La Asociación espera que aumente el número de instituciones que recuerden la tragedia

La ARMH conmemora la liberación del campo de Mauthausen, donde murieron 5.000 españoles

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) espera que se multiplique el número de instituciones que conmemoren la deportación de miles de republicanos españoles a Mauthausen. Este jueves, 5 de mayo, se conmemora la liberación del campo de concentración de Mauthausen, donde las autoridades nazis deportaron a miles de víctimas españolas del franquismo, por petición del dictador Francisco Franco.

La ARMH conmemora la liberación del campo de Mauthausen, donde murieron 5.000 españoles
Liberación Mauthaussen
Imagen de la liberación del campo, perteneciente al Archivo Nacional de los Estados Unidos (NARA).

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) espera que se multiplique el número de instituciones que conmemoren la deportación de miles de republicanos españoles a Mauthausen. Este jueves, 5 de mayo, se conmemora la liberación del campo de concentración de Mauthausen, donde las autoridades nazis deportaron a miles de víctimas españolas del franquismo, por petición del dictador Francisco Franco. Las gestiones para que se produjera la deportación fueron realizadas por el ministro de Asuntos Exteriores y cuñado del dictador, Ramón Serrano Suñer.

La ARMH espera que aumente el número de instituciones, especialmente en el ámbito local, que conmemoren la tragedia de esos miles de hombres y mujeres que comenzaron siendo perseguidos por los golpistas del 18 de julio de 1936 y terminaron a cientos de kilómetros de sus hogares, formando parte de la mayor tragedia de la humanidad. Y que los representantes del Estado acudan cada año a conmemorar uno de los hechos más atroces y oscuros de nuestra historia.

Benito Bermejo, el historiador que lleva casi 20 años documentando la deportación de republicanos españoles a los campos nazis, calcula en cerca de 7.300 los deportados a Mauthausen, de los que cerca de 5.000 murieron en él. Entre ellos, adolescentes como Félix Quesada, natural de Serón (Almería), deportado en 1940 con apenas 14 años, lo que significa que tenía diez al inicio de la guerra civil. Además, un centenar de mujeres españolas fueron deportadas a Ravensbruck, aunque algunas terminaron la Segunda Guerra Mundial trasladadas a Mauthausen.

En total fueron cerca de 10.000 los republicanos españoles deportados a diferentes campos nazis de concentración. Desde hace años, sus descendientes conmemoran la fecha de la liberación, siendo el monumento de los deportados españoles el único que no es propiedad del Estado de origen de los deportados. Según la ARMH, “se trata, sin duda, de una forma de negacionismo con la que debería terminar el Estado español, y reconocer los estrechos lazos entre la dictadura franquista y el nazismo, lazos que quedaron relatados explícitamente en la versión original de la película ‘Raza’ (1941), cuya idea original se atribuye a Francisco Franco. La película fue autocensurada por la dictadura franquista al final de la Segunda Guerra Mundial, se le cortaron seis minutos y lo que era explícitamente filonazi se convirtió en anticomunista. Ninguna televisión española ha emitido hasta hoy la única copia realmente original que se encontró en Alemania".

La ARMH conmemora la liberación del campo de Mauthausen, donde murieron 5.000 españoles