8. Ocupaba el puesto 13º en 2020 y pasa al 14º porque Bélgica desciende un poco menos que España en el índice general, que mide la admiración y simpatía hacia un país. Ambas, Bélgica y España, tienen valoraciones prácticamente idénticas (7,37 y 7,31 en la escala 0-10, con una diferencia no significativa).

España sigue situada por encima de Italia (15º puesto), Portugal (16º), Alemania (17º), Francia (18º) y Reino Unido (19º). Estados Unidos ocupa un puesto bastante bajo en la reputación mundial medida en el G-8 (el 35º), aunque muy por encima de China (51º) o Rusia (52º). En la cabecera del ranking se encuentran, en este orden, Canadá, Australia, Noruega, Suiza, Suecia, Nueva Zelanda, Dinamarca y Finlandia, todos ellos países ricos, con democracias de calidad y actores pacíficos en las relaciones internacionales.

Cuando se examinan los atributos que componen los principales elementos influyentes en la imagen internacional de un país, España mejora su posición relativa, es decir, su posición en el ranking, en 15 de los 17 atributos y se mantiene igual en los otros dos. En concreto la posición de España mejora al menos dos puestos en estos atributos: amabilidad y simpatía, cultura, entorno económico, gente educada y fiable, estilo de vida, bienestar social, tecnología e innovación, seguridad, ética y transparencia, calidad de productos y servicios, y marcas y empresas reconocidas.

Particularmente importante, por lo que supone como predictor de comportamientos futuros, es la gran recuperación del atractivo turístico de España, que ha pasado a colocar al país en el 9º puesto en el ranking, muy por encima de la posición que tenía en 2020 (14º puesto).

España alcanza niveles muy altos de prestigio en los cinco atributos que tienen más influencia en la valoración global que los ciudadanos hacen de cada país: la amabilidad y simpatía, el entorno natural, el ocio, el estilo de vida y la seguridad. España ocupa el 6º lugar, entre los 55 países evaluados, en lo relativo a amabilidad y simpatía, y también está en el 6º lugar en lo relativo a ocio y entretenimiento. En lo que respecta al ‘estilo de vida’, ocupa el 10º lugar en el ranking, el 13º en cuanto a su entorno natural y el 16º en cuanto a su seguridad.

El prestigio de España en los países de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) se sitúa por encima de la puntuación que los habitantes de esos países se dan a sí mismos, pero algo por debajo de la valoración que recibe España entre los países del antiguo G-8. En el ranking de prestigio elaborado desde la perspectiva de Latinoamérica, otros países europeos, como Francia, Alemania, Italia o Reino Unido adelantan a España. En conjunto, España ocupa el puesto 8º, del total de 18 países que se valoran en la encuesta en América Latina, justo por encima de EE UU (9º). Argentina es, con diferencia, el país que mejor valora a España en Latinoamérica.

La imagen internacional de España, pese a ser globalmente muy positiva, tiene más fuerza en los elementos ‘blandos’ relacionados con la forma de vida, los mismos que atraen al turismo, como el entorno natural, el ocio, la seguridad o la simpatía de los habitantes. Estos mismos elementos son también los mejor valorados por los españoles. Sin embargo, la imagen internacional española sigue siendo más débil en los elementos más ‘duros’, especialmente los relacionados con tecnología o las empresas. En estos dos elementos España se encuentra valorada por debajo de la media del G-8.

La autovaloración de los españoles interrumpe el camino de recuperación que había recorrido en los últimos años y vuelve a caer por debajo de la valoración que España recibe entre los países del G-8. Los españoles son especialmente críticos con todo lo relacionado con su sistema político, donde puntúan a España muy por debajo de la puntuación que estos aspectos reciben en los países del G-8.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca